Las mujeres conducen mejor que los hombres

Francisco María García · 12 junio, 2018
El hecho de decir que las mujeres conducen mejor que los hombres es una afirmación tan polémica como la contraria, aunque existan estudios que la avalen

A medida que los conceptos evolucionan, las viejas estructuras patriarcales se desarman y caen. Los mitos machistas se derrumban por su propio peso y la sociedad busca la igualdad de género.

Con respecto a la mujer y su condición de igualdad absoluta al volante se originan cada día todo tipo de comentarios. Sin embargo, ha varias investigaciones que revelan que son ellas quienes mejor maniobran al volante.

Los estudios, a cargo de numerosas universidades, arrojan resultados casi unánimes: las mujeres conducen mejor que los hombres. A continuación, veremos algunos datos interesantes al respecto.

Los datos de las estadísticas a la hora de conducir

Algunas Universidades como la Politécnica de Madrid (UPM) y entidades como el Observatorio Nacional de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, arrojan similares resultados.

Mujer al volante.

El 81% de los hombres que conducen han sido responsables de accidentes de tráfico. Esto da cuenta de que los siniestros con vehículos son protagonizados, en su mayoría, por varones.

Las investigaciones también han sido llevadas a cabo por compañías de coches. Las campañas publicitarias que promocionan vehículos, comienzan a enfocar sus anuncios en las mujeres.

En los spots publictarios, las mujeres ya no viajarán siempre como acompañante, sino que serán capaces de conducir sus propios coches. Sobre todo, para resaltar los nuevos valores de cuidado y de prudencia, características que les serían propias.

La investigación más conocida ha sido la de la UPM: ‘Mujeres conductoras en España. Implicación en accidentes de tráfico y comparación con los conductores varones’.

Los datos obtenidos mediante estadísticas serían concluyentes: son las mujeres quienes mejor cumplen con las normas de tráfico. Por su parte, el estudio de UPM concluye con que los varones corren demasiados riesgos al volante.

¿Hasta qué punto las mujeres conducen mejor que los hombres?

Uno de los interrogantes que arrojan las investigaciones, se relaciona a la proporción entre conductores varones y mujeres. En comparación, los primeros exceden en número a las mujeres. La pregunta es ¿qué ocurriría en caso de haber el mismo número de conductoras que de conductores?

Mujer conduciendo.

Algunas compañías automovilísticas se han dado a la tarea de intentar zanjar esta duda. De hecho, se ha pensado en realizar un test drive para alcanzar una conclusión lo más cerrada posible.

Este test para averiguar datos promedio, consistiría en poner un coche a disposición y hacerlo circular por diferentes terrenos al mando de uno y otro sexo alternativamente.

Mujeres y hombres al volante: estereotipos y realidades

En muchos países, los diferentes Centros de Análisis de Seguridad Vial aseguran que son ellas quienes conducen mejor. Las estadísticas realizadas diferentes instancias internacionales así lo ponen de manifiesto.

En estos últimos años, los accidentes automovilísticos responsabilidad de las mujeres han sido menos y más leves que los de los varones. No obstante, apenas el 30% de las mujeres obtienen licencias de conducir en muchos países.

Entre las características de las mujeres al volante, está el dato de que emplean en mayor número el cinturón de seguridad. Asimismo, conservan más prudencia en cuanto a distancia entre vehículos, uso de teléfonos celulares y ante rotondas y semáforos.

Nuevo milenio, nuevos conductores y conductoras

A la hora de establecer si las mujeres conducen mejor que los hombres, es importante pensar en la mentalidad de las nuevas generaciones. Dejando atrás a las princesas de Disney y a los superhéroes norteamericanos, aparecen varones y mujeres diversos, con virtudes y defectos repartidos en igual número.

Afortunadamente, algunos refranes anticuados como ‘mujer al volante, peligro constante’ resultan extraños a los y las jóvenes de hoy día. Y esta sensación excede cualquier estadística y cualquier dato comercial o de marketing, empresarial o estatal.

Las viejas ideas se articulan en consonancia con aportes de diversos organismos a favor de la igualdad de género. De cara al futuro próximo, el principal motor de cambio para que haya menos accidentes, en ruta o en ciudad, será que la prudencia sea propia de todos y todas por igual.

Para la historia quedarán las cifras sobre mejores y peores en cuanto a habilidades automovilísticas se refiere. Algunos accidentes típicos, como salirse de las vías, choques por frenadas inesperadas, atropello a peatones y colisiones frontales no deberían ocurrir, ni por culpa de los hombres ni de las mujeres.