Ferrari Portofino, la estrella del Salón de Frankfurt

En el Salón de Frankfurt 2017, la marca italiana presentó en sociedad su nueva creación: el Ferrari Portofino. Se trata de un vehículo que viene a sustituir al California T, el que era hasta ahora el modelo más económico de la marca.

El California nació en 2009 y fue el primer Ferrari en presentar un techo duro retráctil, Start&Stop, caja de cambios de doble embrague y lo más importante, un motor con turbo, nunca visto en la era moderna de Ferrari. Esta decisión de incluir motores turboalimentados en una marca que presume de sus V8 y V12 atmosféricos no sentó nada bien entre los más puristas.

Poco a poco, los motores turbo fueron ganando adeptos entre los compradores de la marca. Por ello, Ferrari ha decidido seguir el mismo camino con el nuevo Portofino.

Diseño

Espectacular, esa es la palabra que define el nuevo diseño de este Ferrari. El salto que ha dado respecto al California es enorme. Con 4,59 metros de longitud, el Ferrari Portifino es 19 centímetros más corto que el California. La diferencia de tamaño se nota en cuanto lo ves. Tiene unas proporciones más compactas y deportivas.

Ferrari Portodino Frankfuert presentación 2017
El Ferrari Portofino en su presentación en Frankfurt.

En la parte delantera nos encontramos un morro de menor tamaño que en el California, con un capó con dos entradas de ventilación. Los faros son más afilados y agresivos que en el modelo al que sustituye.

En la vista lateral es donde más se notan sus medidas compactas. El diseño de la capota está muy logrado, no sabríamos decir si nos gusta más con ella puesta que descapotado. Es un modelo muy bonito y cuando está con el techo puesto no se aprecia que se trate de un descapotable.

En la parte trasera destaca una gran pieza trasera en color negro. Cuenta con cuatro salidas de escape y con unos pilotos de estilo minimalista muy acertados.

El conjunto del vehículo tiene unas líneas muy limpias; impresionante, pero sin formas exageradas en ninguna de sus piezas. Las últimas incorporaciones de Ferrari son coches más elegantes que las generaciones anteriores.

Interior

A diferencia del 488 GTB o el F12, el Ferrari Portofino sí cuenta con una pantalla «tradicional» de 10,2 pulgadas colocada en el centro del salpicadero. Se trata de un interior muy tecnológico y moderno. No tan radical como el interior del 488 GTB y con una calidad de acabados casi al nivel del F12 (cuesta casi 100.00€ más que nuestro protagonista).

La pantalla está colocada un poco abajo para manejarla sin apartar la vista en exceso. Los mandos de la climatización se encuentran debajo de la pantalla.

El volante, muy similar en todos los Ferrari, alberga el botón de encendido y apagado del coche. A su vez, también cuenta con un mando con el que podemos seleccionar el modo de conducción.

imagen del interior del nuevo Ferrari Potofino
Aspecto interior del Ferrari Portofino. Ferrari Portofino/Ferrari (ferrari.com).

Los asientos son de primera, con unos amplios reglajes y una sujeción lateral a la altura del conjunto. Las dos plazas traseras son muy pequeñas para alojar a dos adultos, quedando solo para emergencias o niños pequeños.

El maletero cuenta con 292 litros, una cifra muy buena para un coche de estas características. Un Porsche 911 tiene 115 litros. Se trata de un maletero muy aprovechable, semejante al de un utilitario aunque con formas menos regulares.

Dinámica

Con un chasis fabricado en aluminio y un reparto de pesos muy equilibrado  entre los dos ejes, este Ferrari Portofino está a la altura.

La marca ha dotado al Portofino de dirección eléctrica, y garantizan que tiene un 7% menos de desmultiplicación que la del California, que era hidráulica. Además, le han incorporado un nuevo diferencial trasero electrónico, denominado E-Diff3.

Con un centro de gravedad más bajo que el anterior modelo, menor peso y un chasis de aluminio más rígido, la marca garantiza mejor paso por curva y mayor agilidad en los cambios rápidos de dirección.

Motor

Aunque comparte el mismo bloque que el California T, lleva muchas mejoras respecto a su antecesor. Se trata de un 3.8 litros V8 Biturbo colocado en posición delantera que desarrolla 600 CV de potencia a las ruedas posteriores. Por ello, rinde 40 CV más que antes y ha mejorado mucho las fricciones interiores para mejorar el consumo y las emisiones.

imagen trasera del Ferrari Portofino
La parte trasera del Portofino tiene un aroma innegable a Ferrari.

Con esto, consigue pasar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y tiene una velocidad máxima de 320 km/h. Aunque son cifras de infarto, no son muy llamativas si las comparamos con las de un Porsche 911 Turbo. El alemán, es capaz de bajar en medio segundo la marca de aceleración de 0 a 100 km/h, y eso que cuenta con 60 CV menos de potencia.

Conclusión

Con un precio aún sin confirmar por la marca italiana, este Ferrari Portofino tiene todas las papeletas para mejorar la aceptación que tuvo el California T en el comienzo de su vida. Ha subsanado muchas de las carencias del anterior modelo y viene con estética más trabajada y elegante.

Solo el tiempo nos sacará de dudas sobre la acogida que tendrá entre el público de Ferrari. De cualquier forma, si formas parte de ese público nos das mucha, pero que mucha envidia.

Categorías: Ferrari Etiquetas:
Te puede gustar