¿Qué son los roadster?

· 14 febrero, 2018
Los roadster son pequeños modelos de tracción trasera y carrocería descapotable, por lo que aseguran buenas dosis de entretenimiento y en la mayoría de los casos, un gran diseño

Los vehículos conocidos como roadster poseen habitualmente una carrocería descapotable y un habitáculo biplaza. Estos modelos tienen un aspecto muy deportivo y se diseñan para ofrecer a los clientes una conducción destinada enteramente a la diversión durante cada momento del trayecto.

Estos vehículos suelen ser muy ligeros y con tracción trasera. Su nombre proviene del inglés, y es el término con el que se describía a los antiguos vehículos deportivos descapotables. Estos modelos solían tener un banco plegable alojado en el maletero para poder ampliar a cuatro las plazas del coche.

En los roadster más antiguos ni siquiera existía capota para cubrir el habitáculo. Estos vehículos dejaban los asientos siempre al aire y no poseían ventanillas.

Uno de los modelos más clásicos es el Jaguar XK (modelo que ilustra nuestra portada), toda una joya del mundo de la automoción, fabricado entre 1948 y 1961. Un modelo más moderno es el Alfa Romeo Spider, originario de 1966 y que ya empezaba a incorporar capota.

Mercedes SLC

Este modelo de fabricación alemana es todo un ejemplo del diseño de los roadster modernos. El Mercedes SLC es un vehículo con diversas facetas, de manera que ofrece tanto un pequeño deportivo como un divertido vehículo descapotable.

Roadster Mercedes SLC deportivo: frontal
Frontal del roadster Mercedes SLC, un deportivo biplaza descapotable cómodo para viajar.

Entre sus defectos, el diseño interior de este roadster no refleja una evolución a lo largo de los años. Desde su lanzamiento en el año 2011, el habitáculo apenas ha experimentado modificaciones.

Aun así, como buen roadster, el SLC ofrece al piloto un comportamiento ágil y con una respuesta inmediata. Además, su tracción trasera aporta deportividad en la conducción con curvas.

En definitiva, a pesar de su interior algo obsoleto, el SLC es un pequeño deportivo con una estética muy atractiva y que ofrece la garantía de una marca con tanto nombre como Mercedes. Es el perfecto ejemplo de un roadster moderno.

Lotus Elise

Con una increíble ligereza que puede suponer un peso en vacío de menos de 1 000 kilos, el Lotus Elise es otro gran ejemplo de lo que el mercado de los roadster ofrece actualmente. Con una primera versión originaria del año 1994, el Elise ha supuesto un revulsivo para la marca británica.

Roadster Lotus Eise S2 deportivo
Vista frontal del Roadster Lotus Eise S2 deportivo.

Su diseño, tanto interior como exterior, ofrece ciertos detalles futuristas, especialmente en el habitáculo. El fabricante británico ofrece un roadster de gran rigidez y contruido con materiales de magnífica calidad. Cuenta con atractivas tomas de aire a lo largo del vehículo y un diseño muy aerodinámico.

Eso sí, como ya ocurría con el Mercedes SLC, no todo son ventajas. En el caso del Elise, su sistema de propulsión incorpora un motor de cuatro cilindros con una capacidad de 2.0 litros.

El punto negativo de esta tecnología son los 320 CV que ofrece, los cuales resultan algo escasos al tener en cuenta que se trata de un motor sobrealimentado. Aun así, el Lotus Elise es otro gran ejemplo del diseño y el tipo de conducción que ofrecen los roadster hoy en día.

Mazda MX-5

Un tercer ejemplo de roadster es el más que conocido Mazda MX-5. Lanzado por primera vez en 1989, este modelo se ha ido reinventando hasta nuestros días, con el cambio de nombre a la serie NC. Sus últimos lavados de cara han modificado la zona frontal del vehículo pero mantiene los mismos motores que en versiones anteriores.

La versión NC2, lanzada al mercado en el año 2013, aumenta la calidad del modelo al incluir equipamientos de serie que antes Mazda solo ofrecía como extras. Además, se incluyó una marcha más en el cambio manual y se redujo el precio de la variante de acabado básica.

alt="Mazda historia de la marca japonesa"

Con 920 000 unidades vendidas en 2013 desde su origen en el año 1989, el Mazda MX-5 es el vehículo descapotable biplaza más vendido del mundo. Por ello, es el perfecto y más reconocible ejemplo de un roadster que se puede encontrar circulando habitualemente hoy en día.

BMW Z4

Finalmente, otro de los mejores ejemplo de los roadster modernos es el también famoso modelo Z4 desarrollado por BMW. Este modelo destaca por su interminable capó y su escasa altura. Su estética aerodinámica es característica de los modelos de su segmento, así como el tipo de conducción que ofrece.

Con una toma de curvas muy especial, quien se ponga al volante del Z4 podrá experimentar una conducción de lo más deportiva y ágil. Su interior mantiene la elegancia habitual en los modelso de BMW con unas correctas puestas al día.

Imagen exterior frontal del mítico BMW Z4.
El roadster alemán de la firma BMW, el Z4, es todo un modelo de pasarela.

Este modelo está ahora mismo en un periodo de pausa, ya que su última versión se ha dejado de fabricar. Sin embargo, el mercado automovilístico -y en especial los aficionados a los deportivos- esperan con ansia el lanzamiento de la próxima generación.