Mercedes GLC 2019, una puesta al día necesaria

Alberto Fuentes · 12 julio, 2019
El nuevo Mercedes GLC 2019 es un profundo restyling del actual, con grandes mejoras y una estética mucho más atractiva

El nuevo Mercedes GLC 2019 llegará a mediados de año para reemplazar al actual GLC, modelo que lleva en el mercado desde 2016. La actualización que ha propuesto la marca afecta a su estética, a los motores y a los sistemas de seguridad, por lo que no estamos ante un simple maquillaje para actualizar su imagen.

Sus principales rivales ya han dado un paso al frente y lucen un aire más fresco que el actual GLC, prueba de ello son el BMW X3, el Lexus NX o el Audi Q5, modelos que pertenecen a un segmento que se ha convertido en el favorito de los padres de familia. Y no nos extraña, porque son capaces de ofrecer un habitáculo enorme en moco más cuatro metros y medio.

Estética renovada del Mercedes GLC 2019

Bajo nuestro punto de vista, al GLC que hay actualmente en el mercado le faltaba un poco de picante en sus líneas. Ese carácter que la marca alemana imprime en sus modelos no lo encontrábamos y se quedaba un paso por detrás de la imponente estética del nuevo X3, por ejemplo. Aunque, eso sí, sobre gustos no hay nada escrito…

Mercedes GLC 2019.
Mercedes GLC 2019, parte trasera.

Los cambios realizados en el nuevo Mercedes GLC 2019 son lo suficientemente contundentes como para hacernos cambiar totalmente de opinión y colocarlo donde un Mercedes de esta categoría debe estar.

El frontal tiene ahora una parrilla mucho más sofisticada y moderna que antes y, por fin, se dejan atrás esas dos franjas cromadas que tantos años llevan explotando. Los focos parecen los mismos, pero no lo son, porque ahora tienen formas menos angulosas y dejan en un segundo plano cualquier búsqueda de deportividad.

La silueta sigue siendo la misma, pero ahora se ve un coche más asentado y robusto. La trasera sigue la nueva tendencia de Mercedes, con unos pilotos inclinados a los que le falta un punto de carácter.

Cambios en el interior del Mercedes GLC 2019

El actual Mercedes GLC podía gustarte más o menos estéticamente, pero su interior es totalmente impresionante. Poco había que actualizar de un salpicadero que sigue atrayendo todas las miradas y con un nivel de tecnología de primera.

Ahora, el nuevo Mercedes GLC 2019 lleva de serie una enorme pantalla de 12,3 pulgadas que hace las funciones de cuadro de instrumentos, mientras que en el centro del salpicadero cuenta con otra que puede ser de entre 7 y 10,25 pulgadas. 

Mercedes GLC 2019.
Mercedes GLC 2019, diseño interior.

A diferencia de lo que ocurre con el Mercedes Clase A, estas dos pantallas no están colocadas de forma consecutiva para conseguir esa sensación de ‘todo pantalla’, sino que cada una ocupa su lugar y quedan claramente separadas.

El espacio interior no varía, por lo que sigue siendo válida la información que damos en el artículo del actual Mercedes GLC 2016. El maletero tampoco varía y sigue en la media de sus competidores con unos respetables 550 litros de capacidad.

En cuanto al equipamiento, se ha añadido una función que si pulsas un botón en el volante y dices ‘Hey Mercedes’, puedes controlar la pantalla principal mediante la voz. También reconoce movimientos con las manos para cambiar entre los diferentes menús.

Además, Mercedes incluye lo que ellos denominan realidad aumentada. Gracias a una cámara que lleva en el exterior con la que va tomando imágenes, podemos ver las indicaciones del GPS en una foto real de la calzada, lo que ayuda a identificar las salidas con más detalle.

Motores

Como no podía ser de otra manera, el nuevo Mercedes GLC 2019 se apunta a la microhibridación en sus motores de gasolina. Incluye un motor eléctrico que hace las veces de alternador para arrancar el motor de combustión y da apoyo al motor de gasolina en aceleraciones fuertes; nunca moverá al vehículo por sí solo.

Este motor eléctrico tiene 16 CV y se alimenta de una red eléctrica de 48 voltios. Todos los motores de gasolina son turboalimentados y, gracias a que cuenta con el motor eléctrico, podrán disfrutar de la etiqueta ECO en su parabrisas, una solución demasiado explotada por las marcas.

Mercedes GLC 2019.
Mercedes GLC 2019 en conducción off-road.

Ambos motores tienen un 2.0 gasolina de cuatro cilindros, con 197 caballos, denominado 200,  y otro con 258 caballos, el modelo 300. Cualquiera de los dos hacen del GLC un coche rápido y 100 % recomendable.

En cuanto a los motores diésel, las potencias disponibles serán de 163, 194 y 245 caballos, muy similar a lo que ofrece el GLC actual. Todos ellos van asociados a un moderno sistema de tracción a las cuatro ruedas con cinco modos de conducción, capaz de adaptar al vehículo a los diferentes escenarios.

En cuanto a los asistentes de conducción, Mercedes ha añadido sistemas de lo más interesantes, como el sistema que es capaz de reconocer las retenciones y detener el vehículo en caso de que el conductor no actúe. Para ello, se basa en la información de LiveTraffic, aplicación que lleva instalada el navegador.

Otros sistemas que nos han encantado son los que avisan al pasajero si viene algún vehículo al abrir la puerta del coche, o la función de detención de emergencia en caso de colisión inminente, que coloca al coche arrimado al margen de la vía para dejar paso a los servicios de emergencia.

Son soluciones inteligentes que mejoran claramente la seguridad al volante, y en esto el nuevo Mercedes GLC 2019 no va a tener rival. Eso sí, los precios de estas novedosas opciones todavía no han salido a la luz; esperamos que sean tan accesibles como prácticas.