Maserati Quattroporte, la berlina de representación italiana

· 17 abril, 2018
Sin renunciar a su clásico diseño, este lujoso sedán es la apuesta de la marca del tridente para competir con los BMW Serie 7 o Mercedes Clase S; ofrece la opción de incorporar tracción total con reparto inteligente del par

La actual gama de Maserati está compuesta por modelos recientes y otros veteranos. Entre ambos se sitúa el más interesante de todos, el Maserati Quattroporte, la berlina de representación italiana por antonomasia. Se trata de un sedán de lujo que va ya por su sexta generación desde que comenzara su andadura allá por 1963.

Tras el éxito de la anterior generación, el nuevo Quattroporte mejora en todo y mantiene su peculiar rivalidad con el BMW Serie 7 o el Mercedes Clase S, entre otros. Aumenta en tamaño –5 262 mm de largo, 1 948 mm de ancho, 1 481 mm de alto y una batalla de 3 171 mm– al mismo tiempo que reduce su peso, inferior a los 2 000 kilos.

En el mercado desde 2013, sufrió un ligero lavado de cara en 2016 en el que se modificaron tanto el frontal como la zaga. A su vez, los italianos aprovecharon para actualizar el sistema de infoentretenimiento con las últimas tecnologías de conectividad.

Diseño exterior

En lo estético, el Maserati Quattroporte VI revisa lo visto en la anterior generación, con un diseño mucho más personal y agresivo, especialmente en el frontal. El bajo y afilado frontal queda aderezado por unos diminutos faros Full LED; desecha los antinieblas a favor de mayores entradas de refrigeración para el motor.

Visto de perfil no hay duda de que estamos ante un Maserati de la era moderna, con la ya característica forma de la zona acristalada y una línea de cintura que se acentúa en el eje posterior para enfatizar que estamos ante un vehículo de tracción trasera.

Maserati Quattroporte: trasera
Trasera del Maserati Quattroporte.

En lo personal, es una de las berlinas mejor diseñadas del segmento F, sino la que más.

La zaga es posiblemente el punto más clásico del coche. Los pilotos LED horizontales acompañan un portón con un pequeño spoiler integrado, que redondea el conjunto con un estilizado difusor con dos o cuatro salidas de escapes según la motorización.

Habitáculo

El interior es un espacio amplio, lujoso y muy bien terminado. En 2013 supuso un punto de inflexión para la marca, pero con el paso de los años es un diseño que se ha estandarizado y que comparte con otros modelos de la marca. Destaca la poca cantidad de botones del salpicadero, y es que la pantalla central recoge multitud de funciones.

Ofrece espacio de sobra para cuatro ocupantes, cinco si los tres de atrás van más apretados, y una capacidad de carga lo suficientemente amplia para las maletas de toda la familia: 530 litros de maletero. Con la renovación de 2016, se han actualizado los materiales, con madera, cuero y fibra de carbono entre otras opciones.

El sistema de infoentretenimiento ofrece conectividad vía Android Auto y Apple CarPlay.

Maserati Quattroporte: interior
Interior del Maserati Quattroporte.

Versiones

En total, hay cuatro versiones que componen la gama: Quattroporte S, S Q4, GTS y el diésel. Para este año se ha descatalogado la producción del Quattroporte básico, y ahora es el diésel el modelo de acceso a la gama. Paralelamente, estos cuatro se pueden combinar con los dos paquetes de estilo, GranLusso y GranSport.

Bajo el capó nos podemos encontrar con tres motores completamente diferentes. Por un lado, está el V6 diésel, un 3,0 litros con 275 CV de potencia. Otro motor V6 de 3,0 litros –esta vez de gasolina– da vida al Quattroporte S, con 430 CV de potencia. Ambos motores son los mismos que utilizan los Maserati Ghibli y Levante.

Como tope de gama tenemos al más prestacional Quattroporte GTS. En este caso, porta un enorme motor V8 biturbo de 3,8 litros y 530 CV, el mismo propulsor que encontramos en el Maserati Levante Trofeo, aunque en este último hay un aumento de potencia de 60 CV con respecto a la berlina.

Todos ellos van combinados con una transmisión automática ZF de 8 relaciones, mientras que la tracción es trasera. Diferente conjunto en el S Q4, el cual añade tracción total con reparto inteligente del par, un sistema que envía más fuerza al eje trasero, pero que es capaz de ofrecer un reparto 50-50 entre ambos ejes.

Precios

Si atendemos al catálogo oficial de la marca, el Maserati Quattroporte se presenta con un precio de partida de 111 800 euros de la versión de gasóleo. Por encima de este se coloca el Quattroporte S y S Q4, disponibles desde 133 100 y 138 100 euros, respectivamente.

En caso de añadir el estilo GranLusso o GranSport, habría que aplicar un suplemento de 12 000 euros.

Por último, el Maserati Quattroporte GTS presenta el precio más alto, cercano a la barrera de los 200 000 euros, concretamente desde 191 700. Queda claro que con una tarifa tan alta, el dinero no es problema, así que se puede superar esa barrera de los 200 000 euros fácilmente una vez se añade equipamiento opcional.

Datos Maserati Quattroporte

  • 4 puertas
  • 5 plazas
  • Maletero: 530 litros
  • Tracción trasera o total Q4
  • Motores V6 y V8 con potencias de 275, 430 y 530 CV
  • Consumo y emisiones: desde 6,2 l/100 km y 163 g/km de CO2
  • Cambio automático ZF de ocho relaciones
  • Precio: desde 111 800 euros