Impuesto de circulación de un coche clásico

A partir de los 25 años pueden acogerse a la consideración de vehículo histórico, que reciben bonificaciones no solo para esta tasa, sino también para otros pagos como el seguro o la Inspección Técnica de Vehículos (ITV); se trata de unidades que reflejan la evolución de la historia de la sociedad, y hay que promover su conservación

Este tipo de vehículos son un patrimonio histórico. El impuesto de circulación de un coche clásico tiene una bonificación del 100% para vehículos con una antigüedad mínima de 25 años. Sucede así en muchas comunidades autónomas de España.

Consideraciones para los clásicos

En España, los vehículos son propiedades por las que sus dueños están obligados a pagar impuestos al comprarlos y al usarlos. Estas costosas tasas dependerán del municipio donde se haya adquirido el bien. Sin embargo, cuando se trata de coches clásicos, hay algunas consideraciones especiales.

Algunos municipios exceptúan o bonifican el pago del impuesto de circulación de un coche clásico. Pero las discusiones en este tema son permanentes. ¿Se debe cobrar el impuesto de circulación a los coches clásicos?

Coches que cuentan historias

Los argumentos son variados. Por un lado, están los defensores de estos vehículos, que alegan que se trata de patrimonios que cuentan historias. No es lo mismo ver un vehículo en un museo que en la calle, en circulación.

En lo que a la contaminación se refiere, dado el poco kilometraje que tienen permitido recorrer al año, la polución que puedan arrojar en el ambiente es mínima. El costoso mantenimiento que requiere un vehículo con 25 o más años de vida, atenta contra el bolsillo de su propietario.

Coches estilo Roadster

De forma simultánea, cada vez que necesitan reparaciones, aportan al movimiento de la economía. Quienes están a favor de estos vehículos, proponen un mejor uso de impuestos recaudados y no un cobro que difícilmente resolverá problemas en arcas municipales.

El gobierno alega contaminación

En el otro lado están quienes acusan a los coches clásicos de generar una elevada contaminación, debido a sus antiguas mecánicas. También defienden la necesidad de ajustar los ingresos por concepto de impuestos, para mejorar la economía.

Testimonios de una época

Hay una realidad ineludible: los coches históricos o clásicos son una prueba de la evolución de la sociedad.  La del automóvil es una industria en permanente avance y cada modelo es testimonio de una época.

Después de siete años de estudios e informes, en 1995 se aprobó el Reglamento de Vehículos Históricos; establecía un régimen especial para coches con más de 25 años. Tres años después los ayuntamientos fueron facultados para bonificar el 100% del impuesto de circulación de un coche clásico.

¿Qué es un coche histórico?

Son vehículos con por lo menos 25 años de antigüedad, registrados ante Hacienda. Están exonerados del pago de impuestos de circulación y la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) pueden realizarla cada dos a cinco años y no de forma anual, como el resto.

Clásicos: Simca 1000

Estos vehículos, reconocidos como históricos, también tienen importantes descuentos en pólizas de seguros y están exentos de ciertas normas sobre ruidos y control de emisiones contaminantes. En contraposición, solo pueden recorrer un máximo de 5 000 kilómetros al año y deben permanecer guardados en garajes.

La matrícula histórica

Es un proceso largo, pero con beneficios. Si el vehículo tiene más de 25 años, está al día con la ITV y no ha tenido modificaciones importantes, comienza el proceso para ser reconocido como clásico.

En un principio, deben superar la inspección de un laboratorio oficial acreditado por la comunidad autónoma. Sus técnicos determinarán, en base a las características del vehículo, el tiempo entre una ITV y otra. Normalmente es de dos años en adelante.

Bugatti historia de la marca
Bugatti T57.

La inscripción como vehículo histórico se solicita en la consejería de Industria de la comunidad autónoma; el pago de tasas varía en cada región.

Posteriormente, se solicita la ITV y se recibe una tarjeta de inspección técnica. En la Jefatura de Tráfico, con todos los requisitos, se matriculará el coche como vehículo histórico; la cantidad a pagar no supera los 100 euros.

La última decisión en este proceso está relacionada con la matrícula física a usar. La original, con seis números a los que se agregan las letras VH, o la nueva, encabezada con una H.

¿Qué es el impuesto de circulación?

El Impuesto de Circulación es la tasa municipal que pagan los propietarios de un coche o moto. Se cancela anualmente y varía según el municipio. El nombre técnico es Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) y su pago es obligatorio.

Como hemos visto, este impuesto de circulación suele estar exonerado para los coches clásicos e históricos, pues se les considera testigos de la evolución humana y un elemento cultural.

Te puede gustar