Land Rover Defender 2020, la roca se moderniza

Alberto Fuentes · 3 enero, 2020
El nuevo Land Rover Defender 2020 sigue siendo todo un referente en comportamiento fuera del asfalto, pero ahora con una imagen mucho más moderna

La leyenda del todoterreno cambia radicalmente su aspecto para aterrizar en pleno siglo XXI. El nuevo Land Rover Defender 2020 puede parecer un SUV a primera vista, pero no te equivoques: muy pocos son capaces de seguirlo campo a través.

Está disponible con dos tamaños de carrocería, la de tres puertas, denominada 90, y la de cinco, que se conocerá como 110. Entre ellos, hay multitud de diferencias, entre las que se encuentra el número de plazas.

Entre sus rivales más duros están el incombustible Toyota Land Cruiser, el Mercedes Clase G o el Jeep Wrangler, modelos muy dispares en precio pero con un común denominador: unas cualidades sobresalientes fuera del asfalto. Y, por supuesto, con todo nuestro respeto por el valiente Suzuki Jimny.

Land Rover Defender 2020 en campo.
Land Rover Defender 2020 en faena.

Diseño exterior del Land Rover Defender 2020

Para continuar con la leyenda, un buen Defender debe tener formas cuadradas. Y sí, es muy cuadrado para tratarse de un coche actual, pero luce moderno y muy diferente a las anteriores generaciones.

Además, no se ha tenido en cuenta para nada la estética de otros modelos de la marca, con los que no comparte ni un solo detalle exterior. Lo cierto es que se ha desmarcado mucho más de sus orígenes de lo que ha hecho Mercedes con su Clase G, aunque mantenga las mismas o mejores cualidades camperas.

El frontal luce un capó muy horizontal, lo que recuerda al modelo precedente, con unos focos cuadrados y una parrilla muy sencilla y robusta. Lateralmente, destacan unos pilares y un techo totalmente rectos, con una pieza metálica en el pilar C del mismo color de la carrocería que aporta mucha originalidad.

La parte trasera mezcla formas muy sobrias con unos pilotos futuristas pero muy bien pensados, ya que van colocados en una posición en la que es casi imposible golpearlos. En la parte baja, un enorme protector se encarga de que el ángulo de salida quede bien cubierto.

Interior

La característica más peculiar del interior del nuevo Land Rover Defender 2020 es la configuración de los asientos, ya que el modelo 90 de tres puertas puede alojar a seis pasajeros, con tres en cada fila, gracias a un estrecho asiento que va entre las dos butacas delanteras.

Interior del Land Rover Defender 2020.
Land Rover Defender 2020, diseño interior.

El modelo 110, el de cinco puertas, se puede pedir con cinco, seis o siete plazas, este último con tres filas de asientos, por lo que puedes configurar el interior a tus necesidades.

En cuanto al salpicadero, la marca ha querido mantener detalles de modelos anteriores, como el robusto volante o las agarraderas en frente del asiento del copiloto. Pero que su aspecto general no te lleve a engaño, porque cuenta con sistemas tecnológicos de primer nivel, como las dos pantallas multifunción, una en la parte alta del salpicadero y otra que hace las funciones de cuadro de instrumentos.

Los botones del salpicadero con los que se manejan funciones como la climatización son de un tamaño más grande de lo habitual, ideales para poder ser utilizados con guantes de trabajo, y lo mismo ocurre con la botonera del volante. Todo está bien pensado aquí dentro…

Por otra parte, para evitar ensuciar tanto el coche, viene de serie con unas alfombrillas de goma muy fáciles de limpiar y una base para el maletero también de goma extraíble. El volumen de este último varía mucho en función de la configuración de los asientos, pero oscila entre los 160 litros que dispone con las siete plazas utilizables hasta los 857 litros.

Motor del Land Rover Defender 2020

Para tratarse de un vehículo de estas características, la oferta mecánica es muy amplia, aunque no se han andado con medias tintas y el modelo con menos potencia no baja de los 200 CV.

En diésel, la oferta parte del conocido 2,0 litros del grupo Jaguar-Land Rover, con 200 o 240 CV y dos turbocompresones de accionamiento secuencial, mientras que en gasolina la gama arranca con un 2.0 litros de cuatro cilindros y 300 CV de potencia y un 3.0 litros V6 de 400 CV, este último con un sistema de microhibridación ligera de 48 V.

Land Rover Defender 2020, trasera.
Trasera del Land Rover Defender 2020.

Las funciones del motor eléctrico de este último son: arrancar el vehículo, apoyar al motor de combustión y hacer las funciones de generador. En cuanto al chasis sobre el que se apoya el nuevo Land Rover Defender 2020, se puede decir que ha dado un paso de gigante, ya que es más rígido y ligero que antes gracias al aluminio.

La suspensión es independiente en todas las versiones, por lo que mejorará claramente la conducción sobre asfalto y será un poco más resolutiva en campo gracias a los 500 milímetros de recorrido.

Precio

El precio de partida es de 61 300 euros, una cifra muy alta si lo comparamos con el Land Cruiser o el Wrangler, pero nuestro protagonista trae un nivel tecnológico muy superior a estos dos y unas aptitudes en campo superiores, por lo que tiene justificada buena parte de la diferencia.