BMW Serie 3, la séptima generación ha llegado

Alberto Fuentes · 11 diciembre, 2018
Cuando las cosas funcionan bien, raramente se realizan cambios. Esto es cierto para el BMW Serie 3, pues no supone un gran cambio y, sin embargo, ha mejorado su estética, su habitáculo interior y también ha crecido, en cuanto a sus dimensiones se refiere.

El BMW Serie 3 es uno de los coches preferidos por quien busca un coche familiar con cierto carácter deportivo. Se trata de una de las berlinas premium por excelencia. Por ello, junto con el Mercedes Clase C y el Audi A4, se llevan casi todo el protagonismo del segmento.

Rivales no le faltan, con nuevas incorporaciones como el Jaguar XE, el Lexus IS o el Volvo S60 pero, aunque son buenos productos, no consiguen hacer ni cosquillas a los tres tenores. Con esta séptima generación, el Serie 3 reúne todo lo necesario para posicionarse en lo más alto del podio.

Vista frontal del BMW 3 Series 2019

Diseño exterior del BMW Serie 3

Parecido pero totalmente diferente. Eso es lo que transite esta nueva apuesta de BMW. La razón es que no se encuentra ningún cambio radical, pero sí que han mejorado notablemente la estética del modelo que había hasta ahora.

Hay que ver lo poco que arriesgan BMW y Audi con sus modelos. Puede pensarse que es algo normal cuando la cosa funciona. Sin embargo, le falta la emoción que Mercedes puso en su berlina con esta última generación. Este modelo sí que abrió bocas en su presentación.

El morro es 100% BMW, con su inconfundible doble calandra, aunque ahora más grande y estilizada. Los focos delanteros son los protagonistas principales del cambio de esta generación. Así, su forma divide el faro en dos partes y le da un toque de agresividad al frontal.

Cuando lo miras de perfil te das cuenta de que es un coche más largo y ancho que su antecesor. Para ser exactos, llega hasta los 4,71 metros de longitud. Sus centímetros extra le sientan muy bien a una carrocería de tres volúmenes tan diferenciados.

Vista trasera BMW 3 Series 2019

La parte trasera ha ganado mucho en personalidad y recuerda más a un Serie 4 que a un Serie 3. Eso pasa por la sensación de anchura que dan los nuevos pilotos traseros y el ensanchamiento de la parte baja del parachoques.
Un diez para los diseñadores…

Diseño interior y habitabilidad

Muchos de los compradores potenciales de un BMW Serie 3 lo descartan por el diseño del interior. O eres un fan de la marca o se quedaban un paso atrás si los comparabas con el interior del A4 o el Clase C.

Con el recién llegado todo ha dado un giro de 180 grados. Así, el habitáculo pasa a ser otro de sus muchos puntos fuertes. Se nota que estás en un BMW mires donde mires, con unas formas que recuerdan a otros modelos de la marca. Sin embargo, ha sido dotado con un estilo minimalista que, bajo mi punto de vista, enamora.

Lo único que no ha evolucionado al mismo nivel en el BMW Serie 3 es el volante. Cabe destacar que su diseño se nota un poco menos actual que el salpicadero; algo pasable. Las salidas de aire centrales son espectaculares y la pantalla central está perfectamente integrada, cosa que no pasaba antes.

Interior del BMW 3 Series 2019

La batalla crece hasta los 2,85 metros, lo que permite ofrecer más espacio en las plazas traseras, en cambio, el volumen del maletero mantiene los 480 litros de capacidad; algo suficiente pero mejorable.

El salto tecnológico es evidente, una prueba de ello es el moderno cuadro de instrumentos digital con el Sistema Operativo 7.0 de BMW, así como sistemas de asistencia a la conducción que hacen al modelo un poco más autónomo y mucho más seguro.

Motores y conducción

Para dar comienzo a su vida comercial, contará con dos motores, uno diésel y otro gasolina. Los dos bloques incluyen cuatro cilindros turboalimentados:

  • El gasolina, denominado 330i entrega nada menos que 258 caballos de potencia. Por otra parte, el par alcanza la brutal cifra de 400 Nm.
  • El diésel inicial, seguramente el más vendido, es el 320d, con una potencia de 190 caballos. Su par es idéntico.
  • Más adelante llegará un híbrido enchufable y el todo poderoso M3. Sin embargo pero viendo la tendencia actual del mercado, no deberían tardar en sacar al mercado un bloque de gasolina que ronde los 170 caballos. Esto sería una combinación ideal para cada vez más compradores.

Otra buena noticia para todo aquel que disfruta al volante es que es 55 kilogramos más ligero y tiene un reparto de pesos de 50:50. Además, si se equipa con el Pack deportivo M, contará también con amortiguadores con función de desplazamiento. Esto nunca antes ha sido visto en un BMW.

Volante del BMW Serie 3

Todo ello hace que sea un coche más eficiente y directo en curva, baza de la que siempre ha presumido el modelo alemán. Con semejante atención en el apartado dinámico hace que sea una berlina irresistible para el amante de la conducción.

Precio

El BMW Serie 3 320d automático tendrá un precio de 43 700 euros sin descuentos. Esta cifra parece un poco elevada, pero pronto contará con opciones más básicas y también apetecibles.
Todo apunta a que seguirán mandando los mismos por muchos esfuerzos que haga la competencia.