John Cooper Works, la gama deportiva de MINI

Sea cual sea la variante escogida, siempre tendremos entre nuestras manos ese toque de bólido con conducción tipo kart, en la que prevalecen las sensaciones

John Cooper Works es el nombre que lleva la gama deportiva de MINI: un homenaje a John Cooper que le da a los modelos MINI un toque extra de potencia y estética. Esta versión solo viene con motor turbo de gasolina tetracilíndrico que desarrolla nada menos que 231 CV.

La gama John Cooper Works actualmente está compuesta por cuatro modelos: hatchback de tres puertas (MINI original), Cabrio, Clubman y Countryman; ofrecen altas prestaciones, pues son las más potentes, con diseño más agresivo y, por supuesto, las más costosas.

MINI original y descapotable

Estos coches son una encarnación más picante de lo más icónico de MINI. Su apariencia actual es llevada a un diseño inspirado en las carreras; añaden elementos diferentes como nuevas ruedas y cambios ligeros, pero apreciables, en las carrocerías, como el diseño en sí de los paragolpes y protectores de plásticos en los faldones laterales y pasos de rueda.

MINI cabrio: trasera
La trasera del MINI cabrio, aunque más amplia y agresiva, siempre evocará a la del primer MINI de 1959.

En el interior muestra una tapicería de dos colores al igual que detalles en el tablero y agarradero de las puertas. Sus pedales de acero inoxidable satisfacen las miradas más sagaces, con un toque más de deportividad.

Ofrece un volante de cuero con una botonera perfectamente distribuida, y tanto su tablero como el panel de instrumentos provienen de los modelos estándar MINI. Cuentan con un motor 2.0 TwinPower Turbo de 231 CV y de origen BMW,y van asociados a cajas de cambio manuales o automáticas, ambas de 6 marchas.

Mini Clubman John Cooper Works

El Clubman fue renovado para formar parte de la familia John Cooper Works; dispone de nuevos paragolpes, ruedas de 19 pulgadas y el interior al mismo nivel de calidad y atractivo que sus hermanos MINI Hatchback de tres puertas y del descapotable.

MINI Clubman 2017: lateral
La vista lateral del MINI Clubman 2017 deja entrever que la longitud total es de 4,25 metros, y eso son 27 centímetros más que el modelo de cinco puertas, de ahí su considerablemente mayor habitabilidad.

Con respecto a sus propulsores, cuenta también con el motor 2.0 Turbo de 231 CV y transmisiones automática y manual; cuenta con el sistema de tracción Total All4. Además, el Clubman JCW está disponible con un cambio automático Steptronic Sport de ocho marchas.

MINI Countryman JCW

Es el crossover del grupo, y por tanto el más espacioso. El MINI John Cooper Works Countryman cuenta con un motor cuatro cilindros, 2,0 litros TwinPower Turbo y 231 CV al igual que sus hermanos de la gama.

Solo se puede encargar con tracción integral ALL4, y opcionalmente puede montar un cambio automático de seis relaciones. Con respecto a su diseño interior, mantiene el mismo patrón de calidad de la gama John Cooper Works.

Es cierto que toda la gama tiene la misma motorización, y mecánicamente se diferencian en la tracción 4×4 y cajas con diferente cantidad de marchas; el rendimiento será similar, pero no igual por el simple hecho de que las carrocerías tienen dimensiones y pesos diferentes. Tampoco será una diferencia abismal.

Precios de los JCW

El coste de los John Cooper Works varía dependiendo del modelo, desde los 34 650 hasta los 40 500 euros. Es cierto que el coste de los coches varía dependiendo del acabado, y esta vez estamos hablando del tope de gama de diferentes modelos.

El MINI original se puede cotizar aproximadamente desde de 34 650 euros, mientras que la versión descapotable sale por unos 38 800. El Clubman puede empezar a calcularse en los 39 100 euros y el Countryman, que es el más costoso de todos, arranca desde los 40 450 euros.

Está claro que no son precios asequibles, si bien el extra de deportividad, agresividad y exclusividad de las versiones JCW, las convierten en una compra distintiva.

Pero no solo eso, ya que sea cual sea la variante escogida, siempre tendremos entre nuestras manos ese toque de bólido con conducción tipo kart, en la que prevalecen las sensaciones.

Te puede gustar