10 curiosidades de la Fórmula 1

La Fórmula 1 siempre ha sido el conejillo de indias del mundo del automóvil. Se invierte tanto en el desarrollo de los monoplazas que, aunque muchas veces acaben en inventos descabellados, otras muchas tecnologías terminan por implantarse en los coches de calle. Un claro ejemplo son los frenos de disco.

Es, sin duda, el campeonato automovilístico por excelencia, por encima de la Nascar, el Campeonato Mundial de Turismos o el Campeonato Mundial de Rally. Tiene seguidores de todo el mundo y dispone del mayor despliegue de circuitos.

El primer Gran Premio se remonta al año 1950, pese a que ya hubo carreras similares anteriormente. Fue en este año cuando se unirían varios grandes premios para formar un Campeonato Mundial de Pilotos.

Curiosidades de la historia de la Fórmula 1

  • La empresa Cooper Car Company introdujo en la Fórmula 1 una novedad que cambió para siempre el aspecto y la dinámica de los monoplazas: colocó el motor en posición central. Aunque ya habían sido utilizados en la Fórmula 3, tuvo que ser el piloto australiano Jack Brabham quien convenció al mundo de sus ventajas, ganando el campeonato en tres ocasiones en los años 1959, 1960 y 1966. En el año 1961, conscientes de su desventaja, todos los competidores cambiaron la ubicación del motor a posición central.
  • En 1962, la marca Lotus presentó un modelo con un chasis monocasco de aluminio, mucho mejor que el tubular. Después de esto, todos se sumaron al revolucionario invento.
  • Poco a poco, la aerodinámica adquirió protagonismo, con la aparición de los perfiles aerodinámicos a finales de los años 60, el diseño de los monoplazas cambio radicalmente. Lotus trabajó el efecto suelo, que ya había sido utilizado aunque no de forma tan efectiva.
Fórmula 1 precio curiosidades innovación
El equipo Lotus ha sido uno de los más innovadores en la historia de este deporte.
  • Las ayudas electrónicas no llegaron hasta la década de los 80. Nuevamente, Lotus revolucionó en 1981 el mundo de la Fórmula 1 con un sistema de suspensión activa. No fue hasta 1987 cuando se perfeccionó y dio una ventaja clara a los pilotos. Con este sistema, Ayrton Senna consiguió el triunfo en el Gran Premio de Mónaco. Por todo ello, Lotus ha sido un referente de innovaciones tecnológicas en este deporte.
  • El rey de los récords de la Fórmula 1 no es otro que Michael Schumacher con la escudería italiana Ferrari. Juntos, consiguieron cinco campeonatos de pilotos y seis campeonatos de constructores, entre 1999 y 2004. La racha terminó en el año 2005. Esa temporada, Fernando Alonso se convirtió en el piloto más joven en ganar el campeonato de Fórmula 1.

Curiosidades actuales

  • En un Fórmula 1, únicamente el motor es de la marca. El resto de componentes como carrocería, electrónica o chasis son del propio equipo, tanto su diseño, como fabricación y montaje.
Fórmula 1 asfalto neumáticos precio curiosidades
La vida media de unos neumaticos para asfalto mojado es de unos 140 kilometros.
  • La aceleración de 0 a 100 km/h de un monoplaza es brutal, consigue realizarlo en poco más de dos segundos, alcanzar los 200 km/h en tan solo 5,5 segundos y llegar a una velocidad máxima de aproximadamente 350 km/h. Aunque lo más impresionante no es la aceleración en sí, ya que hay deportivos de calle que se aproximan a esas cifras de aceleración, lo complicado es la velocidad en curva que pueden soportar estos coches, gracias al agarre que les proporciona la aerodinámica.
  • La temperatura del aire que sale por el tubo de escape de un Formula 1 en plena carrera es de casi 1000 ºC. Una temperatura capaz de fundir el aluminio.
  • Los carísimos neumáticos de los monoplazas son auténticas obras de ingeniería. Son capaces de aguantar una aceleración y una sujeción lateral cuatro veces superior a las capacidades de un neumático de calle. Lógicamente, tanto esfuerzo pasa factura muy rápido: la vida media de un neumático para firme seco es de 180 km, y menos aún los especiales para asfalto mojado, con solo 140 km.
Fórmula Uno precio casco curiosidades
Un casco de Fórmula Uno ronda los 25.000 euros.
  • El precio de un monoplaza de Fórmula 1 refleja claramente el nivel de precisión y sofisticación de cada componente. El coste total puede ascender a 1 millón de euros. Es una cantidad estratosférica, pero no parece tanto si descompones el precio de cada pieza. Por ejemplo, un casco de un piloto ronda los 25.000 €, más que una berlina media.
Te puede gustar