Ferrari Roma, la elegancia y deportividad se dan la mano en formato GT

Juan · 28 diciembre, 2019
El Ferrari Roma es el último GT del fabricante italiano. Se posiciona como el modelo de acceso, pero no por ello deja de ser un Ferrari, como demuestra su V8 de 620 CV.

Ferrari ha respondido a la última oleada de deportivos con el Ferrari Roma, un GT de los de toda la vida creado con la característica pasión italiana. Emparejado con el Ferrari Portofino, cumple la función de cerrar la gama por debajo, con un motor V8 en posición central delantera y un habitáculo 2+.

Se considera 2+ y no 2+2 dado que las plazas traseras no pueden considerarse ni testimoniales.

Supone el quinto lanzamiento de la marca en lo que va de año y será el último de esta gran ofensiva de producto de Ferrari. Ya han confirmado que desde 2020 volverán al ritmo habitual de presentaciones. Dicen que ahora toca afianzar en el mercado su renovada gama antes de pasar a aumentarla y renovarla.

Exterior del Ferrari Roma

Tras unos años en los que Ferrari ha trabajado mucho en la función aerodinámica de sus coches, el Ferrari Roma da un acertado paso atrás hacia un estilo más armonioso, fluido y natural. Sigue identificándose como un Ferrari al primer golpe de vista, pero huye de la agresividad vista en recientes lanzamientos como el Ferrari F8 Tributo.

Ferrari Roma: perfil.
Vista lateral del Ferrari Roma.

No cabe duda de que el Ferrari Monza SP fue la fuente de inspiración para el Roma, especialmente si nos fijamos en el frontal. La mayor diferencia entre ambos es la parrilla, pintada en el color de la carrocería en el caso del GT. Sus formas generales recuerdan a la cabeza de un tiburón, largo, bajo y afilado.

Su estilo clásico y atemporal recuerda a los deportivos de las décadas de los 50 y 60.

De proporciones perfectas, huye de elementos superfluos y optar por opciones más complejas como la aerodinámica activa. Por ejemplo, parte de la luneta trasera –donde se ubica el nombre de la marca– es en realidad un alerón retráctil. Las ópticas, más afiladas, mantienen la doble iluminación trasera retomada recientemente por la marca.

Habitáculo

Tras casi una década utilizando el mismo habitáculo en todos sus modelos, con pequeñas variaciones aquí y allá, Ferrari rompió el tarro de las esencias con un interior digitalizado y completamente remozado con el Ferrari SF90 Stradale. Aun con todo, las formas generales recordaban al utilizado hasta entonces. No ocurre lo mismo en el Ferrari Roma.

Ferrari Roma: interior.
Interior del Ferrari Roma.

Para el último GT de la familia italiana se ha apostado por un estilo marcado por la tendencia iniciada por Tesla con el Model S: la pantalla central vertical. Esta recoge las funciones principales del vehículo incluida la climatización. Debajo de esta se encuentra el selector del cambio, que mediante pulsadores replica el diseño de los antiguos cambios manuales de la marca.

Destaca su practicidad, con un amplio maletero y numerosos huecos portaobjetos.

Asimismo, toda la botonera del volante –incluido el botón de arranque– y los controles externos situados a la izquierda del cuadro de mandos son digitales. Por último, el copiloto cuenta con una pantalla desde la que podrá consultar la música, navegación y diferentes parámetros del vehículo en tiempo real.

Especificaciones

Técnicamente, sorprende que se trate de un modelo acceso, un claro ejemplo de la escalada de potencia sufrida en los últimos años. ¡Es casi tan potente como un Ferrari Enzo! Pese a existir un mercado potencial y contar con el espacio en la gama, la marca se resiste a crear un coche más accesible, un hipotético nuevo Ferrari Dino.

Trasera del Ferrari Roma
Trasera del Ferrari Roma.

Pasando a las cifras, monta el galardonado propulsor V8 turboalimentado de 3.9 litros, que en esta ocasión entrega 620 CV y 760 Nm.

Es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 3,4 segundos y una velocidad máxima de 320 km/h, lo que lo convierte en el más rápido de su segmento.

Su transmisión DCT de doble embrague es de ocho velocidades y va situada sobre el eje trasero, como lo hacen otros sistemas electrónicos que mejoran sus cualidades dinámicas: diferencial electrónico con control de ángulo de deslizamiento, control de tracción F1 con Launch Control…

Comercialización del Ferrari Roma

Su presentación estática tuvo lugar en Roma, la ciudad de la que toma prestado el nombre. Allí fueron expuestas varias unidades en diferentes configuraciones, pero no se anunció fecha exacta para su comercialización. Más allá de que se producirá a lo largo de 2020 y que ya se aceptan reservas, no se conoce nada, ni siquiera su precio.