Coches que gustan a las mujeres, objetivo de muchas marcas

Alberto Fuentes · 19 julio, 2018
El segmento B y el segmento C, utilitarios y compactos respectivamente, son los modelos más demandados por las féminas; sin embargo, los SUV urbanos comienzan a calar con mayor fuerza entre el género

Coches que gustan a las mujeres

El sector femenino siempre ha tenido más predilección por unos coches que por otros, y hay marcas que buscan ese tipo de características en algunos modelos para afianzar sus ventas. Los coches que gustan a las mujeres cumplen todos una virtud: funcionalidad en vías urbanas.

La mayoría de las ventas a mujeres en los últimos años han sido coches del segmento B y C, modelos utilitarios y compactos que ofrecen esa ergonomía y maniobrabilidad que tanto buscan. Sin embargo, recientemente ha aparecido otro tipo de vehículo que les llama mucho la atención, y no podían ser otros que los SUVs urbanos.

Urbanos favoritos las mujeres

Dentro de los coches que gustan a las mujeres no podían faltar los modelos más vendidos del mercado español, ya que acaparan los tres primeros puestos con el SEAT Ibiza, el Volkswagen Polo y el Dacia Sandero, por este orden.

SEAT Ibiza FR

Las cualidades de este tipo de vehículos hacen que ni hombres ni mujeres se resistan a sus encantos. El SEAT Ibiza es un modelo que resume muy bien las cualidades que busca una mujer: es un coche espacioso, ágil, fácil de aparcar y tiene un nivel de equipamiento tecnológico de primer nivel.

Los coches de este segmento, que normalmente rondan los cuatro metros de longitud, se están acercando a los compactos en lo relativo a espacio interior y maletero, muy parejos. Por poner un ejemplo, un Ibiza tiene 355 litros de maletero y un León cubica 380 litros.

Otros de los coches que gustan a las mujeres son el Renault Clio y el Toyota Yaris. El primero de ellos juega con una baza muy importante, una estética muy cuidada y juvenil, con mucho detalle cromado y una gama de colores muy bien escogida. El Yaris hace lo propio, pero con el concepto japonés, un poco más pequeño y con un manejo exquisito.

Compactos

Uno de los modelos de coche que mejores registros de ventas ha conseguido en los últimos años es el Renault Megane, y lo ha logrado, en parte, gracias a la buena acogida por el género femenino.

Renault Megane 2017: frontal

El éxito del modelo francés es incuestionable, y es algo entendible cuando analizas paso a paso sus cualidades, ya que cumple con nota en casi todos los apartados. Esta última actualización trae consigo una estética mucho más atrevida, algo que encanta a las conductoras. Pero no solo convence por su cara bonita, pues tiene uno de los interiores más tecnológicos del segmento.

Otro de los modelos más exitosos del sector femenino es el Volkswagen Golf. Este alemán es el compacto por excelencia, y utiliza una estrategia de ventas muy diferente a la del francés, ya que mantiene una filosofía muy conservadora y poco arriesgada.

El comprador de un Golf rara vez lo hace principalmente por su estética, sino porque cuenta con un equilibrio general y una calidad de fabricación que te engancha desde que te montas en él. Pocos coches regalan una facilidad de conducción tan conseguida y, para su contenido tamaño, presume de un interior amplio y cómodo.

Esas dimensiones tan compactas y su reducido peso hacen que se mueva por ciudad como pez en el agua, con unos cambios de dirección rápidos y precisos. Pero que su tamaño no te lleve a equivocación: el Golf es un coche ideal para autovía y autopistas.

SUVs urbanos

Como no podía ser de otra manera, las mujeres han sido también promotoras del boom de los SUVs en nuestro mercado, concretamente con los de menor tamaño. Son perfectos para moverse por ciudad, pero con un toque de exclusividad y espacio superiores a los pequeños urbanos.

Renault Captur

El Renault Captur es uno de los preferidos, con un diseño original y desenfadado que ha conquistado a más de una. En realidad se trata de un Clio ‘más alto’, pero el resultado final es mucho más llamativo, y esa altura de más le regala un espacio interior y un maletero superiores.

Otro de los incombustibles del segmento es el Peugeot 2008. Este modelo nacido en 2013 disfruta de un diseño bastante fresco para su veteranía y un interior peculiar por la distribución de sus mandos, con el cuadro de instrumentos por encima de un pequeño volante.

Este es un segmento que promete seguir dando de qué hablar en el mundo del motor e, independientemente de si las ventas provienen del género masculino o femenino, parece una tendencia totalmente imparable.