McLaren 720S Spider, a cielo abierto todo es mejor

Juan · 16 diciembre, 2018
Una de las novedades más importantes del nuevo Mc Laren 720S Spider es su techo de cristal electrocrómico. Además, han mejorado su potencia, su peso y todos sus detalles.

2018 ha sido un año bastante completo para el fabricante de deportivos británicos McLaren Automotive. Pero la verdadera revolución llegará con su nuevo McLaren 720S Spider. Los de Woking, fieles a su estrategia de presentar mínimo una novedad anual, comenzaron fuerte el año. Esto fue debido al lanzamiento de su deportivo más radical, el McLaren Senna y su versión enfocada a circuito GTR.

A continuación, las novedades se limitaron a ediciones especiales realizadas por la división MSO, hasta que sorprendieron con el McLaren 600LT, la variante más deportiva de su coche más asequible. Seguido a este, anunciaron el Speedtail, el sustituto natural del mítico F1 de los noventa. Ahora, como fin de fiesta, nos presentan el nuevo McLaren 720S Spider, la versión sin techo de su deportivo estrella.

Misma esencia pero a cielo abierto

Su esbelto diseño, fruto de un concienzudo trabajo aerodinámico, no ha variado ni un ápice, excepto por los cambios realizados para adaptar el nuevo techo retráctil. Está realizado en una sola pieza de fibra de carbono, cuyo diseño se ha trabajado para asemejarlo lo más posible al diseño de la variante Coupé.

Como es habitual con cada lanzamiento, la firma estrena un nuevo diseño para las llantas. En este caso con cinco radios dobles en patrón de estrella. También aumenta la paleta de colores, con dos nuevas opciones disponibles para un total de 23.

Mclaren 720s Spider vista del capó

La pequeña ventanilla trasera se puede abrir para dejar entrar el aire y escuchar el hermoso rugido de su motor.

El proceso de apertura y cierre tarda 11 segundos, y puede realizarse en movimiento hasta una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora. Puede encargarse un techo de cristal electrocrómico, una opción que aumenta notablemente la luminosidad interior y la sensación de espacio de su habitáculo. De esta manera, puede variar su tintado según la luz que incida sobre él.

Especificaciones

A nivel mecánico no se presentan modificaciones. Pero no es así en sus prestaciones, mermadas por el sobrepeso del techo retráctil. En posición central-trasera encontramos un motor V8 Twin-Turbo de 4 litros de cilindrada que ofrece 720 CV de potencia y 770 Nm de par. El peso del conjunto, 1332 kg, es solo 49 kg más pesado que el Coupé.

Al contrario que en otros descapotables, la resistencia del chasis Monocage-II de McLaren 720S Spider es tal, que no ha sido necesario el uso de refuerzos estructurales que aumenten todavía más el peso total del coche. Otras características de este chasis es su acabado en fibra de carbono y el hecho de ser monocasco.

Si nos centramos en las prestaciones del McLaren 720S Spider, los 49 kg extra de su techo empeoran levemente las cifras. Aunque sigue marcando mejores registros que sus rivales directos: Lamborghini Huracan Spyder y Ferrari 488 Spider.

Mclaren 720s Spider visto desde atras

Sus características más destacadas son:

  • 0-100 km/h en 2.9 segundos y 0-200 km/h en 7,9 segundos.
  • Velocidad máxima con techo abierto de 325 km/h.
  • Máxima velocidad con techo cerrado de 341 km/h.

También se mantiene sin cambios su sistema de selección de modos de conducción. Cuenta con tres modos –Comfort, Sport y Track– personalizables individualmente. Su capacidad para combinar un modo lo convierten en uno de los sistemas más destacados del mercado.

Con el selector de modos de conducción podemos ir con la suspensión más confortable y el motor en su configuración más agresiva.

Llegada al mercado el McLaren 720S Spider

La llegada al mercado del nuevo McLaren 720S Spider se espera para el mes de marzo de 2019. No obstante, para nuestro mercado más concretamente puede que se retrase un poco más. Con respecto al precio la marca marca 322 500 euros sin descuentos y equipamiento opcional añadido.

Si tenemos en cuenta que el 720S Coupé parte de los 284 700 euros, supone un incremento de 37 800 euros, una cifra escandalosa que, en el mercado en el que se mueven, no supone impedimento alguno para el comprador.