Las mejores carreteras de Europa

· 2 febrero, 2018
En nuestro continente, existen rutas extraordinarias para recorrer en coche, carreteras reviradas, de montaña y con paisajes impresionantes

En Europa tenemos la suerte de contar con una red de carreteras de primer nivel, pero no solo por la seguridad o por la buena señalización, sino también por atravesar parajes de ensueño, con buenas curvas y paisajes dignos de una película de ficción. Hoy hemos querido traeros las mejores carreteras de Europa para disfrutar al volante.

No cabe duda de que un buen tramo de curvas se disfruta más con un buen coche, pero si eres un amante de la conducción, con cualquier vehículo disfrutarás de estas asombrosas vías. Aunque no podamos repasar todas, disfrutemos de las cinco mejores:

5º La Escalera de los Trolls (Trollstigen), Noruega

Situada en uno de los países más impresionantes de Europa, esta es una de las mejores carretera de montaña, y se ganó su nombre por una de las leyendas de la amplia mitología escandinava.

El caso es que, a parte de los supuestos trolls que, según la leyenda, merodeaban la zona, nos encontramos con una de las carreteras más impresionantes del viejo continente.

Mejores carreteras de Europa.
La Escalera de los Trolls (Trollstigen), Noruega.

Está ubicada en la comarca de Romsdal y une a las poblaciones de Andalsnes y Valldal. Cuenta con una inclinación media del 9%, por lo que se trata de un auténtico puerto de montaña.

Si vas a los mandos de un buen coche, disfrutarás de sus 11 curvas en forma de horquilla con un desnivel impresionante. Además tendrás la suerte de toparte con la cascada Stigfossen: una maravilla de la naturaleza con 300 metros de caída de agua por una preciosa ladera.

4º Carretera B-500 (Selva Negra), Alemania

Se trata de una ruta por la parte alta de la Selva Negra; una de las mejores carreteras de Europa que mantiene su belleza gracias a que es tan impresionante como poco conocida.

Carretera B-500 (Selva Negra), Alemania.

La ruta comienza en Baden-Baden y termina en Freudenstadt. Forma parte de la Carretera Nacional B-500, con un total de 65 kilómetros de pronunciadas curvas y verdes paisajes para disfrutar al volante al máximo.

Desde esta vía se pueden observar maravillas como el lago Mummel, el valle del Rin o las montañas francesas de los Vosges al fondo. Un regalo para los sentidos, con un asfalto perfecto para pasar un buen rato.

3º Blakey Ridge, Reino Unido

Ubicada en los páramos de North Yorkshire, esta vía entra de lleno en el podio de las mejores carreteras de Europa. Atraviesa de sur a norte el Parque Nacional North York Moors y sigue en parte una antigua línea de ferrocarril minera.

Blakey Ridge, Reino Unido.

Caracterizada por contar con unos tramos de curvas impresionantes, esta olvidada carretera apenas atraviesa zonas pobladas. Además, si eres amante del mundo del motor, podrás hacer una parada en el circuito de Croft para completar un día de ensueño.

2º Carretera D526 y D926, Los Alpes, Francia

Uno de los mayores alicientes de esta hermosa carretera es que forma parte del recorrido del Tour de Francia; un puerto de montaña con una mezcla entre horquillas, pronunciados cambios de rasante  y una naturaleza abrumadora que te llevará al corazón de los Alpes.

Carretera D526 y D926, Los Alpes, Francia.

Cruza el Parque Nacional de Écrins rumbo a las montañas, por donde atraviesa pequeños pueblos sumergidos en el verdor propio de las montañas francesas. Otros de los encantos de esta preciosa vía son el Lago de Grand Maison,  y el enorme Valle de la Maurienne.

Se trata de una ruta a gran altura, en la que disfrutarás de un asfalto en muy buen estado, con gran cantidad de curvas y cambios de rasante en la que no podrás ni parpadear, pero que harán las delicias de los amantes de la conducción deportiva.

1º Ruta de Transfăgărășan, Rumanía

El número uno entre las mejores carreteras de Europa se lo lleva esta joya rumana. Un regalo para los sentidos que no querrás que termine.

Ruta de Transfăgărășan, Rumanía.

Estamos ante la segunda carretera asfaltada situada a más altitud de Rumanía, con 90 kilómetros de tramos peligrosos con curvas pronunciadas que recorren el sur de los Cárpatos. Es la vía de unión entre los dos picos más altos del país: el Moldoveanu y el Negoiu.

En ese precioso trayecto podremos disfrutar del Castillo de Poienari, con el contexto de carretera del terror que se respira en el ambiente al conectar las regiones de Wallachia y Transilvania.

Esta carretera cogió fama en el año 2009 cuando los carismáticos presentadores de Top Gear disfrutaron de cada metro de vía con sus impresionantes superdeportivos, con los que hicieron tronar las montañas Rumanas.

Ellos mismos la calificaron como una de las mejores carreteras de Europa, y no nos extraña, ya que lo tiene todo para disfrutar de una jornada al volante inolvidable.