Las sanciones por usar el móvil al volante serán más duras

· 27 julio, 2018
Todo a punta a que las penas por el uso del teléfono móvil al volante van a endurecerse de forma notable, incluso se habla de que se prohibirá incluso la opción del manos libres en una búsqueda por reducir los accidentes con esta causa como detonante

Es una de las primeras causas de muerte en carreteras. Las sanciones por usar el móvil al volante serán más duras; la advertencia de Pere Navarro, nuevo director general de Tráfico, se concretará en corto tiempo.

Serán más de 200 euros y tres puntos del carné de conducir

Aunque no se han anunciado cantidades exactas, Pere Navarro aclaró que actualmente el uso del móvil al volante se sanciona con 200 euros; incluye la pérdida de tres puntos del carné de conducir.

En la reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, la actual penalización será incrementada sustancialmente, para mejorar la seguridad en carreteras.

El uso de dispositivos telefónicos mientras se conduce es una de las mayores distracciones en la actualidad; la realización de llamadas, leer o escribir mensajes es un riesgo. Lo es para el conductor y sus acompañantes, también para otros usuarios y para los peatones. Pere Navarro va más lejos: ‘afecta a la sociedad’.

Navarro estuvo al frente de la Dirección General de Tráfico (DGT) durante 8 años, hasta 2012. A su regreso, en 2018, se ha propuesto retomar los niveles de seguridad en las carreteras que dejó cuando entregó el cargo. El uso del teléfono móvil al volante es una de las preocupaciones sobre la que trabajará de forma inmediata.

que llevar en el coche documentación agua cargador móvil triángulos de emergencia
En caso de emergencia, tener a mano nuestro teléfono móvil puede sernos de gran utilidad.

Será una modificación de la ley y del carnet de conducir por puntos, para endurecer las sanciones. Esta es una de las siniestralidades más agobiantes, aunque no escapan el exceso de velocidad y el consumo de alcohol y drogas mientras se conduce.

Colectivos vulnerables

En 2017 hubo casi dos mil fallecimientos en accidentes de tráfico en carreteras, la mayoría ciclistas, peatones y motoristas, los colectivos más vulnerables.

El envejecimiento del parque automotor, la cantidad de vehículos en desplazamiento y el estado de las vías no fueron demasiado determinantes en esa cifra de siniestros. Influyó de manera definitiva el uso del móvil al volante.

Las sanciones por usar el móvil al volante serán más duras. La razón es que se trata de infracción sumamente común, que está directamente vinculada a la siniestralidad.

Multas menos comunes, sanciones de tráfico.
Multas menos comunes que pueden ser sancionadas.

Una historia reciente

En 2012, cuando se creó el carnet por puntos, el despliegue de redes sociales o mensajería instantánea en dispositivos móviles no era preocupante.

Las personas no hacían llamadas ni enviaban o leían mensajes de texto en sus celulares frente al volante; o al menos no hasta el punto de ser una de las principales causas de muerte en carretera.

En  la reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial habrá un endurecimiento de las sanciones por usar el móvil al volante. Estas distracciones son las causantes de un 25% de los accidentes y del 31 por ciento de las muertes registradas en 2016.

Según los expertos, en un desplazamiento a 120 kilómetros por hora, hacer una llamada por móvil implicaría no prestar atención en un trayecto de 429 metros. Si se trata de escribir o leer un mensaje, los metros recorridos ascienden a 660. Por estas razones, las sanciones por usar el móvil al volante serán más duras.

Cifras alarmantes

Se desconoce cuántos accidentes, de los registrados en 2017, fueron ocasionados por el uso indebido del móvil al manejar. En las vías interurbanas se produjeron 37.493 accidentes, con 1.321 muertos. En las urbanas, 64.740 accidentes con víctimas, en los cuales murieron 509 personas y 4.780 resultaron heridas.

Más jóvenes fallecidos

Según estos datos estadísticos, la cifra de muertes de jóvenes entre 25 y 34 años tuvo un repunte de 70 personas más que en 2016.  Si analizamos esta información estadística, vemos que hubo una disminución de fallecidos con 45 años o más.

Puntos negros y tramos de concentración de accidentes.

En lo que llevamos de 2018, se observa una disminución de tres fallecidos con respecto al mismo período de 2017, contabilizado hasta el 11 de julio. Hasta este verano, van 587 muertes por accidentes de tráfico en España.

El repunte de siniestralidad se experimenta desde el año 2014; por esa razón, la DGT reforzará las sanciones. No solo las aplicadas por usar el móvil al volante. También aumentarán las penalizaciones por uso de drogas y alcohol, ya que una de cada tres víctimas presenta evidencias de haberlas consumido.

No escaparán a la nueva regulación el exceso de velocidad y la falta de uso de sistemas de retención infantil en los vehículos. La intención de Navarro es disminuir la alta siniestralidad que consiguió a su retorno al despacho que ocupó por ocho años.