Nuevo MINI Clubman 2020, pequeños cambios para el MINI familiar

Juan · 28 abril, 2019
El MINI Clubman 2020 es una ligera actualización del modelo familiar del fabricante británico; ofrece un diseño más atractivo, más tecnología y una amplia gama mecánica desde el primer escalón

MINI ha desvelado su última novedad. Se trata del MINI Clubman 2020, la actualización del modelo familiar de la gama. Su presentación se debe al Salón del Automóvil de Nueva York, motivados por el éxito que tiene el modelo en el mercado norteamericano.

Bajo el brazo trae un diseño más fresco, más tecnología y un equipamiento ampliado y actualizado. Con todo, el MINI Clubman 2020 es un coche mucho más personalizable y atractivo que su predecesor, aunque sigue pecando de un tamaño algo excesivo para algo llamado ‘mini’.

Los cambios no son suficientes como para hablarse de restyling, pero es que un MINI no puede cambiar mucho o perderá su esencia.

Diseño del MINI Clubman 2020

Con 4,25 metros de largo y 1,80 de ancho, compite directamente con los compactos del segmento C, como el Mercedes Clase A o su hermanastro, el BMW Serie 1, el cual recibirá pronto una nueva generación. Sin embargo, a diferencia de estos, su forma lo convierte más en un familiar que un compacto.

Mini Cooper Clubman 2020: frontal.
Frontal del Mini Cooper Clubman 2020.

Los cambios introducidos en el MINI Clubman 2020 no son cuantiosos, pero surten efecto. El paragolpes frontal es nuevo, al igual que la parrilla, que puede ser de panal de abeja –Cooper S– o de lamas en los One y Cooper. Los antinieblas también se renuevan, con una firma lumínica LED en forma de anillo.

También se actualizan los focos LED, los cuales ahora pueden ser matriciales: adaptan el haz de luz para ofrecer la mejor visión sin deslumbrar al resto de conductores. Del mismo modo, y como en el MINI normal, los pilotos traseros podrán –opcionalmente– mostrar un diseño inspirado en la Union Jack.

Por su parte, la paleta de colores crece con tres nuevas opciones, así como los diseños para las llantas, con tamaños que van desde las 16 a las 19 pulgadas.

Habitáculo del MINI Clubman 2020

El habitáculo tampoco ha recibido cambios de gran envergadura, aunque hay que mencionar que el modelo previo –desde 2015– todavía era vigente para los estándares actuales. Aquí encontramos un nuevo volante y un nuevo indicador de combustible, de lectura más clara.

Se estrenan nuevas tapicerías en cuero, aunque el cliente puede customizar el espacio interior con el programa individual MINI Yours Customised. En cuanto a tecnología, de serie equipa un sistema multimedia con pantalla de 6,5 pulgadas, aunque opcionalmente se puede montar una de 8,8 pulgadas, además de ofrecer más funciones disponibles.

Mini Clubman 2020: interior.
Interior Mini Clubman 2020.

La pantalla ahora es táctil, aunque podrá seguir manipulándose a través del MINI Touch.

Además, equipa cargador inalámbrico, conectividad con smartphones vía Apple CarPlay y conexión 4G, con la que contaremos con información real del tráfico, asistente personal, navegación y llamada a emergencias inteligente.

6 motores desde el inicio

Desde el primer momento, el MINI Clubman 2020 se ofrecerá con una completa gama mecánica, con 6+2 motorizaciones. Las más potente, tanto en gasolina como en diésel, son las únicas opciones para incorporar la tracción total ALL4, la misma que utiliza el MINI Countryman.

  • MINI One y One D: 102 y 116 CV respectivamente.
  • MINI Cooper y Cooper D: 136 y 150 CV respectivamente.
  • MINI Cooper S y Cooper SD: 192 y 190 CV respectivamente.
Mini Cooper S Clubman 2020: zaga.
Zaga del Mini Cooper S Clubman 2020.

Otra de las novedades del MINI Clubman 2020 es la posibilidad de montar tres tipos de suspensiones. A la convencional se le suma la deportiva, que rebaja la altura del conjunto 10 milímetros y otorga al coche un comportamiento más ágil y dinámico.

También está disponible la suspensión adaptativa, la cual permite modificar la respuesta de los muelles según el modo de conducción seleccionado.

Comercialización

Las primeras unidades llegarán a los concesionarios a lo largo del año, a un precio todavía por concretar. La versión One, con el motor menos potente y el mínimo de equipamiento, se vende ahora por 25 450 euros. Tampoco se sabe nada de las versiones más prestacionales, las John Cooper Works, las cuales la firma ni siquiera menciona.