Cómo revalorizar tu coche de forma económica

· 20 febrero, 2018
Cuando queremos vender nuestro o coche, o simplemente mejorar su valor, debemos considerar invertir en aquellos aspectos que realmente marcan la diferencia

Los coches están entre de los bienes que más depreciación sufren; además, lo hacen a gran velocidad. Solo al salir del concesionario, ya valen un 10% menos.

Para revalorizar tu coche y colocarlo a la venta, y también para evitar que caiga en un agujero del cual resulte después demasiado costoso sacarlo, hay consejos prácticos y sencillos. Trucos caseros y en su mayoría, poco onerosos.

Siempre limpio

No es ningún acto de magia, aunque en ocasiones, lo parece. La imagen que puede ofrecer un vehículo solo después de pasar por una limpieza profunda, es totalmente distinta. Sobre todo, cuando el coche en cuestión acostumbra a mostrarse sucio y descuidado.

Además del consecuente efecto corrosivo que tiene el polvo sobre la carrocería, un coche sobre el cual se puede dibujar o escribir, luce realmente mal. En el habitáculo y en el maletero, la falta de limpieza y orden acelerará el deterioro de moquetas, tapicería, tablero, etc.

Una mancha de grasa sobre una butaca puede ser corregida con relativa facilidad, si se actúa rápido (siempre dependiendo de la sustancia).

Pero si el rastro se ‘instala’ sobre la tela, intentar removerlo más adelante puede ser una misión imposible. Por otra parte, los restos de comidas pueden atraer insectos, ácaros y parásitos de todo tipo.

MINI 3 puertas: interior

Carrocería brillante y pulida

Para revalorizar tu coche, la acción del agua y el jabón necesita complementarse con un componente adicional: cera. Pulir la carrocería con estas sustancias le devolverá al auto el brillo con el que salió del concesionario. Si hay impurezas en la pintura, se puede recurrir a pastillas especiales que restauran el acabado.

Pero esto no es lo único que debe brillar. Las llantas y neumáticos también deben ofrecer una imagen pulcra y reluciente. Para limpiar cada rueda, el primer paso es aplicar abundante agua a presión. Seguidamente, se pasa una esponja húmeda y con un poco de jabón, que deje solo a la vista manchas muy profundas.

Para las llantas, en el mercado hay disponibles un buen número de productos de limpieza. Un cepillo de dientes es una herramienta indispensable para alcanzar todos los recovecos. En cuanto a los neumáticos, un truco tan viejo como eficiente es aplicar un refresco de cola, con un trapo.

El lavado de nuestro de vehículo puede ser excesivamente agresivo para la pintura.

Para revalorizar tu coche, todos los detalles cuentan

Cepillos del limpia parabrisas gastados o manijas de las puertas rotas, incompletas o disfuncionales. Lo mismo que las lunas rayadas o resquebrajadas, así como faros quemados o mal alineados.

Todos estos detalles que estamos viendo, son pequeños en apariencia, pero una vez que se acumulan, restan mucho valor a cualquier vehículo. Además, siempre será más económico reparar una falla a la vez.

En el habitáculo, deben atenderse situaciones (aparentemente insignificantes) como ganchos de los cinturones corroídos o apoya brazos inestables. También se deben cambiar forros del volante y gomas de los pedales que estén desgastados por el uso.

Pero el sentido de la vista no es el único que realiza un escrutinio al interior de los vehículos. Principalmente cuando se está en búsqueda de adquirir un vehículo de segunda mano. Los olores también suman a la hora de revalorizar tu coche; un vehículo con un fuerte hedor a tabaco resultará más difícil de vender.

Llaves, matrículas y documentos en buen estado

Los autos que conservan tanto su juego de llaves principal, como los de repuesto, se valúan mucho mejor. La diferencia puede ubicarse entre los 100 y los 245 euros, dependiendo del segmento del vehículo.

Que la documentación esté en perfectas condiciones no solo causará una buena impresión en posibles compradores; también puede representar un ahorro importante en duplicados.

Otro detalle que cuenta es que las matrículas del coche estén en buen estado. A primera vista, el estado de estas piezas será el mejor referente del cuidado y el trato que ha recibido el vehículo. Cambiarlas y homologarlas es un proceso relativamente rápido y económico.

Como revalorizar tu coche
El aspecto exterior debe estar cuidado al detalle, limpio y con las matrículas en buen estado.

 A tener en cuenta

Para quienes quieran vender sus coches, limpiar el motor (en un intento porque luzca limpio y nuevo) es una mala idea. De hecho, puede provocar en posibles compradores un efecto diferente al esperado; puede interpretarse como un intento por ocultar fallas.

Así mismo, las fotografías que se tomen a los vehículos con fines publicitarios para la venta, deben hacerse de día y en espacios a cielo abierto. Estacionamientos cerrados y además sucios y mal iluminados, deben ser evitados a toda costa.