Los tramos más peligrosos de España

· 20 diciembre, 2017
Uno de los mayores riesgos de conducir, es precisamente el de transitar algunos de estos tramos más peligrosos.

Nuestras carreteras comprenden en su trazado muchos tramos que realmente son una fuente continua de problemas, por ello, bien podrían considerarse fallos en la infraestructura vial y puntos negros. Las campañas de la DGT, la Guardia Civil y compañías de seguros, hacen su contribución, pero no siempre se consiguen los efectos buscados. Bajo esta perspectiva, saber cuáles son los tramos más peligrosos de España puede ser útil para los conductores nacionales.

La prevención va mucho más allá de evitar las bebidas alcohólicas, estupefacientes y cumplir con las normas de tráfico, no hay que olvidar, que la información también puede ser un elemento de valía para el conductor. Las estadísticas nos alertan para evitar un incidente trágico.

Precisamente por eso, aquí conoceremos algunos de los tramos más peligrosos de España. Conocerlos, podría incluso salvar la vida de unas cuantas personas en la carretera.

Tramos más peligrosos de España: las salidas de grandes ciudades dan miedo

Como ya es conocido, Madrid, Sevilla y Barcelona tienen los tramos más peligrosos año tras año. La afluencia de vehículos es mayor, pero además, algunos segmentos de carretera tienen estructurales problemas que facilitan la concurrencia de accidentes.

Tramos más peligroso de España puntos negros
Existen vías donde las condiciones de visibilidad o del firme facilitan la concurrencia de accidentes.

En Madrid, la A-1 ha dejado varios eventos desafortunados, sobre todo en el kilómetro 16 que corresponde a Alcobendas. Similar es la salida de Sevilla a partir del inicio de la SE-30. En la provincia de Barcelona también la C-31 figura entre las más peligrosas.

Mencionar únicamente las ciudades, sería obviar una realidad mucho más amplia a nivel nacional. Así lo indica un estudio hecho por la organización de Automovilistas Europeos Asociados (AEA). En el trabajo se evidencian cuáles son los tramos más peligrosos de España.

Según esta investigación estadística, el segmento de carretera más conflictivo de toda España sería el kilómetro 358 de la N-122, justo en la entrada de Valladolid.

Varios tramos de Asturias repiten en la lista

Asturias es una de las comunidades autónomas con mayor afluencia de este tipo de tramos, en los que hemos de tener una especial precaución a la hora de transitarlos. De hecho, allí se encuentra el segundo tramo más peligroso del país: el kilómetro 37 de la N-632.

Esta misma carretera tiene un alto índice de accidentes en su kilómetro 57, así como también en el km 141 de la N-632A., en la que de los kilómetros 60 hasta el 64, prácticamente podrían considerare un único punto negro.

Por otro lado, Valladolid tiene una particularidad importante: son varias las carreteras con tramos comprometedores. Por eso, además de la N-122, destacan tanto la N-601, que une a este municipio con Madrid, como la N-620. Nos referimos a un segmento muy concreto de la llamada “ruta de los portugueses”.

El tramo con más accidentes lo tiene Pontevedra

El tramo con más siniestros de vehículos si contabilizamos cualquier incidente, es el kilómetro 12 de la A-55. Por ello, Pontevedra mantiene el récord nacional negativo con un total de 110 accidentes anuales.

Otra de las provincias problemáticas en el tema víal es Zaragoza. La carretera N-330 es delicada en sus kilómetros 439, 467, 479, 441, 469 y 444. De hecho, los primeros 4 tramos mencionados están entre los 11 más peligrosos del territorio español. Hacemos referencia a una vía que cruza de arriba a abajo buena parte del país.

tramos más peligroso de España carreteras
En puntos muy concretos de algunas vías, el nivel de tráfico influye directamente en las probabilidades de sufrir un accidente.

Además de todo esto, Guadalajara también hace su contribución a la lista teniendo el 7 tramo más complicado, situado en el km 16 de la  N-204. Carreteras de Girona, Lleida, Palencia, León La Rioja y Cuenca completan el top 50 de las más peligrosas para los conductores.

Los datos en materia de siniestralidad nos dan esperanzas

Uno de los mayores riesgos de conducir, es precisamente el de transitar algunos de estos tramos más problemáticos, donde las tendencias empeoran con cada año que pasa y, de donde desprendemos, que ni el nivel de información ni de cautela están siendo los óptimos.

Como punto positivo cabe resaltar que, si tanto la administración como los conductores son conscientes de estos fatídicos escenarios, la solución a muchos de los accidentes pasa por tomar medidas de señalización, mejora de infraestructuras para garantizar la seguridad de las vías, y un mayor nivel de concentración y cuidado al volante.

Especialmente durante las fechas en las que los el número de desplazamientos aumentan de forma considerable, como las vacaciones de Navidad.