Audi e-tron Sportback, aires de coupé para el eléctrico de los cuatro aros

Juan · 9 diciembre, 2019
El Audi e-tron Sportback es la variante de aspecto deportivo del SUV eléctrico de la marca. Además de su diseño más atractivo, ofrece una mayor autonomía.

Siguiendo las tendencias del mercado, Audi ha presentado el Audi e-tron Sportback, la variante de aspecto coupé del todocamino eléctrico de la marca alemana. No solo gana un aspecto más atractivo, sino que se beneficia de una mayor autonomía y nuevos acabados.

Se une así al Jaguar I-Pace como todocamino eléctrico en el que prima más la forma sobre la función, para dejar a la variante convencional rivalizar con el Mercedes EQC, de corte más tradicional. No será el único Sportback eléctrico: el próximo lanzamiento e-tron será el GT, que presumiblemente llevará el apellido Sportback por su condición de cinco puertas.

Llegará al mercado en primavera de 2020. En Alemania ya admiten reservas, desde 71 350 euros.

Forma sobre función

Claramente, el elemento más destacado de la estética del nuevo Audi e-tron Sportback es su condición de cupé. Lo más parecido en el mercado son las variantes híbridas del Porsche Cayenne Coupé. La base del e-tron es de por sí atractiva, por lo que el resultado es más que llamativo.

Audi e-tron Sportback: trasera.
Trasera del Audi e-tron Sportback.

Hasta la mitad delantera el vehículo es el mismo que el ya comercializado. Desde ese punto, la carrocería sufre una acusada caída del techo, que desciende muy tendido hasta la zaga. En esta resalta un pequeño spoiler integrado cual cola de pato. Las anchas caderas cobran protagonismo ahora que la zaga es menos voluminosa.

Las ventanillas carecen de marco, lo que enfatiza su carácter más deportivo.

Otro punto que hay que destacar es la introducción del acabado S-Line, que incluye llantas de 20 pulgadas, un diseño más deportivo con mayores tomas de aire, umbrales de las puertas retroiluminados realizados en aluminio y una suspensión neumática con menor altura al suelo.

Menos espacio y más tecnología

La principal novedad tecnológica del nuevo eléctrico de Audi es su complejo sistema de iluminación Digital Matrix Light. Mediante el uso de un millón de microespejos por faro, se consigue modificar su posición hasta 5000 veces por segundo, de manera que puede crear animaciones y señalizar elementos concretos en la carretera.

Audi e-tron Sportback: interior.
Interior del Audi e-tron Sportback.

La oferta de materiales disponible para personalizar el habitáculo se ha visto incrementada.

En contrapartida de este paso al frente, en cuanto a iluminación está el espacio interior. Con un diseño en el que prima el estilo sobre la función, tanto el maletero como las cotas de las plazas traseras se han visto perjudicadas. El maletero trasero pierde 45 litros y se queda en 555 litros, mientras que el delantero de 60 litros se mantiene intacto.

Especificaciones del Audi e-tron Sportback

Mecánicamente, el Audi e-tron Sportback se nutrirá de las dos variantes ya existentes, es decir, los Audi e-tron 50 y Audi e-tron 55. Cabe destacar el aumento sufrido por la autonomía gracias a la menor resistencia aerodinámica de su carrocería, beneficio de la zaga tendida. De ahí la característica forma de híbridos como el Toyota Prius y el Hyundai Ioniq.

Audi e-tron Sportback: frontal.
Frontal del Audi e-tron Sportback.

El coeficiente aerodinámico se queda en 0.25.

Con todo, la variante sencilla 50 –de 313 CV– ofrece una autonomía de 347 kilómetros, mientras que el modelo 55 –de 408 CV– aumenta esta cifra hasta los 446 kilómetros. Ambas versiones se diferencian más allá del kilometraje admitido; también lo hacen en la velocidad de carga admitida, de 120 y 150 kW respectivamente.