BMW i3, el utilitario eléctrico de fibra de carbono

El modelo de acceso de la gama eléctrica de la firma alemana puede engañar por su aspecto de coche pequeño, pero lo cierto es que cuenta con un propulsor muy potente para el tamaño del vehículo; el básico tiene 170 CV, mientras que la versión deportiva da 184 CV

El BMW i3 es uno de los tres modelos que actualmente conforman la gama de la sub-marca BMW i, la cual está dedicada a vehículos de corte ecológico, pero no por ello exentos de deportividad.

Presentado en 2014, el pequeño utilitario eléctrico alemán se presentaba como un vehículo revolucionario, con un chasis elaborado en fibra de carbono y un interior muy tecnológico y compuesto de materiales reciclados. Como ya sucede con el BMW i8, es un coche adelantado a su tiempo.

En 2017, y con motivo del Salón del Automóvil de Frankfurt, la firma bávara presentó la que es la renovación de medio ciclo, que como es habitual afecta al diseño exterior, y con pequeñas pinceladas al interior junto a la incorporación de nuevas tecnologías. Lo que nadie esperaba era la nueva versión deportiva llamada i3 S.

Aire futurista

Estéticamente, el i3 luce muy similar al prototipo mostrado años atrás, a pesar de haber tenido que eliminar detalles de gran importancia como las puertas de cristal. De este elemento solo queda un recuerdo en forma de ventana trasera de mayor tamaño.

BMW i3: trasera
Trasera del BMW i3.

El exterior combina superficies pintadas en negro con otras en color contraste, las cuales pueden ser elegidas por el comprador. A esto se suman unas llantas de 19 pulgadas que sorprenden por la poca anchura que demuestra su neumático con el fin de reducir la resistencia a la rodadura al máximo.

Llama la atención el detalle de los pilotos traseros, los cuales están integrados bajo el cristal que hace las veces de portón del maletero. Con la nueva actualización se han renovado los faros delanteros y el paragolpes frontal, que ahora es más envolvente y cuenta con luces diurnas LED integradas.

Habitáculo único

El interior es bastante minimalista, de aspecto futurista por así decirlo, aunque no pierde algunos de los detalles característicos de la marca como el volante y el sistema de infoentretenimiento. Eso sí, la calidad de ajustes y materiales es menor que en otros modelos.

En lo que respecta al nuevo i3 S, este añade exteriormente más elementos pintados en color negro brillante, además de unos apliques decorativos en la zona baja del paragolpes frontal, los cuales pueden ser de diferentes colores. Al mismo tiempo, las llantas de 19 pulgadas son sustituidas por unas de 20 pulgadas.

BMW i3: interior
Interior del BMW i3.

Mecánica

Mecánicamente, las motorizaciones del i3 no han recibido cambios con motivo de la reciente actualización, aunque la versión S es más potente. Esto quiere decir que solo hay disponible una motorización eléctrica de 33,2 kWh (170 CV) con la que se pueden recorrer entre 200 y 300 kilómetros con una sola carga.

Esta potencia es aumentada en 14 CV si se opta por la versión S, la cual consume 1,2 kWh más cada 100 km. Lo que no varía en ninguna de las dos versiones es la posibilidad de equipar un pequeño motor de gasolina que actúa como generador eléctrico, para añadir hasta 150 km más de autonomía.

El motor de gasolina utilizado como generador no tiene la posibilidad de mover el vehículo por sí solo.

La transmisión automática es de marcha fija, y cuenta con un sistema de frenada regenerativa que, a diferencia de otros rivales, tiene la fuerza suficiente como para detener el vehículo por completo. Este detalle puede hacer que tras muchos kilómetros y cogerle el tacto al sistema, uno bien podría olvidarse del pedal del freno.

Por último, entre el i3 convencional y el i3 S también hay diferencias dinámicas, ya que la versión más potente cuenta con un tarado de la suspensión más duro y firme. Parte de la culpa de este nuevo comportamiento viene de las nuevas barras estabilizadoras.

Precios

Los precios del BMW i3 arrancan en los 38 200 euros para la versión eléctrica base. Por su parte, el i3 S está facturado en un precio mínimo de 41 850 euros. Cabe destacar que la versión base sí recibe los descuentos del Plan MOVALT.

Este plan aporta al usuario un importante descuento a la hora de adquirir un vehículo eléctrico. El precio máximo es de 32 000 euros sin impuestos, lo que sumado al 21% de IVA nos deja un precio máximo de 38 720 euros, y el BMW i3 es incluido al límite.

Por último, si por cualquier razón se prefiere la versión de autonomía extendida con un motor de gasolina actuando como generador, los precios arrancan de los 42 900 euros. El i3 S haría lo mismo desde 46 550 euros.

Datos BMW i3

  • 5 puertas
  • 4 plazas
  • Tracción trasera
  • Motor eléctrico de 170 CV o 184 CV + un motor de gasolina como generador
  • Consumo y emisiones: 13,1 kWh/100 km y 14,3 kWh/100 km respectivamente
  • Maletero: 260 litros
  • Precio: desde 38 200 euros
Te puede gustar