Maserati Ghibli, la berlina del tridente para todos los públicos

Disponible con motorización diésel, esta es la variante de acceso que permite competir a la marca con coches premium más modestos

Bajo la batuta del Grupo FCA (Fiat Chrysler Automobiles), el fabricante italiano Maserati se encuentra en una fase de expansión con la que pretende colocarse como un rival directo de firmas como BMW, Mercedes y Jaguar entre otros. Para conseguir este objetivo se han sumado nuevos modelos a su repertorio, y el Maserati Ghibli es uno de ellos.

Retoma la nomenclatura de un famoso deportivo cupé de los años 60 y 70, y posteriormente de los 90. Ahora llega en formato berlina, como rival de pesos pesados como el BMW Serie 5 y Audi A6, lo que lo coloca en el segmento E premium.

Como marca especializada en deportivos de lujo, Maserati ha conferido al Ghibli un alto grado de dinamismo

Diseño

Manteniendo el estilo general del segmento E, el Maserati Ghibli presume de una esbelta silueta de cuatro puertas y 4,97 metros. Sin embargo, los trazos de su carrocería mitigan la sensación de longitud, por lo que uno piensa que es un coche más pequeño hasta que lo ve en persona.

Maserati Ghibli: lateral
Lateral del Maserati Ghibli.

Está disponible en tres estilos diferentes: normal, GranLusso y GranSport. Mientras que los dos primeros son iguales a nivel exterior, el GranLusso ofrece un extra de lujo en el habitáculo. Por su parte, el GranSport se desmarca de estos con un diseño específico que incluye nuevos paragolpes y un nuevo interior más deportivo.

El bajo frontal tiene el nuevo lenguaje corporativo de la marca, con la característica parrilla escoltada por unos afilados faros con tecnología Full LED. Según la marca, su diseño se inspira en el clásico Maserati A6 GCS Berlinetta de mediados del siglo XX y del que hablaremos próximamente.

El perfil destaca por la triple abertura en la aleta delantera y la fuerza que gana el eje trasero gracias a las líneas de la carrocería. Esto es un truco de diseño muy recurrido con el que se pretende enfatizar el hecho de que es un vehículo de tracción trasera.

No menos especial es la zaga, con unos pilotos –también LED– de formas caprichosas y un difusor de generosas dimensiones del que salen cuatro colas de escape. Además, el alto portón del maletero se insinúa con un tenue spoiler.

Maserati Ghibli: trasera
Trasera del Maserati Ghibli.

Con motivo del Salón de Ginebra de 2018, la marca ha presentado la edición limitada Nerissimo, en las que el negro toma protagonismo. Llantas, cromados, carrocería e incluso el habitáculo al completo –que combina el cuero con la fibra de carbono– es negro, con pequeños detalles en rojo, como las pinzas de frenos o las costuras del interior.

Habitáculo

El interior del Maserati Ghibli se presenta vestido de gala, con cuero en todas las superficies acompañado de molduras de aluminio, también disponibles en fibra de carbono. No deja de lado la tecnología de a bordo y conectividad, con una pantalla táctil de 8,4 pulgadas presidiendo el salpicadero y que reduce los botones al mínimo.

Este sistema –MTC+– hace de centro de mandos para funciones que van desde la calefacción de los asientos hasta crear una red WiFi dentro del coche. También se mantiene al día en cuanto a conectividad con el usuario; ofrece Android Auto y Apple CarPlay.

Maserati Ghibli: interior
Interior del Maserati Ghibli.

Lamentablemente, desde que el ‘youtuber’ americano Doud Demuro hizo un análisis de un Maserati Ghibli, ha quedado en evidencia que, al menos, los ajustes de los paneles del interior no son propios de un coche de este rango de precios.

Motorizaciones

La extensa gama de versiones disponibles del Maserati Ghibli se sustenta únicamente en un propulsor diésel y uno de gasolina; este último con dos niveles de potencia. Ambos comparten la configuración V6 y la cilindrada de tres litros; difieren en la turboalimentación, simple en el caso del gasóleo y doble en el gasolina.

Con todo esto, el propulsor diésel se posiciona como la opción más pequeña del repertorio, con una potencia de salida de 275 CV. Gracias al uso de un doble turbo, los gasolina ofrecen 350 CV y 430 CV en las versiones S. Además, la tracción total Q4 solo está disponible en combinación con este último.

En todo caso, se mantiene la transmisión automática de ocho velocidades ZF. Cabe destacar que tanto el sistema de tracción total como la transmisión recogen datos que utilizan para adaptar su funcionamiento al estilo de conducción de cada conductor. Por último, los GranSport incluyen unos frenos de mayor tamaño y rendimiento.

Precios

De forma general, la gama Ghibli queda compuesta por cuatro variantes: Ghibli, Ghibli S, Ghibli S Q4 y Ghibli Diésel, que a su vez se dividen en tres estilos (normal, GranLusso y GranSport). El primero de todos está disponible desde 88 800 euros, 100 200 de elegirse el GranLusso o GranSport.

Por encima de este queda el Ghibli S, desde 103 800 euros para el estándar y 113 900 para los estilos suplementarios. De tener preferencia por la tracción total Q4, los precios aumentan hasta los 107 300 y 117 400 euros.

Como opción más barata está Ghibli Diésel, desde 78 500 euros, 89 000 de tratarse de uno de los estilos extra.

En ciertos aspectos, el Maserati Ghibli se posiciona por delante de su competencia directa y en otros muchos queda rezagado. Sin embargo, no se puede dudar de la calidad del producto el biscione y que, por encima de todo, se trata de un Maserati.

Datos Maserati Ghibli

  • 4 puertas
  • 5 plazas
  • Maletero: 500 litros
  • Tracción trasera o total Q4
  • Motores V6 con potencias de 275, 350 y 430 CV
  • Consumo y emisiones: desde 6,8 l/100 km y 207 g/km de CO2
  • Cambio automático ZF de ocho relaciones
  • Precio: desde 78 500 euros
Te puede gustar