Citroën C4 Cactus.

Carlos · 11 noviembre, 2018
Dentro de un mercado muy competitivo y lleno de modelos muy similares, citroën ha decidido desmarcarse con un diseño un tanto peculiar, pero que parece funcionar a la prefección

El Citroën C4 Cactus es un crossover de segmento B, que fue lanzado al mercado en 2014, basado en la plataforma PSA PF1, la clásica base para los coches de menor tamaño del fabricante francés, como el C3. El modelo obtuvo un total de 4 estrellas en las pruebas de choque EuroNCAP.

Un cuerpo robusto

El actual Citroën C4 Cactus muestra una apariencia imponente con líneas que apuntan a la funcionalidad extrema; es un vehículo de medidas bastante reducidas y llamativo. Su frontal muestra unos faros delgados y alargados junto a los típicos chevrones que distinguen la marca y debajo de estos, unos faros cuadrados un tanto más grandes.

Citroën C4 Castus.

Su paragolpes es atractivo y de color negro, y continua por los pasos de rueda, laterales y paragolpes traseros. Asimismo, monta dos ópticas extras en sus extremos. Por los costados, los ‘AirBumps‘ han sido reducidos de tamaño respecto a la versión anterior y ahora cumplen un propósito estético más que funcional.

La zaga muestra un diseño armónico con respecto al resto de vehículo; ópticas cuadradas y una vista corpulenta. Estas características no solo serán un aspecto visual, sino que es toda una declaración de intenciones en cuanto a utilidad, ya que facilitan el espacio interior.

Interior minimalista

Un aspecto clave que ha de resaltarse en el Citroën C4 Cactus es su minimalismo en todo su diseño para aprovechar al máximo su espacio. A pesar de ser un crossover y de ser tan llamativo por su apariencia, tiene pequeños detalles que marcan la diferencia, como la ausencia de vidrios eléctricos en la parte de atrás y las butacas traseras más espaciosas.

Interior del Citroën C4 Cactus.

Los asientos de piloto y copiloto, a diferencia del modelo anterior, sí que están separados por el armazón de la palanca de cambios. Sin embargo, se sigue aprovechando el espacio del vehículo al máximo.

El salpicadero ofrece un diseño nuevo e innovador. Los botones son escasos y todos los sistemas se controlan desde una pantalla táctil. En cuanto a su panel de instrumentalización, es completamente digital y su apariencia es como si de una tablet se tratara.

Su motor

En las opcione de gasolina, el C4 Cactus actualmente ofrece un 1.2L PureTech de 82, 110  y 130 CV de potencia máxima. Estos bloques están asociados a una caja de cambios manual y solo la motorización de 110 CV viene con una caja automática EAT6.

Por otro lado, ofrece un motor diésel BlueHDi con 100 CV de potencia. Este propulsor es el más recomendable por su combinación de potencia y ahorro; gracias a la ligereza del coche, estas características se aprovechan de una forma excelente tanto en carretera como dentro de la ciudad.

Todos los motores del Citroën C4 Cactus cumplen con la normativa Euro VI, y si buscas por un coche con bastante ahorro en consumos este es para ti.

Citroën C4 Cactus Rip Curl

El C4 Cactus es un coche muy popular en España, y de la gama C4 solo es superado por el Picasso en ventas. En el 2016 salió a la venta una versión más juvenil llamada Cactus C4 Rip Curl, una alianza estratégica de marketing junto a la famosa marca de ropa.

Entre sus características están los ‘curiosos’ colores disponibles para la carrocería: negro, gris, rojo, blanco y Arctic Steel. Los AirBumps contarán con tres colores diferentes además del negro: color chocolate, gris y beige. Incluye equipamiento para transportar una tabla de surf para aquellos que practiquen el deporte, por su puesto, el mercado principal de Rip Curl.

El Citroën C4 Cactus Rip Curl no solo ofrece otra gama de colores para dar un estilo más moderno, sino que añade un control de tracción para mejorar su agarre en terrenos diferentes. Además de incluir neumáticos Goodyear Vector 4Seasons, especiales para nieve y barro.

Una mezcla de belleza y utilidad

En el apartado de precios, el C4 Cactus muestra un abanico que parte desde 17 200 euros hasta 21 100 euros las versiones gasolina. Por otro lado, las versiones diésel se puede encontrar desde los 19 100 hasta unos 21 100 euros. En el rango de precios está sujeto al equipamiento del coche que elijamos.

Diseño del Citroën C4 Cactus.

Si algo define a Citroën es la innovación, y este coche es una buena muestra. El C4 Cactus cuenta con un diseño exótico muy típico de la marca, además de aprovechar al máximo todas sus características.

Si estás interesado en un coche de estas características, el C4 Cactus es un soplo de aire fresco entre tanto ‘hermano gemelo’ en el mercado, al menos se ha sabido diferenciar.