Citroën C3, pequeño e imponente

· 10 noviembre, 2018
Te descubrimos el actual Citroën C3, un coche urbano muy característico que ya se ha hecho un nombre en el mercado de los utilitarios; su diseño va de la mano con el del C4 Cactus

El Citroën C3 es la apuesta vanguardista del fabricante francés Citroën. Salió a la venta por primera vez en el 2002 y ha sufrido diferentes actualizaciones para mantenerse en la lucha del segmento. Con tracción delantera y una buena evolución tecnológica y de diseño, puede ser una gran alternativa por un precio bastante ajustado.

Es un coche pequeño y elegante, cuyos rasgos que se han vuelto más exóticos con las actualizaciones. Un buen acierto por parte de Citroën, ya que desde un principio ha destacado por diseños transgresores en sus modelos.

Entre los rivales encontramos los Ford Fiesta, Renault Clio, Peugeot 208 o el Opel Corsa. Todos con formatos más convencionales y un poco menos espaciosos en el habitáculo.

Este primer diseño fue realizado por Jean-Pierre Ploué, bajo la dirección de Donato Coco. Se lanzó en el año 2001 en el Frankfurt Motor Show y en el Bologna Motor Show. Posteriormente, salió al mercado en el 2002.

La idea del vehículo es descendiente del Citroën C3 Lumiere, un hatchback de cinco puertas lanzado en 1998. También, el Citroën C3 cuenta con una versión descapotable llamado C3 Pluriel que se mantuvo en el mercado desde el 2003 hasta el 2010.

En el 2016 se presentó la tercera generación de este vehículo. En comparación a sus versiones anteriores, el diseño no muestra parecido alguno con sus predecesores. La nueva imagen le otorga cierta apariencia de Crossover o SUV, similar a la del Citroën C4 Cactus.

Vista exterior

Como ya hemos hecho referencia, el nuevo C3 presenta una imagen de Crossover heredada de su hermano C4 Cactus. Exhibe unos pilotos delgados unidos a la parrilla delantera larga, pero delgada con los chevrones que representan a la marca; bajo los faros se encuentran otras ópticas ovaladas.

Por los costados se puede notar que también incluyeron los polémicos Airbumps en la parte baja de las puertas. Y el color de la carrocería viene combinado en dos tonos, característica que le da un toque más moderno al diseño.

La zaga guarda bastante poco de la esencia de su generación anterior, ya que tiene una apariencia un tanto delicada; de forma más redondeadas en sus formas, en contraste con sus ópticas, algo más cuadradas,pero con bordes redondos para darle un toque más sutil entre tanta robustez.

Interior

El interior es bastante cómodo y con una indumentaria funcional e intuitiva. Cuenta con una pantalla táctil de siete pulgadas y una botonera bastante reducida. El volante incorpora los ajustes manuales más esenciales, sin estridencias.

Interior del Citroën C3.

El panel de instrumentalización está compuesto por cuatro medidores de aguja y uno digital de cuatro pulgadas. También hay novedades respecto al equipamiento del Citroën C3, pues ahora puede incluirse el sistema ‘ConnectedCam‘, una cámara que permite tomar fotos y vídeos, además del sistema de arranque sin llave.

Cuenta con tres niveles de acabado: Live, Feel y Shine. El más básico se incluye con lector de señales de tráfico y aire acondicionado. El intermedio tiene control de crucero y alerta de cambio involuntario de carril, y el tope de gama suma a su equipamiento de serie el climatizador, llantas de 17 pulgadas y los ya citados Airbumps a modo de protector lateral, junto a la pantalla táctil de siete pulgadas.

Motores

En la gama de motores no hay diferencias respecto a su antecesor. En diésel tiene disponible el 1.6 BlueHDI en dos niveles de potencia: 75 y 100 CV y en gasolina aparecen el 1.0 PureTech de 68 CV, el 1.2 PureTech con 82 o 110 CV.

De serie todas las mecánicas están ligadas a un cambio manual, pero algunas admiten la transmisión automática de convertidor de par y seis velocidades denominada ETG6. Un aspecto acertado para más comodidad de conducción y para todos los gustos y necesidades.

¿ Citroën C3 para el futuro?

En su apartado a gasolina, el C3 empieza a cotizarse desde los 12 750 hasta 14 150 euros en sus versiones de 68 CV. Los modelos de 82 CV están desde 14 800 hasta 17 500 euros y, finalmente, las versiones de 100 equinos rondan desde 16 200 hasta los 20 000 euros.

El C3 diésel de 75 CV se encuentra en un rango de 15 000 hasta 19 000 euros, y con 100 CV, en 17 300 hasta 20 000 euros. Los precios varían dependiendo de la combinación de equipamiento y mecánica.

Diseño del nuevo Citroën C3.

El Citroën C3 es una gama de coches considerablemente joven, pero ha tenido una evolución, al menos en el aspecto visual, bastante notable. Son coches pequeños, por lo que no podemos esperar los motores más grandes y potentes del mercado. Sin embargo, para ser un coche destinado a la ciudad, está bastante equilibrado.

Esperaremos más adelante a ver la evolución de esta gama de Citroën en cuando a sus diseño y prestaciones, y si el fabricante galo sigue apostando por el mismo concepto de vehículo. Un coche chic que no deja grandes lagunas y si aporta un aspecto fresco y dinámico a las necesidades urbanas.