BMW X5 xDrive45e, híbrido enchufable de primera clase

Alberto Fuentes · 15 noviembre, 2019
Pronto llegará al mercado el nuevo BMW X5 xDrive45e, un modelo tan polivalente y ecológico como potente

Tras la llegada del X3 híbrido enchufable, la marca ha hecho lo propio con su hermano mayor y ya está preparado el nuevo BMW X5 xDrive45e, un enorme SUV con mucha potencia y tecnología que permitirá trayectos de media distancia sin gastar una sola gota de gasolina.

Según BMW, todos sus vehículos contarán en breve con una versión híbrida enchufable, solución que trae de la mano la cotizada etiqueta cero, lo que hará de la marca todo un referente de este tipo de tecnología, aunque de momento se ha estancado un poco con las versiones 100 % eléctricas.

Diseño exterior del BMW X5 xDrive45e

La impresionante estética del BMW X5 xDrive45e es idéntica a la de un BMW X5 ‘normal’, salvo porque nos lo chiva la nomenclatura del portón trasero y una disimulada tapa situada en la aleta delantera izquierda, desde donde se enchufa este mastodonte a la red eléctrica.

BMW X5 xDrive45e, calandra delantera.
Parrilla del BMW X5 xDrive45e.

Definitivamente, es uno de los SUV de gran formato más atractivos del momento junto con el Audi Q8 o el nuevo Porsche Cayenne Coupé, y es que impone desde cualquier perspectiva. Parte de esa sensación la producen sus 4,92 metros de longitud y los 2,00 metros de anchura, ideales para ir a un aparcamiento subterráneo de un centro comercial…

El enorme frontal luce una parrilla muy grande, pero no llega a llamar tanto la atención como la del BMW X7, afortunadamente. La parte baja del paragolpes tiene un diseño complejo pero muy elegante, con unas inserciones en color aluminio muy acertadas.

La trasera incluye el nuevo estilo de piloto que la marca inauguró con el BMW Serie 3, con una superficie oscurecida que aumenta la sensación de deportividad, aunque son de un tamaño proporcional al coche. La parte baja tiene un gran protector con el mismo acabado en aluminio que seguro que evitará más de un roce de pintura.

Interior y habitabilidad

Tanto el salpicadero como el espacio de las cinco plazas no varía respecto al resto a los modelos que no cuentan con un voluminoso juego de baterías, por lo que goza de un interior de primer nivel en cuanto a calidad de fabricación, confort e insonorización.

BMW X5 xDrive45e, interior.
Interior del BMW X5 xDrive45e.

La parte que se ve afectada directamente es el espacio de carga, que pasa de 650 a 500 litros de capacidad porque van alojadas las baterías debajo del mismo, una cantidad cuantiosa pero no escandalosa, ya que sigue teniendo un volumen suficiente para un uso familiar y las formas son totalmente aprovechables.

Motor del BMW X5 xDrive45e

La verdadera alegría de este modelo se encuentra bajo esa espectacular carrocería, ya que mezcla una tecnología que lo hace entrar en el club de los vehículos ecológicos, pero no deja de lado una buena dosis de potencia bajo el pie derecho.

Estamos hablando de una potencia total de 394 CV, que se extraen de la potencia combinada de un motor de combustión de 3,0 litros y seis cilindros con 286 CV junto a uno eléctrico de 113 CV y 83 kW. Este último es capaz de mover al vehículo por sí mismo durante 87 kilómetros bajo el ciclo de homologación WLTP o complementar al de gasolina. En cualquier caso, solo se podrá circular en modo eléctrico hasta una velocidad de 135 km/h.

Las prestaciones son dignas de un buen GTI, ya que acelera de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos y alcanza los 250 km/h, por lo que no echarás en falta más potencia en ningún momento. Además, cuenta con la instantánea respuesta del motor eléctrico.

BMW X5 xDrive45e, lateral.
Vista lateral del BMW X5 xDrive45e.

En cuanto al sistema de baterías, suma un total de 24 kWh, son de litio y soportan cargas domésticas de hasta 3,7 kW, ideal para cargarlas por la noche, pero no cuenta con la carga rápida. Según BMW, eso no es ningún problema gracias a la gran autonomía que le da el tanque de 69 litros de gasolina.

Mientras, el consumo de carburante se antoja demasiado optimista, ya que anuncia 1,7 litros cada 100 kilómetros. Cuando salga al mercado podremos comprobar cuánta verdad hay detrás de esa escandalosa cifra.

En cuanto al equipamiento opcional, el extra más llamativo es que puede contar con dirección en las cuatro ruedas, lo que facilitará el guiado de las 2,5 toneladas que pesa el alemán, así como unas eficaces barras estabilizadoras activas.

Todo pinta muy bien para el nuevo BMW X5 xDrive45e, pero falta conocer el dato más importante: el precio, algo que seguro que quitará la ilusión a más de uno… Si lo hace, echa un vistazo al artículo que te aconsejamos a continuación.