Los Mild Hybrid, ¿una trampa?

· 1 octubre, 2018
Los Mild Hybrid son conocidos también como híbridos suaves y se cree que son más económicos que un híbrido normal pues su tecnología es más sencilla y accesible pero, ¿es cierto?

Con las nuevas leyes de reducción de emisiones de los vehículos, parece que el esfuerzo por parte de las compañías automovilísticas se dobla, pues aunque hay muchos modelos y eléctricos que podrían asumir el papel de no emisiones para el 2020, las empresas son realistas y entienden que no todos comprarán un coche de tales características. Para ello están trabajando duro en los Mild Hybrid. ¿Sabes lo que son?

¿Qué son los Mild Hybrid?

Un Mild Hybrid es un coche convencional, el motor de combustión y el propulsor se encargan de mover el coche, de generar electricidad, de que funcione la dirección asistida y otras muchas funciones. Sin embargo, el motor de combustión de los Mild Hybrid solo se encarga de mover el coche, nada más.

Esto hace que el ahorro de combustible sea considerable pues solo se utiliza la energía para lo estrictamente necesario y lo que en realidad importa, ¡qué el coche se mueva!

Los Mild Hybrid cuentan además de con el motor de combustión con una pequeña batería de 48 voltios pero con un motor de arranque superior a lo habitual, lo que le permite ser el motor de arranque cuando se requiere o el generador cuando es necesario.

Funcionamiento de los Mild Hybrid.

Cuando hay retenciones, el generador acumula energía que más tarde podrá ser utilizada cuando sea conveniente, y de ese modo no cogerla del motor de combustión. Además, es capaz de activar la conducción a vela cuando las condiciones son favorables, lo que quiere decir que el coche va solo impulsado por la inercia, ¡otro gran ahorro de combustible y energía!

Por otro lado, la potencia de esta pequeña batería es capaz también de dar una ayuda extra al motor de combustión cuando se necesita mucho par, lo cual es un ahorro de nuevo en el consumo y por supuesto en las emisiones.

¿Son una trampa los Mild Hybrid?

Aunque muchos lo han catalogado como una trampa, lo cierto es que los fabricantes creen que esta es una solución perfecta al problema de las emisiones y a los elevados precios de los híbridos y eléctricos de hoy.

Se estima que los prototipos de Mild Hybrid que están en funcionamiento ahora mismo ofrecen el 70 % de las ventajas de los híbridos pero a un precio de un solo un 30 % del suyo.

Qué es un Mild Hybrid.

A pesar de que su funcionamiento es diferente, este tipo de coches se ha homologado en Europa como híbridos. ¿Por qué? Porque aunque no es el motor eléctrico el que mueve las ruedas, sino el de combustión, el primero sí puede ayudar al segundo con otras funciones incluyendo el apagado y encendido del motor (conducción vela) cuando las circunstancias se dan y sin que el conductor se dé cuenta de ello.

Este tipo de vehículos se están poniendo en marcha en distintos motores de combustión y ya son muchas grandes como Audi,Mercedes, Renault, Kia y Mazda (aunque en este caso es un tecnología muy similar que se denomina i-ELOOP) los que están apostando fuerte por ellos.

La estimación de una reducción del 15 % en emisiones y consumo del vehículo los hace muy atractivos a los usuarios, y mucho más si se tiene en cuenta que el precio frente a un híbrido condicional se reduce casi en un 70 %. Es por ello que los expertos se han aventurado a asegurar que antes del 2025 los Mild Hybrid dominarán el planeta.

Como toda novedad que se presenta en el mundo del motor, hay quienes están a favor y quienes están en contra. Todos parecen tener argumentos sólidos, aunque en ocasiones no sabemos por cuál decantarnos. Quizá haya que esperar a que los Mild Hybrid demuestren lo que saben hacer. ¿Qué opinas tú?