Consejos para negociar un coche de segunda mano

· 28 diciembre, 2017
A la hora de comprar un coche de segunda mano, la negociación es un factor clave y por ello, debemos saber como llevarla.

El mundo de los negocios está repleto de una extensa variedad de servicios, permitiendo incluso la posibilidad de negociar un coche de segunda mano.

Sin embargo, para evitar malentendidos y poder realizar la compra exitosamente, es fundamental tener la capacidad de estar al tanto de cualquier factor que pueda mejorar o dificultar el proceso de compra-venta del vehículo.

Para lograr la obtención del coche deseado, se sugiere prestar a atención a los siguientes consejos:

¿Qué hacer antes de negociar un coche de segunda mano?

 Antes de realizar una compra precipitada, es recomendable dar un vistazo a las opciones que se encuentran dentro del presupuesto asignado para la compra del coche.

De esta manera no solo se estará consciente del valor de tasación de cada vehículo dentro del mercado, sino además seremos capaces de comparar los precios con otros coches.

Del mismo modo, se tendrá un mayor conocimiento sobre las características del coche a comprar, evitando así cualquier tipo de fraude por parte del vendedor.

Reconocimiento del coche de segunda mano

A la hora de querer negociar un coche de segunda mano con éxito, es necesario reconocer en primer lugar las características que ofrece el vehículo que desea comprar.

Entre los puntos importantes a reconocer se encuentran:

  • La marca del coche, investigando además la calidad de la misma.
  • El año de fabricación.
  • Tiempo de vida que ha tenido el vehículo.
  • Kilometraje, verificando que no sea demasiado alto.
  • Historia mecánica del coche, de esta manera sabrá los problemas que presenta el vehículo continuamente.
  • Características del motor y cualquier otro dispositivo del mismo, incluyendo la carrocería y el chasis.
  • Estado interior y exterior del coche, incluyendo rajas, neumáticos, tubo de escape, frenos, entre otros.
  • Valor de tasación dentro del mercado.
  • Motivo de venta, evitando aquellas que sean por deterioro o daños irreparables.
  • Documentación legal del vehículo, incluyendo su permiso de circulación, seguro y ficha técnica.
  • Comparación de precios y estados con otros coches de segunda mano.

Para realizar esta inspección, es recomendable encontrarse en un sitio cómodo para ambos negociadores, teniendo además el tiempo necesario para comprobar todos los aspectos del vehículo.

Es importante revisar todos los aspectos del vehículo antes de su adquisición.

Estado del coche en funcionamiento

 Una vez claros los puntos anteriores, para negociar un coche de segunda mano también es importante comprobar el estado del coche cuando se encuentra en funcionamiento antes de comprarlo.

Para realizarlo efectivamente, es indispensable someter al vehículo a distintas situaciones en las que deba intercambiar las velocidades y cambios durante al menos dos horas.

De esta manera, no solo podrá observar las capacidades del vehículo, sino que también se notará cualquier fallo que pueda presentarse tras un largo uso.

 Negociación del coche de segunda mano

En caso de que el coche tenga defectos que puedan perjudicarle a futuro, es posible realizar una negociación para rebajar su precio. Para solicitar esta negociación, se debe tener en cuenta el gasto y tiempo que conllevará la reparación del coche de segunda mano.

De ser así, el vendedor debe estar dispuesto a descontar el precio de los gastos que son requeridos para la reparación, o al menos, una parte de los mismos.

El reconocimiento de todos estos puntos, además de ayudar a tomar la decisión sobre la compra del mismo, también facilitará el proceso de venta, pues se tendrán claros los argumentos requeridos para la negociación.

Finalmente, es necesario realizar un contrato que regule la compra y venta del coche. Este contrato debe especificar cada una de las características del coche, el estado, precio y forma de pago del mismo.

Además, también debe contener la información del vendedor y comprador, siendo importante reflejar la documentación del vehículo, el motivo de la venta y si se ha llegado a algún acuerdo de negociación entre las partes.

negociar un coche de segunda mano
Como siempre, una compra bien analizada suele resultar una compra satisfactoria.

Reparar los fallos que puedan dificultar la venta

 Una vez comprado el coche de segunda mano, es necesario reparar aquellos daños que puedan llegar a dificultar el uso del mismo.

En caso de ser necesaria esta reparación, es obligatorio tener el historial mecánica del coche, para conocer sus revisiones, piezas sustituidas, etc.

Finalmente, es importante obtener una factura detallada sobre los dispositivos reparados realizado por los técnicos mecánicos expertos. De esta manera, además de evitar cualquier tipo de engaños, también se obtendrá un informe detallado sobre el estado actual del vehículo.