Citroën C5 Aircross Hybrid: el híbrido enchufable no tan caro

Alberto Fuentes · 18 noviembre, 2019
El nuevo Citroën C5 Aircross Hybrid regala una autonomía eléctrica suficiente para el día a día

La firma francesa parecía un poco reacia a electrificar su gama, pero con el nuevo Citroën C5 Aircross Hybrid se abre un largo camino de cambio para añadir esta nueva tecnología a todos sus modelos. Según la marca, todos y cada uno de sus vehículos tendrán representante eléctrico en el año 2025.

Ya conocemos todas las virtudes, que son muchas, del nuevo C5 Aircross, pero esta nueva versión añade un plus de atractivo gracias a que puede circular en modo 100 % eléctrico para reducir considerablemente el consumo. Además, seguirá presumiendo de una de las experiencias de conducción más cómodas del segmento.

Diseño exterior del Citroën C5 Aircross Hybrid

La estética del Citroën C5 Aircross Hybrid no cambia con respecto a cualquier modelo de combustión. Solo la toma de corriente en la aleta trasera izquierda y la palabra Hybrid situada en el portón nos desvelarán la configuración mecánica de este coche.

Frontal del Citroën C5 Aircross Hybrid.
Citroën C5 Aircross Hybrid, diseño frontal.

Por tanto, estamos ante un modelo con una línea muy atrevida en comparación con sus rivales, sobre todo en la parte frontal, con esos focos afilados y divididos. Esta configuración es la típica que no pasa desapercibida: o la odias o te encanta, y parece ser que hay más del primer grupo dada la buena aceptación de los Citroën C3, Citroën C4 Cactus, Citroën C3 Aircross y compañía.

La trasera es la zona que aporta un poco de cordura a las líneas del francés, con unos pilotos tridimensionales muy trabajados y un voluminoso protector inferior de color negro que le queda realmente bien.

Interior y habitabilidad

Gran parte de los amantes del nuevo Citroën C5 Aircross Hybrid lo empezaron a ser después de echar un ojo a su interior. Hay que reconocer que tiene una presentación llamativa, ordenada, original y con una calidad suficiente para que no eches en falta nada más.

En cuanto a la tecnología incluida en esta versión híbrida, no hay cambios salvo en los indicadores del estado del sistema de baterías. Por lo demás, el tamaño de las pantallas y la disposición de todos los mandos es exactamente la misma que la de cualquier modelo de combustión.

Citroën C5 Aircross Hybrid, interior.
Interior del Citroën C5 Aircross Hybrid.

La habitabilidad tampoco cambia y puede seguir presumiendo de sus tres butacas independientes y corredizas de la parte trasera, mucho más cómodas que la típica banqueta fija. Además, como las baterías van alojadas bajo los asientos traseros, no resta espacio en el maletero, que puede variar entre los 460 y los 600 litros, según la posición de los asientos.

Motor del Citroën C5 Aircross Hybrid

Lo más importante de esta versión no está a la vista, y es que lleva todo un motor de gasolina de 180 CV que, combinado con un propulsor eléctrico de 80 kW o 109 CV, consigue una potencia conjunta de 225 CV.

El par motor total es de 320 Nm, una cifra que garantiza una buena respuesta bajo el pie derecho, mientras que las baterías son de iones de litio de 13,2 kWh de capacidad, las mismas que lleva el Peugeot 3008 Hybrid, con las que tiene una autonomía eléctrica de 50 kilómetros.

Aún no tenemos datos sobre las prestaciones, pero todo apunta a que serán más que satisfactorias para el tipo de uso que se le da un SUV de estas características. En cuanto al gasto de carburante, los 1,7 l / 100 km de consumo mixto que declara se antojan inalcanzables, pero seguro que no será difícil bajarlo de 4 l / 100 km, datos de ensueño para un SUV.

Citroën C5 Aircross Hybrid en marcha.
Citroën C5 Aircross Hybrid en carretera.

La tracción es solo a las ruedas delanteras y llega a través de una efectiva caja de cambios automática de ocho velocidades denominada e-EAT8, una de las más eficientes para realizar una conducción placentera, pero no tanto si le exiges rapidez en conducción deportiva.

Precio

El precio de partida de este Citroën C5 Aircross Hybrid es de 42 150 euros, una cifra muy parecida a la de sus rivales más directos, pero bastante elevada para un SUV medio de Citroën. La dotación tecnológica y el sistema híbrido suman muchos puntos, pero pensar que por un precio parecido te puedes comprar todo un BMW X3