Porsche 911 Carrera Coupé, así da gusto quedarse con el básico

Alberto Fuentes · 24 agosto, 2019
El nuevo Porsche 911 Carrera Coupé es todo un prodigio de equilibrio y buen hacer; tanto es así, que no echarás en falta ni un caballo más de potencia

Desde que saliera al mercado la octava generación del 911 no teníamos noticias de porqué no llegaba el Porsche 911 Carrera Coupé, el modelo básico y más vendido del mito alemán, pero por fin tenemos toda la información de esta joya automovilística que, por cierto, de básico tiene muy poco.

Hasta ahora solo teníamos noticias de los Carrera S y 4S, modelos que ya han impresionado al mundo con sus 450 CV de puro equilibrio alemán, con tracción trasera y total, respectivamente.

Entre los rivales más directos de esta versión de acceso se encuentran el Jaguar F-Type, el Maserati Granturismo o el Mercedes AMG GT, pero este último es claramente más potente que el Carrera, aunque en prestaciones pueda llegar a plantarle cara.

Porsche 911 Carrera.
Porsche 911 Carrera Coupé.

Diseño del Porsche 911 Carrera Coupé

Como puedes imaginar, los cambios en el nuevo Porsche 911 Carrera Coupé no te dejarán sin palabras, pero aun así sigue consiguiendo sacarte algo que te hace desearlo. Pocos modelos han mantenido una silueta tan fiel a la original durante tantos años; si amas el Porsche 911, lo harás en todas sus generaciones.

Los cambios del frontal se centran sobre todo en el paragolpes, con un diseño más limpio y horizontal, y las luces con cuatro pequeños focos interiores que funcionan con tecnología Matrix LED. Para sacar las demás diferencias vas a tener que sacar escuadra y cartabón, aunque la marca asegura que no hay dos piezas iguales de la carrocería de este modelo y la de la anterior.

La vista lateral es todo un regalo para los amantes del deportivo alemán por excelencia, con una caída del techo que ya es más reconocible que el propio logotipo de la marca. Por otra parte, la trasera es la que más cambios ha recibido, con unos pilotos más finos y en posición totalmente horizontal. Además, incluye una rejilla sobre el motor de estilo retro que hace un guiño a los 911 pasados.

Interior

Si por algo ha enamorado siempre el Porsche 911 Carrera Coupé es porque es capaz de ofrecer todo lo que ofrece un superdeportivo pero con la comodidad de un gran turismo. La disposición del interior hace que te anime a recorrer largas distancias sin problemas, cosa que con la mayoría de vehículos de su especie se torna incómodo.

Lo más llamativo de su moderno interior es la excepcional apuesta por mantener el cuentarrevoluciones analógico en el centro, algo que no puede faltar en un buen 911, aunque ya esté totalmente rodeado por modernas pantallas.

También destaca la postura de conducción, ya que vas muy pegado al suelo y con las piernas muy estiradas, concretamente 5 milímetros más bajo que en la generación anterior. Aun así, la tarea de entrar y salir del habitáculo no es tan engorrosa como en otros deportivos como el Audi R8.

Interior del Porsche 911 Carrera.
Porsche 911 Carrera, interior.

Una vez dentro, el espacio interior es muy bueno, y pueden acomodarse sin problemas personas altas sin que toquen el techo con la cabeza. Donde no anda tan sobrado este Porsche 911 Carrera Coupé es en el maletero, ya que cuenta con un diminuto hueco bajo el capó delantero de solo 132 litros, justo para dos maletas de cabina.

Motor del Porsche 911 Carrera Coupé

Esta versión de acceso a la gama 911 cuenta con un bloque boxer biturbo 3.0 de seis cilindros, colocado en posición longitudinal. Todo ello es capaz de entregar 385 CV a las ruedas posteriores y entregar un par máximo de 450 Nm.

Las prestaciones son más que suficientes para la mayoría de conductores, ya que acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y es capaz de alcanzar los 293 km/h. Además, puede presumir de un consumo más que ajustado para un vehículo de estas características, y con solo 9,9 litros / 100 km hay pocos deportivos que le superen.

Aunque la potencia no te parezca abrumadora para un coche así, lo mejor del 911 es cómo es capaz de brindarle esa potencia al conductor; hay pocos coches que sean más fáciles de conducir a un ritmo tan alto, y la sensación de control que se tiene en todo momento hace que sea un vehículo único en su especie.

Precio

El precio de toda esta maravilla es de 120 458 euros, una cifra para nada disparatada cuando te estás llevando a casa un deportivo de tanta calidad y con un diseño totalmente atemporal. Esta versión de acceso es tan buena que, salvo que entres en circuito con él, te sobrará potencia por todos los lados.