Jaguar I-Pace: el lujo inglés llega a los eléctricos

· 15 diciembre, 2017
Los vehículos eléctricos se abren camino y los fabricantes de coches tradicionales no son ajenos a ello, este Jaguar I-Pace quiere rivalizar directamente con los modelos Tesla.

Uno de los grandes lanzamientos de los últimos años en el sector de los vehículos eléctricos es el Jaguar I-Pace. Los fabricantes ingleses amplían su frente comenzando a competir con los famosos Tesla, e incluso buscan superarlos.

Este nuevo proyecto de Jaguar llegará al mercado en 2018 y busca ser el modelo crossover definitivo. Sus incorporaciones de alta tecnología pueden convertirlo en el vehículo más avanzado del momento, dejando atrás a todos sus competidores.

El Jaguar I-Pace rompe con la fórmula tradicional

Jaguar ha querido abandonar todos los convencionalimos, creando su I-Pace a partir de un diseño completamente nuevo. El fruto de su trabajo es un vehículo con aspecto de superdeportivo, prestaciones de un buen deportivo, el espacio de un SUV y la plataforma de un vehículo eléctrico.

Todos estos logros son especialmente notables teniendo en cuenta que la incorporación de las baterías en los coches eléctricos condicionan en gran medida su diseño.

Jaguar I-Pace vehículo eléctrico SUV
El techo Jaguar I-Pace/Jaguar (jaguar.es).

Para plantar cara a los famosos Tesla, el I-Pace debe contar con una fórmula infalible. Los ingenieros de Jaguar han conseguido un sistema eléctrico de calidad con buena autonomía.

El I-Pace incorporará un sistema de motores eléctricos acoplados a ambos ejes, permitiendo que el vehículo se mueva con tracción total. Por consiguiente, la potencia máxima alcanzada llega a los 400 CV, logrando una aceleración de 0 a 100 km/h en 4 segundos.

En cuanto a su autonomía, las baterías de 90 kWh permitirán a los viajeros recorrer hasta 500 km. Con todas estas características preliminares, el I-Pace parece situarse en lo más alto de la lista de vehículos eléctricos del mercado.

Durante este 2017, ha sido presentada la versión Concept del Jaguar I-Pace como prototipo, contando con escasas diferencias respecto a la versión estándar.

Un diseño basado en la alta tecnología

El aspecto interior del I-Pace destaca por su carácter futurista y minimalista. La interfaz estará a la altura de la de modelos como el Tesla Model X o el Tesla Model S.

El Jaguar I-Pace contará con un cuadro frontal digital de 12 pulgadas y dos pantallas táctiles en el salpicadero. Una de ellas tendrá 12 pulgadas y la auxiliar, de 5,5 pulgadas.

Las dimensiones del vehículo son de 4,68 metros de largo y 1,89 metros de alto, siendo más compacto que el F-Pace. Aun así, el I-Pace no se queda corto de espacio, ofreciendo un maletero de 530 litros y espacio suficiente para 5 pasajeros. Todo ello, a pesar de que hay que contar con los motores eléctricos, las baterías y los sistemas de transformación de electricidad.

Diseño exterior

El aspecto exterior sigue la línea futurista del interior. Las formas afiladas del capó y del frontal aportan un aspecto agresivo, algo que también ocurre con los faldones.

Por otro lado, la parte trasera tiene una forma más cuadrada, con un cristal trasero pequeño e inclinado que termina en una superficie posterior amplia. Esto aporta robustez y fuerza al aspecto exterior del vehículo, a lo que contribuyen las llantas de grandes dimensiones.

Jaguar I-Pace espacioso eléctrico Suv Coche
Pese a contar con los handicap de ser un vehículo eléctrico, el I-Pace luce un buen espacio interior. Jaguar I-Pace/Jaguar (jaguar.es).

De esta forma, el I-Pace fusiona de forma muy curiosa el aspecto deportivo de última generación con el de un SUV.

Los faros aumentan el aspecto futurista y agresivo, siendo estrechos y afilados. Además, todo el perímetro del vehículo es recorrido por una línea azulada a la altura del centro de las ruedas. Un detalle llamativo y que aporta una curiosa distinción.

Finalmente, en los laterales traseros del vehículo, justo sobre los faros, el vehículo posee un aporte de diseño para mejorar la aerodinámica. Este detalle recuerda ligeramente a las formas que luce el BMW i8 sobre sus faros.

Todos los detalles del interior

Para empezar, el techo solar aporta sensación de espacio al habitáculo. El volante muestra el logo de la marca en color metalizado e incluye multitud de controles para la conducción y el infoentretenimiento.

Tras él, el conductor dispone de una pantalla que muestra todos los datos sobre la conducción, velocidad y estado del vehículo. La forma de los pedales también llama ligeramente la atención, en color negro y con bordes metálicos.

Interior del Jaguar I-Pace coche eléctrico SUV 2018
Interior del futurista I-Pace. Jaguar I-Pace/Jaguar (jaguar.es).

Por otro lado, los asientos dan mucho de qué hablar, con un diseño deportivo que envuelve a los viajeros. El quinto asiento es menor y que los demás, pero no se queda corto de espacio ni resta comodidad a los demás. Además, en las zonas lumbar y de los muslos tienen un relieve especial para evitar el deslizamiento.

La consola de mando está ligeramente inclinada, para una mejor accesibilidad desde los asientos delanteros. Además, en ella se incluyen, entro otros, los controles de climatización.

En conclusión, el Jaguar I-Pace se muestra así como un vehículo total, con prestaciones que cubren todo tipo de necesidades. Desde su mecánica hasta su acabado, pasando por su espacioso habitáculo, son muestras de un diseño muy cuidado.