El nuevo BMW Serie 7 2019 llega para dar mucho que hablar

Juan · 21 enero, 2019
El BMW Serie 7 2019 se renueva con restyling de medio ciclo. Trae mucha tecnología, nuevos motores, y una estética que dará que hablar por su parrilla.

Con motivo del Salón del Automóvil de Detroit, BMW ha presentado el restyling de su buque insignia, el BMW Serie 7 2019. La berlina más lujosa de su repertorio se renueva con un diseño más fresco (y criticado), mucha más tecnología y una gama de motores completamente renovada.

Que se agarren los machos los Audi A8, Mercedes Clase S y demás rivales, porque el bávaro llega fuerte y con ganas de ser la berlina de representación más vendida. Argumentos no le faltan, pero la pregunta es: ¿lo conseguirá? Veamos qué nos ofrece la última novedad de BMW, la primera de este año.

Clásico y desmesurado a partes iguales

Una de las señas de identidad de BMW es su parrilla. Los conocidos riñones alemanes han aumentado su tamaño con el paso de los años, pero viendo el nuevo BMW Serie 7 2019 parece que el asunto se les ha ido de las manos. Rompiendo completamente la estética clásica del coche, la parrilla ha aumentado en un 50 % su tamaño.

BMW Serie 7 2019: luces láser.
Luces láser del nuevo BMW Serie 7 2019.

Para más inri, esta destaca más todavía debido a los nuevos grupos ópticos, que afilan su mirada. Hablando de los faros, opcionalmente pueden equipar luz láser, las cuales se pueden identificar por los detalles azules en su interior. Por su parte, el paragolpes se vuelve más minimalista, con menos parrillas y un tímido ribete cromado.

Esta moldura cromada se extiende a lo largo del perfil en su zona inferior hasta la zaga, donde sirve de marco para la doble salida de escape enrasada en el propio paragolpes. También encontramos cromados en los pilotos traseros, marco de las ventanillas y parte de los retrovisores.

Asimismo, los cambios realizados en la zaga pasan más desapercibidos. El paragolpes cuenta con nervios más marcados, mientras que los pilotos son ligeramente más finos y con efecto tridimensional.

Gracias al juego de colores –rojo y negro– se ha conseguido un estilo similar a lo visto en los nuevos BMW Serie 3 y BMW Z4, entre otros modelos.

Siguiendo la tendencia actual, los pilotos posteriores están unidos por una franja LED.

El interior del BMW Serie 7 2019

BMW Serie 7: habitáculo.
Habitáculo del nuevo BMW Serie 7 2019.

Obviando la cuestionable parrilla frontal, el resto de cambios introducidos son más bien pequeñas evoluciones de diseño. Lo mismo ocurre con el habitáculo, ya que al estar vigente frente a la competencia no ha necesitado grandes cambios. Esto habla muy bien del trabajo realizado originalmente con este coche.

Una muestra del avance tecnológico de los últimos años la encontramos en el nuevo sistema multimedia y el cuadro de instrumentos digital BMW S0 7.0. Completamente personalizable, este sistema cuenta incluso con asistente personal integrado, estrenado recientemente por la marca bávara.

En materia de diseño, encontramos materiales como la madera de nogal, el aluminio o la fibra de carbono en el catálogo de molduras, mientras que la tapicería puede ser de cuero Nappa, liso y perforado. La personalización es total, y es que se pueden elegir patrones estéticos como los rombos de las imágenes.

Puede solicitarse en configuración de cinco o cuatro plazas. Este último aporta un aire mucho más señorial a la segunda fila de asientos, con una consola central calefactada, regulación eléctrica de los asientos –calefactados y ventilados– y dos tablets para uso y disfrute de los ocupantes.

Una gama de motores completamente actualizada

Se ofrece hasta en seis variantes mecánicas, entre las que encontramos opciones de gasolina, diésel e híbridas enchufables. La gama se estructura en motores de 6, 8 y 12 cilindros, y todos cumplen la normativa anticontaminación Euro-6d.

BMW Serie 7: plazas traseras.
Plazas traseras del nuevo BMW Serie 7.

En todos los casos se utiliza la misma caja de cambios automática de 8 velocidades Steptronic. Las motorizaciones disponibles son las siguientes:

  • M760Li: disponible únicamente con carrocería larga, cuenta con un motor V12 de 6,6 litros. Ofrece 585 CV y 850 Nm y va asociado a la tracción total xDrive.
  • 750i: disponible con carrocería corta y larga, ofrece un motor V8 de 4,3 litros, 530 CV y 750 Nm de par. Solo puede pedirse en combinación con la tracción total xDrive.
  • 745e: esta es la versión híbrida enchufable y combina un motor de seis cilindros en línea y 286 CV con un motor eléctrico de 113 CV. Se puede encargar con tracción trasera o total xDrive, así como con carrocería corta y larga.

En el caso de las variantes de gasóleo, las tres disponibles comparten el mismo bloque de 6 cilindros en línea de 3,0 litros. Las únicas diferencias las encontramos a nivel de potencia gracias a la electrónica, ya que en carrocerías y tracción todos pueden elegirse como se desee.

  • 750d: 400 CV y 760 Nm.
  • 740d: 320 CV y 680 Nm.
  • 730d: 265 CV y 620 Nm.
BMW Serie 7: zaga.
Zaga del nuevo BMW Serie 7.

Hasta los topes de tecnología

Con esta actualización se han introducido numerosas asistencias a la conducción. De la extensa lista de sistemas, destacamos la dirección activa integral, las barras estabilizadoras activas con función antibalanceo y un compendio de cámaras y sensores que forman parte del control de crucero activo.

Gracias al completo control de crucero activo, el BMW Serie 7 se posiciona un paso más cerca de la conducción autónoma. Sigue llamándonos la atención el control remoto para aparcar, función que se puede operar desde la propia llave inteligente del coche. Esta función ya estaba disponible antes de esta actualización.