Colaboración de diseñadores de moda y marcas de coches

· 18 mayo, 2018
El diseño de moda y la automoción parecen tener un idilio duradero en el tiempo, con varios aventureros del mundo de la moda haciendo sus incursiones en el mundo del motor y dando origen a autenticas joyas

En 1908 Luis Vuitton confeccionó toda una línea de equipajes de uso turístico para el nuevo medio de transporte, el automóvil. La primera colaboración directa fue con la compañía Kellner en una de sus limusinas de gama alta.

Desde aquella exitosa experiencia inicial, los diseñadores de moda y las marcas de coches unen su creatividad en modelos de cuatro ruedas de verdadera ‘alta costura’.

Entre Bugatti y E-Mehari Courrèges ocurrió una famosa colaboración célebre entre modistas y automóviles. La idea era diseñar una maleta.

Durante la década de 1920, Emile Hermes, especialista en sillas de montar y arneses destinados exclusivamente para la alta alcurnia francesa, recibió un encargo particular. Debía confeccionar una maleta de cuero que hiciera juego perfecto con el primer Bugatti Royal.

París y Milán: pioneros diseñadores de moda y marcas

No transcurrió mucho tiempo para que tomara forma la relación entre dos industrias emblemáticas. Desde Italia y Francia se empezaron a generar productos icónicos que se posicionaron como referencia.

Los coches muy pronto se hicieron espacio como el medio de transporte más eficiente y popular. De igual forma, lucir bien ‘y a la moda’ se estableció como una necesidad para gran parte del público, que se volcó en la nueva industria del transporte.

Esta combinación entre moda y coches es un hecho que sin ninguna clase de complejos ha sido rentabilizado por años, tanto por casas de marcas de coches como por emporios de modistos.

Colaboraciones entre diseñadores de moda y marcas de coches icónicas

Era el año 1992. Karl Lagerfeld director creativo de Chanel y Fendi, definió las líneas que fueron incluidas dentro su coche personal. El coche creado para hacer juego con la inconfundible gama de bolsos de la marca fue una berlina clásica BMW Serie 7.

A raíz de este acontecimiento, la marca alemana instaló una división, con el objetivo de personalizar sus coches con los requerimientos de cada cliente. Con varios diseñadores siguiendo la idea de Lagerfeld, los salones de coches se convirtieron también en pasarelas de la moda.

By Versace

La casa italiana Versace se sumó a la lista con un potente roadster a todo lujo. Los estilistas y diseñadores de la compañía fundada por el referente de moda del momento, incluyeron muchos detalles; por ejemplo, finos acabados en cuero de dos tonos en una versión especial del icónico Lamborghini Murciélago.

Lamborghini Murcielago de Versacce.

Su presentación al mundo tuvo lugar en el Salón de París de 2006. Para terminar como sinónimo de exclusividad, solo se produjeron 20 unidades. Cada una incluía un juego de maletas para equipajes, además de zapatos y guantes para conducción.

El Fiat 500: el modelo más codiciado por los modistos

Este modelo italiano ha sido protagonista de diversas colaboraciones entre diseñadores de moda y marcas de coches. Ha despertado tanto interés, de modistas y del público, que es lo más cercano a un modelo codiciado como Oriol Elcacho o David Gandy.

Renzo Rosso, diseñador de Diesel cubrió este modelo entre 2008 y 2010 con tapicerías Denim. En 2011 sería Gucci la casa encargarla de ‘vestirlo’ con la clásica combinación de verde y rojo.

Fiat 500 by Gucci.

Lo que nació como un homenaje a dos de las compañías italianas más importantes de la historia, se convirtió en un súper éxito en ventas. En total se vendieron 5 000 unidades en Europa y más de 2 300 en Estados Unidos

Citroën By Dolce y Gabanna

Esta alianza sacó al mercado en 2004 una serie especial del C3. Incluyó tapicerías de piel plateada y cristales Swaroski; dentro del restyling de este turismo francés también participó la italiana Pinko

La colaboración de Hermes

Unos 80 años después del primer Bugatti Royal, Hermes colaboró nuevamente con la casa automotora italiana a bordo del Veyron Fgb. Este es uno de los coches más costosos y exclusivos de la historia.

El emporio de moda francés también aportó valores diferenciales a uno de los autos galos más emblemáticos: el Supercinco GT Turbo de Renault.

Los aportes de Victoria Beckham: diseñadores de moda y marcas de coches

La ex Spice Girl, ahora referencia de estilo de vida, también ha dejado su huella entre las colaboraciones de diseñadores de moda y marcas de coches. En 2010 trabajó como diseñadora creativa en Land Rover.

Su obra salió a las calles en 2013, como parte de la edición especial del Range Rover Evoque. Marcada presencia de tonos rosa es la característica más llamativa de este modelo del cual se fabricaron 200 unidades.