Audi S6 TDI y S7 TDI, la apuesta deportiva de gasóleo

Alberto Fuentes · 20 julio, 2019
Los nuevos Audi S6 TDI y S7 TDI son una apuesta arriesgada, pero si en Alemania siguen convencidos de que es el futuro, habrá que darles un voto de confianza

La industria del automóvil parece más dividida que nunca. Mientras unos ya dan por muerto el diésel, otros potencian su publicidad para aumentar las ventas del mismo, como ocurre con los nuevos Audi S6 TDI y S7 TDI, apuestas tan arriesgadas como contundentes.

Jugártela retirando los afamados motores gasolina V8 de los que siempre han gozado este tipo de vehículos para introducir un diésel V6 es algo que dejará sin palabras a más de uno. Y no porque el diésel no vaya a rendir lo suficiente, sino porque la saga del S6 era ya una leyenda, cosa que al S7 apenas le ha dado tiempo a disfrutar.

Diseño exterior del Audi S6 TDI y el S7 TDI

El exterior es tal y como te esperas de toda una gran berlina que presume de la ‘S’ en la tapa del maletero y, aunque ambas van a tope en cuanto a acabados exteriores, cromados, llantas y demás, la filosofía entre uno y otro es muy diferente, con un nivel muy superior de deportividad en el caso del S7.

Ausi S7 TDI, frontal.
Frontal del Audi S7 TDI 2020.

El Audi S6 TDI también es muy deportivo con esta preparación, pero su clásica carrocería de tres volúmenes no le deja quitarse esa etiqueta de vehículo de representación.

Los frontales de ambos cuentan con unos paragolpes específicos, con unas entradas de aire mucho más grandes y una dosis de cromado que hace más premium si cabe sus estéticas. Lateralmente, lo que más llama la atención son los discretos faldones y sus enormes llantas de 20 pulgadas bicolor; no hay nada como unas buenas llantas para vestir un coche…

Las partes traseras del Audi S6 TDI y el S7 TDI son idénticas desde media altura hacia arriba con los hermanos de gama. De ahí para abajo cambian radicalmente gracias al difusor aerodinámico trasero, las cuatro salidas de escape cromadas y el paragolpes específico, más robusto y deportivo.

Audi S6 TDI 2020, trasera.
Trasera del Audi S6 TDI 2020.

Aunque los vehículos de Audi no se caracterizan por los cambios llamativos, estas dos versiones dejan ver a primera vista que estás ante vehículos muy potentes. En el S7 TDI no se nota tanto porque ya es un coche de corte deportivo, pero en el caso del S6 TDI el cambio es muy radical.

Interior

Además de lo que ya incluyen los modelos de alta gama de estos dos vehículos, la versión S les suma unos asientos deportivos específicos, pedales de acero inoxidable e inserciones en aluminio cepillado en el salpicadero, así como el logotipo S en los asientos y el volante.

Por otra parte, el cockpit que viene de serie de 12,3 pulgadas trae una configuración específica en la que se puede colocar el cuentarrevoluciones en el centro, muy al estilo Porsche 911, lo que le da un espíritu deportivo a un interior de claro corte lujoso.

Interior del Audi S6 TDI 2020.
Audi S6 TDI 2020, interior.

Motor del Audi S6 TDI y S7 TDI

Ambos vehículos equipan exactamente el mismo propulsor: un 3.0 TDI V6 de 349 CV, una cifra más que suficiente para hacerlos coches muy rápidos, pero no sabemos si suficientes para el amante del S6 de toda la vida y su V8 gasolina.

Como novedad, el motor diésel va asociado a un motor eléctrico de 48V, encargado de las funciones de arranque y apoyo, pero nunca va a mover el vehículo por sí solo. Esta tecnología mild hybrid se encarga de todas las funciones externas al propulsor, lo que resta trabajo al motor de combustión y reduce su consumo en 0,4 litros/100 km en conducción real, según la marca. Además, da derecho a la codiciada etiqueta ECO de la DGT.

Las prestaciones son notables, ya que el S6 TDI pasa de 0 a 100 km/h en 5,0 segundos, mientras que el S7 hace lo propio en 5,1 segundos. La velocidad máxima en ambos casos está limitada a 250 km/h. ¿Son prestaciones suficientes? Sí, pero lejos quedan esos modelos S de sonido ronco al que nos tenían acostumbrados…

Por otra parte, de par motor no están escasos, ya que cuentan con 700 Nm, transmitidos a través de una caja automática de doble embrague y 8 velocidades. Lo más interesante de este dato es que entrega el máximo par a solo 2500 rpm, lo que le da mucha fuerza en la zona media baja del cuentarrevoluciones.

Trasera del Audi S7 TDI 2020
Audi S7 TDI 2020, trasera.

Precio

El precio del Audi S6 TDI arranca en 83 050 euros, mientras que el del S7 TDI parte de 92 710 euros. Son cifran elevadas, pero, viendo la cantidad de tecnología y las prestaciones que dan estas dos enormes berlinas, está más que justificado. Ahora solo hay que esperar a ver qué opinan los fieles de la letra S.