Cómo cambiar la titularidad de un vehículo

Francisco María García · 18 julio, 2018
Hay una serie de requisitos indispensables a la hora de poner el vehículo a nombre de otra persona, ya sea en una venta o como donación a un familiar, en cuanto a documentación y pago de tasas

La titularidad de un coche ofrece mucho para disfrutar, pero también implica asumir deudas y multas, impuestos y seguros. En caso de compra, venta o donación, cambiar la titularidad de un vehículo es indispensable, tanto para una como para otra parte del acuerdo.

A continuación, veremos los requisitos necesarios para cambiar realizar el trámite de cambio de titularidad. Como todo asunto legal, suele tratarse de un procedimiento incómodo. En esta situación, el conocimiento de los pasos a seguir evita olvidos, sorpresas y disgustos, ya sea que se compre, se venda o se reciba un vehículo como regalo.

¿Qué documentación hay que acreditar para cambiar la titularidad de un vehículo?

Como primer paso, hay que abrir la página Web de la DGT. Allí figura el Impreso de Solicitud de Cambio de Titularidad que deberá ser debidamente completado. Asimismo, debe abonarse una tasa de alrededor de 55 euros para todos los vehículos, excepto para los ciclomotores, que cuesta la mitad.

Junto a lo anterior, los trámites para quien vende implican la notificación previa de venta. En caso de no haber notificado previamente, la venta debe realizarse tras presentar el permiso de circulación. Además, son necesarios las fotocopias de los DNI de ambas partes.

¿Qué trámites se realizan una vez reunida la documentación?

Cambiar la titularidad de un vehículo implica, básicamente, la modificación de los datos de propiedad sobre el coche, en el Registro de Vehículos de la DGT.

Para solicitar estos cambios, se comienza pagando el impuesto de transmisiones patrimoniales (060-621); este pago se realiza en la Hacienda de cada comunidad autónoma. Son pagos que pueden realizarse a través de internet.

Cosas imprescindibles en el coche: documentación

Una vez saldado el impuesto, se recibe el código CET, que tiene la función de que el pago del impuesto sea verificado. Por último, hay que solicitar turno y dirigirse personalmente a la Jefatura de Tráfico propia de cada región. En esta cita, se presenta sin falta toda la documentación mencionada.

Instrucciones específicas para vendedores y compradores

Los trámites para cambiar la titularidad de un vehículo se reducen considerablemente si hay una empresa del lado de la venta. Estas serían las variables de la operación, entre vendedores y compradores:

  • Vendedores:

Es imprescindible que se garanticen una serie de documentos antes de entregar las llaves del coche; principalmente, el original del contrato de compraventa o la factura de la transacción.

Además, debe exigirse la fotocopia del DNI, así como dejar constancia de la fecha y la hora de la venta. Entre otras cosas, para que no surjan confusiones con respecto a posibles multas futuras.

  • Compradores:

Si se compra en concesionarios, serán estos profesionales quienes entreguen la tarjeta ITV y el permiso de circulación a nombre de quien compra. El siguiente paso sería inscribir el vehículo con el nombre del comprador o compradora.

En cuanto a documentación, si se trata de un vendedor particular, hay que presentar la fotocopia de contrato, fotocopia de DNI y toda la documentación del vehículo.

Pasados 15 días, el comprador debe enviar al vendedor una copia de su permiso de circulación. De este modo, se constata que el coche o vehículo está en manos de su nuevo dueño.

Un padre enseñando a su hijo a conducir.

Cambiar la titularidad de un vehículo entre familiares

A pesar de no existir una transacción comercial, el cambio de manos de un coche dentro de una familia también requiere de trámites e impuestos a pagar. Básicamente, se trata del ya mencionado impuesto en Hacienda y la tasa en la DGT. De todos modos, hay variantes para estos casos particulares.

Para el caso de donación –cambio de titularidad sin venta– hay que ajustarse al Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD). El pago debe realizarse en la comunidad autónoma del nuevo titular.

Ahorrar en gestores empleando solo una mañana

Para quienes desean realizar la transferencia del coche evitando el desembolso de los hasta 200 euros que supone el trámite con gestorías, hay algunos consejos. Primero, la disposición de una mañana entera para visitar la Jefatura de Tráfico y la Oficina de Hacienda.

En cuanto a la documentación necesaria, cambiar la titularidad de un vehículo suma un total de cinco documentos:

  1. Contrato de compraventa: con tres copias.
  2. Modelo 620 de Hacienda.
  3. DNI.
  4. Justificante de la tasa de Tráfico.
  5. Documentación del vehículo con la ITV vigente y comprobante de pago del impuesto municipal que corresponda.