Apple: el futuro coche autónomo

Francisco María García · 31 enero, 2019
El futuro coche autónomo de la compañía de la manzana mordida es capaz de detectar las emociones del ser humano y de adaptarse en función de las circunstancias que rodean al vehículo

El futuro coche autónomo de Apple, conocido como el iCar, se ha convertido en un proyecto de interés prioritario para el imperio tecnológico liderado por Tim Cook. Tiene como misión posicionarse en un mercado donde Google y Tesla parecen haber tomado la delantera.

Todo esto ocurre cuando la ciencia ficción parece estar alcanzando al presente. Hasta hace un par de décadas atrás, estos temas cada vez más cotidianos pertenecían a un futuro muy lejano. Pero este tiempo ya está llegando.

El reto de superar la desconfianza hacia las máquinas

La mayoría de las personas aún se sienten más seguras con un conductor de carne y hueso que con uno basado en inteligencia artificial. Todavía no confiamos conscientemente en la capacidad de interpretación de las máquinas. A pesar de que aplicaciones para ‘decirte qué hacer’ son muy comunes hoy en día.

Lexus autónomo

En la práctica, parecen irrelevantes las estadísticas de algunos fabricantes como Waymo, que muestran solamente un fallo de software entre 33 casos de accidentes de coches autónomos. La cuestión es que existe un cierto ‘apego al error humano’ cuando se trata de conducir.

En el caso del siniestro con el SUV Lexus RX 450h, el futuro coche autónomo de la casa de la manzana mordida, este circulaba a 2 km/h. Esperaba para incorporarse a un canal rápido cuando fue embestido por un Nissan Leaf que se desplazaba a una velocidad de 25 km/h.

No hay más detalles de este evento. Se desconoce si el iCar fue capaz de anticipar el impacto; tampoco si advirtió a los pasajeros. Afortunadamente, no se reportaron heridos en el incidente, pero ambos coches resultaron dañados.

Coche autónomo Apple

El programa machine learning

Las campañas publicitarias del iCar hacen ver al futuro coche autónomo como más avanzado que los de la competencia. Aseguran que estos vehículos pueden observar correctamente lo que ocurre en su entorno cercano, sin importar las condiciones climáticas. También pueden descubrir elementos imprevistos en la ruta del vehículo.

Afirman que el sistema es capaz de aprender progresivamente y de manera autónoma gracias a su software único de análisis, procesamiento y respuesta de datos, el machine learning.

Como complemento, el sistema SLAM –simulación, localización y mapeo– proporciona una mayor precisión al momento de valorar el espacio ocupado. Especialmente si la información viene integrada con los datos de los sensores del coche.

Los aparatos de detección del futuro coche autónomo son capaces de escanear en 3D toda la información posible relacionada con señales de tráfico, semáforos, peatones y cualquier tipo de objeto presente en las vías.

El objetivo de Apple es generar confianza en el machine learning, al presentarlo como un sistema que no requiere un preset de data para moverse. En su lugar, juzga, se adapta y actúa en consecuencia, dependiendo de cada situación.

El futuro coche autónomo de Apple será capaz de detectar emociones

La carrera tecnológica por poseer el mejor coche autónomo ha producido avances inverosímiles. Algunos detalles parecen ‘copiados’ de las películas futuristas.

Futuro coche autónomo

Para distinguirse entre sus competidores, Apple recientemente ha hecho pública su última patente. Se basa en predecir el nivel de ansiedad de sus usuarios para determinar el modo de conducción.

Entre las innovaciones más espectaculares se encuentran los sensores en el interior del vehículo, especializados en el estudio del movimiento de los ojos y dilatación de las pupilas. También pueden leer e interpretar el lenguaje corporal y cotejar esta información con la frecuencia cardíaca y  la respiración.

Todos estos avances tienen el objetivo de detectar si es oportuno o no reducir la velocidad del coche para prevenir ataques de pánico u otro tipo de situaciones imprevistas.

¿Cuánto puede aprender el programa machine learning?

Cualquier persona con mucha curiosidad podría poner en problemas al machine learning del futuro coche autónomo si se dedica a hacer un ‘experimento sexual’ dentro del automóvil. ¿Se pondrá el sistema en alerta ante el aumento de las pulsaciones y del ritmo de la respiración de los pasajeros?

Estamos en la época de las redes sociales. Seguramente no transcurrirá mucho tiempo para saber qué decide la inteligencia artificial en estos casos particulares. ¿Se convertirán en la prueba del delito en demandas de divorcio por infidelidad? La tecnología y los avances parecen no tener límites, y nos seguirán sorprendiendo cada vez más.