Nuevo BMW Serie 1 2019, adiós al compacto de propulsión trasera

Juan · 31 mayo, 2019
El BMW Serie 1 se renueva por completo en 2019 con un nuevo diseño, mucha tecnología y motores de hasta 306 CV de potencia; más importante aún es que abandona el concepto de propulsión trasera que lo diferenciaba a favor de la tracción delantera

BMW ha sorprendido con el lanzamiento del BMW Serie 1 2019, la tercera generación del popular compacto alemán. Desde 2004 se han vendido 1,3 millones de unidades, casi todas caracterizadas por su configuración de motor longitudinal y tracción trasera. Esa seña de identidad, lamentablemente, se ha perdido.

Esta nueva edición del Serie 1 presume de un diseño mucho más fresco y moderno, un envoltorio que esconde un sinfín de tecnologías y una gama de motores que alcanza los 306 CV en su versión más deportiva. Llega justo a tiempo para ponerle las cosas difíciles al nuevo Mercedes Clase A, renovado hace apenas un año.

Sigue la tendencia de crecimiento del doble riñón típico de BMW.

Nuevo lenguaje de diseño

Estéticamente, el nuevo BMW Serie 1 2019 sigue la línea vista en los últimos lanzamientos de la marca, entre los que destacan los grupos ópticos más afilados y el notable aumento en tamaño de la parrilla frontal. Quizás en ciertos detalles se asemeja demasiado a los BMW X2 y BMW Serie 2 Active Tourer, con los que además comparte plataforma.

BMW M135i 2019: frontal.
Frontal del BMW M135i 2019.

Al haberse abandonado la configuración de motor longitudinal y tracción trasera, los diseñadores han podido jugar más con las dimensiones del coche, con un aumento del voladizo delantero como el cambio más importante. La longitud se ha reducido 5 milímetros, mientras que la anchura y altura aumentan 34 y 13 milímetros respectivamente.

La batalla es ahora 20 milímetros más corta, pero se ha conseguido más espacio interior al prescindir del eje de transmisión.

Sí, el característico y largo capó se ha perdido, pero ahora está más plantado al suelo visualmente gracias a la forma de cuña y al dinamismo de sus líneas. Las llantas pueden ser de hasta 19 pulgadas según el acabado, aunque el más básico trae de serie llantas de acero con tapacubos. 

Sin temor a equivocarnos, la zaga es el punto caliente del nuevo BMW Serie 1 2019. La luna tendida, la matrícula trasladada al portón, y presidida por dos estilizados pilotos en forma de ‘L’, le otorgan la garra y agresividad que nunca tuvo. Además, en las versiones más potentes se añade un prominente alerón y un generoso difusor con doble salida de escape.

La zona acristalada disminuye y se hace ascendente, pero mantiene el codo final característico de la marca.

Habitáculo moderno y tecnológico

Tanto cambio a nivel exterior y técnico también se traduce en un interior completamente nuevo. Comparte las líneas maestras con otros BMW de nueva factura, como el BMW Serie 3. El salpicadero está orientado hacia el conductor como de costumbre, pero la botonera se ha reducido al mínimo. 

BMW Serie 1 2019: interior.
Interior del BMW Serie 1 2019.

Ahora la mayoría de las funciones se realizan a través de la pantalla central, de 7 o 10,25 pulgadas y pantalla táctil capacitiva. También se puede navegar con el mando iDrive. Hablamos de uno de los sistemas más avanzados del mercado, con inteligencia artificial, conectividad total y numerosas opciones de navegación.

Digitalizado es ahora el cuadro de instrumentos, que abandona los relojes analógicos a favor de una muy personalizable pantalla con el BMW S0 7.0. Este se complementa con un Head-Up Display de 9,2 pulgadas a todo color. No todo es tecnología, porque el interior del compacto alemán presume de más espacio que nunca.

Todas las plazas han ganado varios centímetros de espacio en todas las cotas, al igual que el maletero, que con 380 litros gana 20 con respecto a la generación previa. Además, la sensación de desahogo aumenta considerablemente con el techo panorámico opcional.

Gama mecánica del BMW Serie 1 2019

BMW es uno de los fabricantes que más variedad ofrecen a nivel mecánico, y la gama del BMW Serie 1 2019 será rica desde el comienzo. Inicialmente se podrá adquirir con dos motorizaciones de gasolina y tres motores diésel, con tracción delantera o total xDrive. En cuanto el cambio, dispone de un manual de 6 marchas y automáticos de 7 y 8 velocidades.

BMW M135i 2019: trasera.
Trasera del BMW M135i 2019.

A diferencia de sus rivales, que lo reservan para las versiones más potentes, toda la gama del Serie 1 se beneficia de la suspensión trasera multibrazo.

Los gasolina se denominan 118i y el M135i xDrive. El primero dispone de un motor tricilíndrico de 1,5 litros TwinTurbo que ofrece 140 CV de potencia y 220 Nm de par. Por su parte, el M135i se asocia a la tracción total y extrae 306 CV y 450 Nm de par de su motor de cuatro cilindros TwinTurbo.

En cuanto a las motorizaciones de gasóleo, estarán disponibles los 116d, 118d y 120d. El primero solo exprime 116 CV de su 1.5 tricilíndrico, mientras que los otros dos comparten bloque 2.0 de cuatro cilindros. Con 150 y 190 CV, respectivamente, el 120d se desmarca montando la tracción total xDrive como única configuración disponible.

Según la motorización, montará suspensión tradicional o la deportiva M Sport, pero opcionalmente está disponible la suspensión adaptativa VDC con dos modos de funcionamiento: Confort y Sport.

Tecnología del BMW Serie 1 2019

Hay que hacer mención especial a la tecnología heredada del pequeño eléctrico de la casa, el BMW i3. De este toma prestado el control de deslizamiento limitado de las ruedas delanteras ARB, incluidoo en la propia unidad de control del motor. BMW promete una dinámica tan deportiva como se espera de un Serie 1 pese a la tracción delantera, y sistemas como el ARB contribuyen a ello.

BMW Serie 1 2019 frontal.
Frontal del BMW Serie 1 2019.

Si el coche equipa navegador y el control de crucero activo, la transmisión se adelantará a la ruta en su funcionamiento para evitar cambios de marcha innecesarios, lo que reduce el consumo de combustible. El control de crucero es, además, uno de los puntos fuertes de BMW, ya que junto al asistente de aparcamiento se puede manejar el coche desde la propia llave.

Esta llave que cuenta con su propia pantalla, donde se reflejan datos como la autonomía restante, los controles para el manejo inalámbrico del vehículo o la preconfiguración de la climatización. Como ocurre con el Mercedes MBUX, el sistema multimedia de BMW cuenta con inteligencia artificial, y nos responderá tras decir «Hola BMW».

¿Personalización o macarra?

El BMW Serie 1 2019 estará disponible en cuatro acabados: Advantage, Sport Line, Luxury Line y M Sport, todos ellos con una estética diferenciada. Obviamente, el último es el que aporta una imagen más deportiva y distintiva, la cual puedes aderezar mediante el catálogo de opcionales M Performance Parts.

BMW M135i M Performance Parts.
El BMW M135i, cargado de elementos M Performance.

¿Personalización, deportividad o tuning macarra? Opiniones aparte, el resultado es tanto o mejor que lo que ofrece Mercedes en su A35 AMG, con aditamentos aerodinámicos delante y un enorme alerón detrás, llantas de diseño exclusivo, vinilos, mucha fibra de carbono, alcántara y sistema de escape deportivo.

Llegará a los concesionarios en el mes de diciembre, a un precio desconocido por el momento.