Maserati Levante, el primer todocamino del tridente italiano

Los SUV conforman un segmento con clara tendencia de crecimiento, así que la marca del tridente ofrece el suyo para competir con otros fabricantes premium que ya cuentan con uno en su gama; eso sí, este italiano persigue una deportividad y dinamismo marca de la casa

El Maserati Levante es un vehículo todocamino que ha marcado un antes y un después. ¿Un SUV con el tridente en la parrilla es posible? Hemos comprobado que sí, aunque muchos sigan sin dar su aprobación. El lanzamiento del Levante ha estado motivado con el objetivo de multiplicar las ventas que tiene actualmente la marca.

A día de hoy, casi cualquier fabricante de automóviles tiene al menos un vehículo de este corte en su repertorio de modelos. Es el pan de cada día. El consumidor cada vez reclama más este tipo de coches y todos quieren su parte del pastel. Puede llamar la atención que Maserati tenga un SUV, pero Bentley y Lamborguini ya lo tienen.

Los SUV de lujo y altas prestaciones están de moda: el Maserati se une al Bentley Bentayga, Lamborguini Urus y próximamente habrá incluso un Ferrari SUV.

Exterior e interior

En el plano estético, el Maserati Levante bebe de los últimos lanzamientos de la marca, como el Ghibli o la última generación del Quattroporte. El afilado frontal hace énfasis en la característica parrilla, la cual queda escoltada por faros que combinan tecnología xenón con LED; más que curiosa es la posición de los antinieblas.

Maserati Levante: frontal
Frontal del Maserati Levante.

A pesar del condicionamiento de una carrocería de este tipo, los diseñadores han conseguido dotar al perfil de un aire muy conseguido, que recuerda a las berlinas de la marca. Línea de cintura ascendente y un paso de rueda trasero más voluminoso le dan fuerza a un coche que pretende ser el SUV más deportivo y dinámico del segmento.

Más cuestionable es la zaga, con un gran spoiler sobre el cristal y unos pilotos de diseño no muy acertado (cuestión de gustos). Al menos mantiene ese carácter deportivo con cuatro salidas de escape de grandes dimensiones por las que se emite un sugerente sonido que invita a conducir con brío. 

Maserati Levante: trasera
Trasera del Maserati Levante.

Como buen todocamino, el Maserati Levante ofrece mucho espacio en su interior, holgado para cinco personas y todo su equipaje en un habitáculo muy bien terminado. En cuanto a la tecnología de a bordo, cuenta con la unidad MTC+ con pantalla táctil de 8,4 pulgadas y conectividad vía Apple CarPlay y Android Auto.

Destacar que hay dos líneas de diseño disponibles además del nivel estándar, los GranLusso y GranSport. El primero de ellos tiende más al lujo, con un mayor número de cromados. Por lo contrario, el segundo ofrece más componentes en negro brillante.

Maserati Levante: interior
Interior del Maserati Levante.

Motorizaciones

La gama del Maserati Levante queda motorizada por un bloque diésel y otro gasolina, este último disponible en dos niveles de potencia. Ambos son V6 y también comparten la cilindrada (tres litros), pero mientras que el motor de gasóleo ofrece 275 CV, los gasolina cuentan con 350 y 430 CV, respectivamente.

El motor de menor potencia corresponde con el Maserati Levante Diésel, el cual se lleva el grueso de las ventas y ofrece un producto suficiente para el cliente medio que tenga acceso a un coche como este. Está turboalimentado por un solo turbo, y firma una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y una punta de 230 km/h.

Por su parte, los motores de gasolina corresponden al Levante y Levante S en el caso del más potente. En ambas versiones el motor es biturbo, y homologa unas prestaciones de 6,0 y 5,2 segundos en el 0-100 km/h y una velocidad máxima de 251 y 264 km/h respectivamente.

El Levante Diésel homologa el consumo más bajo, y se conforma con 7,2 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 275 g/km. En la otra balanza, el Levante S ofrece, además de mayor potencia, un comportamiento más deportivo.

Invariable para las tres opciones disponibles son la transmisión y el sistema de tracción. Hablamos de un cambio automático de 8 relaciones firmado por ZF y de la tracción total Q4, con gestión electrónica de reparto de par específico a cada rueda.

Precio

Al menos por el momento, de las tres versiones existentes solo se conocen y comercializan dos de ellas, el diésel y el S. El primero de ellos se ofrece por un precio de partida de 84 500 euros. Por su parte, el Levante S cuesta desde 107 400 euros. Esto deja margen al Maserati Levante gasolina para posicionarse en la franja de los 90 000 euros.

En comparación con sus rivales más directos como pueden ser el Jaguar F-Pace y el Mercedes GLE, el italiano tiene un precio más elevado. Por lo contrario, si se compara con el Porsche Cayenne –el ‘coco’ del segmento– el Maserati Levante es más asequible. 

Datos Maserati Levante

  • 5 puertas
  • 5 plazas
  • Maletero: 580 litros
  • Tracción total Q4
  • Motores V6 con potencias de 275, 350 y 430 CV
  • Consumo y emisiones: desde 7,2 l/100 km y 275 g/km de CO2
  • Cambio automático ZF de ocho velocidades
  • Precio: desde 84 500 euros
Te puede gustar