Descapotables de 4 plazas

Francisco María García · 17 junio, 2018
Si bien es cierto que en su época gozaron de una gran acogida por parte del mercado, ahora la oferta es algo más limitada, aunque lo bueno es que están presentes en todos los tamaños y rangos de precio

Son tomados como coches deportivos muy lujosos. Si bien los biplaza roadster son los más emblemáticos, prácticamente cada gama de coches de uso particular tiene versiones sin techo. ¿Cuáles son los descapotables de 4 plazas más demandados?

Casi olvidados e incomprendidos

En los orígenes de la industria automotriz, los coches se producían, ‘por omisión’, sin techo. Pese a la llegada de las berlinas y del resto de las carrocerías que convirtieron los habitáculos en espacios cerrados, los descapotables mantuvieron por décadas un lugar privilegiado entre las preferencias de los conductores. Sin embargo, desde la década de 1970, su demanda ha ido progresivamente en descenso.

El primer golpe lo recibieron en Estados Unidos, cuando su seguridad fue duramente cuestionada. Después, progresivamente empezaron a ser tachados como ‘caprichos innecesarios’, parte de los ‘gastos superfluos’ que genera el capitalismo más salvaje.

Aunque lo que realmente marcó el descenso no tanto en el número de unidades vendidas, pero sí en su producción, fue el hecho que en China no se venden. La calidad del aire de las grandes urbes del gigante amarillo hace imposible la circulación a bordo de un coche sin techo. Al carecer de demanda dentro de este mercado, la mayoría de las grandes marcas empezaron a dejarlos de lado.

Descapotables de 4 plazas

Pese a no estar a la moda, un cabrio siempre luce bien. En verano, primavera y otoño, conducir y viajar a bordo de estas máquinas con la brisa fresca como compañera, genera una sensación inigualable. En invierno tampoco es descabellado circular con el cielo como testigo.

Además de los ‘tradicionales’ biplaza deportivos, hay descapotables de 4 plazas de casi todos los tamaños, hasta modelos todoterreno con tracción integral. Esto permite llevar la conducción al aire libre mucho más allá del asfalto. Entre los modelos más destacados de la actualidad automotriz, destacan los siguientes:

Mercedes-Benz Clase E Cabrio

En 1991 se convirtió en el primero de los descapotables de 4 plazas en ser comercializado por la automotriz de Stuttgart. Pese a sus lujos y a un precio digno de esta casa germana, el Mercedes-Benz Clase E Cabrio es perfectamente un coche familiar.

Mercedes-Benz Clase E Cabrio

La última generación cuenta con unos generosos 4,83 metros de longitud, para que todos sus ocupantes viajen con comodidad. Hay variedad de motores de gasolina o diésel, con potencias que van de 193 a 333 CV. El apartado tecnológico es similar al que ocupa la versión sedán.

Opel Cabrio

Montado sobre la misma plataforma del Opel Astra, este descapotable camina prácticamente sin rivales dentro de su sector. Atiende el segmento medio de coches familiares, lo que aleja de rivales considerados premium, como el Mercedes Benz Clase E Cabrio.

Opel Cabrio

El cabrio tiene un techo de lona que le confiere un llamativo aire clásico. Ofrece un amplio maletero de 280 litros de capacidad, además de suficiente espacio interior como para no tener problemas con las rodillas en las plazas traseras. Su motorización ofrece potencias de 140 y 200 CV, destacables para un coche dentro de su categoría.

BMW Serie 6 Convertible

El fabricante alemán con sede en Múnich tiene en el catálogo de coches lujosos varios descapotables de 4 plazas. Uno de ellos es el BMW Serie 6 Convertible.

BMW Serie 6 Convertible

Es el más grande de los coches sin techo de la marca, también el más lujoso. Algunas voces cuestionan su conducción pesada y poco ágil en comparación con sus hermanos pequeños, los Serie 2 y Serie 4. Pero potencia no le falta: 313 CV en la versión más discreta y 450 CV en la de mayor envergadura, con tracción en las cuatro ruedas de manera opcional.

Fiat 500C

Este italiano semidescapotable es el miembro más pequeño de la lista. Mide apenas 3,57 metros de largo. También es el modelo menos costoso de los aquí mencionados.

Fiat 500C

Es un coche de espíritu urbano, ágil para vivir con solvencia dentro del tráfico de cualquier ciudad, así como para estacionarse en cualquier hueco. La potencia de su motor es de 105 CV.

Land Rover Range Rover Evoque Convertible

Este es un todoterreno que, en cuanto a prestaciones y espacio, se ubica en el extremo opuesto del Fiat 500. Con una longitud de 4,63 metros, su aptitud es completamente off road.

Range Rover Evoque cabrio.

Destacan sus espaciosas butacas traseras, con la ventaja de ser las más cómodas dentro de los descapotables de 4 plazas. Sin embargo, dada sus grandes dimensiones, su maletero de 250 litros se antoja escaso.