Ford Bronco by Maxlider Brothers, el único de cuatro puertas

Juan · 28 diciembre, 2018
Mientras esperamos la llegada de la nueva versión del Ford Bronco, ha aparecido esta modificación realizada por artesanos y basada en el modelo del año 1966. Una obra de ingeniería digna de ser descrita detalladamente.

Cada vez falta menos para conocer a una nueva generación del Ford Bronco, el popular SUV americano. Su llegada se producirá en el año 2019. Sin emabrgo, hasta entonces, hay que deleitarse con creaciones como el Ford Bronco restomod creado por Maxlider Brothers Customs. Sorprendentemente, no se parece a nada visto anteriormente.

Como decíamos, en el año 2019 conoceremos a un Bronco nuevo, así como un SUV más pequeño basado en este. Ambos serán cuatro puertas, algo habitual, pero que en el modelo clásico era una configuración inexistente. Sin embargo, el protagonista de estas líneas se desmarca por ser el primer Bronco de este tipo.

Completamente artesanal, el Ford Bronco de Maxlider Brothers no se parece a nada visto anteriormente.

Un Ford Bronco sin igual

En primer lugar, hay que alabar el trabajo realizado por estos artesanos. Han sabido mantener el look clásico del Ford Bronco y llevarlo a un nuevo nivel. Los cambios realizados son más bien los justos, pero el resultado ha sido acertado.

Se basa en un Ford Bronco de 1966, es decir, la primera generación. El chasis original fue cortado por la mitad y alargado en 52 centímetros para coloca puertas traseras, toda una primicia. Por tamaño y ejecución, bien podría pasar como un producto de fábrica. Esto dice mucho de las personas que han intervenido en su creación.

vista trasera ford bronco restomod

Se han actualizado los parachoques, con el frontal adaptado para un gancho de remolque. Por su parte, la parte trasera es donde se sitúa el anclaje de la rueda de repuesto, una solución bastante curiosa. Del mismo modo, el sistema de iluminación se pone al día con tecnología xenón y LED.

Sea como fuere, el grueso de los detalles pasan desapercibidos por el incremento de altura y el nuevo juego de ruedas y llantas. El enorme tamaño de estas tiene dos motivos: mejorar el agarre y dar espacio a un equipo de frenos firmado por Wildwood.

Su librea, celeste con franjas negras, se inspira en los Mustang de la época.

A mano hasta el último detalle

Si el exterior es un claro ejemplo de limpieza y respeto a las líneas originales pese a los cambios, el habitáculo es otra muestra del mimo con el que se ha trabajado. Además, la nueva carrocería más larga ha permitido acomodar dos plazas más, contando con tres filas y ocho asientos en total.

Al mismo tiempo, para mantener una cierta rigidez estructural, se ha instalado una jaula antivuelco completa. Esta jaula cuenta con una doble función. Así, la parte central de la misma ha sido acondicionada para recoger los altavoces del equipo de música.

interior ford bronco restomod

A juego con el exterior, el habitáculo mantiene ese aspecto retro. Sus asientos van forrados en cuero de guante de béisbol y lleva cinturones de dos puntos. El conjunto se completa con un suelo resistente al agua, volante de tres radios y una instrumentación actualizada.

Entre otras comodidades, el coche cuenta con cierre centralizado y un sistema de iluminación interior decorativo.

Herencia de Mustang

Bajo el capó de esta preciosidad artesanal se esconde un motor de sobras conocido. Se trata del bloque V8 ‘Coyote‘, que para quien no lo conozca, es el mismo que equipa el Ford Mustang GT. No es un motor pequeño precisamente, ya que con 5.0 litros es capaz de desarrollar 450 CV en su última versión.

El motor ha sido potenciado gracias a Roush, especialista en Ford.

motor ford bronco restomod

Si de fabrica el motor utilizado es sobradamente suficiente, este ha sido potenciado a conciencia. De la mano de Roush, preparador especializado en coches Ford, se ha instalado un sobrealimentador con el que alcanza los 670 CV de potencia. También se ha equipado una moderna transmisión de seis relaciones.

Visualmente también ha recibido cambios, logrando un conjunto muy limpio y ordenado en el vano motor. Destaca la cubierta de aluminio que cubre el motor y el nuevo sistema de admisión, con filtro de aire cónico. Claro está que Roush no ha sido el único proveedor externo que ha participado.

Entre las más destacadas encontramos Yukon Gear&Axle, EPAS, Wildhorses 4×4 y Fox Racing. Aquí no sonarán de nada, pero al otro lado del charco son de las mejores compañías en preparaciones de todoterrenos.

Solo por encargo

El Ford Bronco es una base popular en el mundo de las preparaciones, pero la que hoy nos ocupa es algo más. Por el mero hecho de ser el único con carrocería de cuatro puertas y el mimo con el que se ha trabajado, no sorprende que sea muy caro, así como exclusivo. Tanto es así, que solo se fabricarán más bajo encargo.

Los chicos de Maxlider Brothers Customs aseguran que la unidad mostrada en el SEMA Show de 2018 cuesta 250 000 dolares. Y es que la calidad del trabajo de este restomod les valió una plaza en el afamado evento de Las Vegas.

El proyecto ha llevado más de 4 000 horas en ser completado.

Para aquellos que quieran ver como se gestó todo el proceso de construcción de este todoterreno, sus creadores han facilitado tres vídeos. A continuación os facilitamos la primera parte, mientras que os adjuntamos la parte 2 y parte 3 para un más fácil acceso.