Coches de Elvis Presley, lo mejor de lo mejor

No solo la música era de interés para este rockero, sino que los automóviles también tenían un importante lugar en su vida; nadie olvidará aquel modelo americano descapotable y de color rosa

Colección de coches de Elvis Presley

El año pasado fue el 40 aniversario de la muerte de uno de los mayores iconos del siglo XX. El que fuera conocido como ‘El Rey del Rock’ pasó a la historia como uno de los cantantes más laureados de todos los tiempos. Pero los coches de Elvis Presley tampoco pasaban desapercibidos.

A pesar de su temprana muerte, en sus 42 años de vida le dio tiempo a hacerse con una colección de coches alucinante, con una destacada predilección por los Cadillacs. Veamos varios de su enorme colección:

Cadillac Fleetwood de 1955

Empezamos por el preferido entre los coches de Elvis Presley, un enorme coche americano que pintó de color rosa y blanco. Fue el modelo más famoso del cantante, con el que tuvo numerosas apariciones públicas. En realidad era un regalo para su madre, pero ella nunca lo condujo.

Cadillac Fleetwood 1955
Cadillac Fleetwood 1955.

Las líneas retro y desenfadadas del Fleetwood cuativaron al cantante y a gran parte de los famosos de la época, lo que lo convirtió en uno de los coches más deseados de mitad de siglo.

El color le sentaba la mar de bien a este Cadillac, y más aún con todos esos detalles cromados que caracterizaban al modelo; si buscas llamar la atención, no hay coche mejor.

Ford Thunderbird Cabrio de 1962

Este precioso descapotable era uno de los deportivos americanos más conocidos de la época. Contaba con una aerodinámica muy conseguida para tratarse de un coche americano de esa época, característica que le dio el nombre de Bullet Bird (coche bala).

Ford Thunderbird Cabrio
Ford Thunderbird Cabrio.

Bajo el capó de este Ford se escondía un enorme motor V8 que le convertía en uno de los modelos más veloces del momento. Seguro que le estrella americana pasó muy buenos ratos a sus mandos.

Cadillac Fleetwood 75 Limousine de 1955

Para las giras de sus conciertos, donde lo principal era viajar con la mayor comodidad posible, este Cadillac era el coche ideal. Poseía un espacio enorme en las plazas traseras y contaba con detalles de lujo propios de un hotel de cinco estrellas.

Entre los coches de Elvis Presley, este fue uno de los más usados, y eso que lo compró de segunda mano. Hace unos años salió a subasta en Estados Unidos y alcanzó los 146 000 €; seguro que su propietario no perderá dinero con una joya que ha sido parte de la vida de el gran Elvis Presley.

Mercedes-Benz 600

Para sus largos viajes entre concierto y concierto eran necesarios varios vehículos, y al rey de reyes le gustaba que su gente viajara lo más confortable posible. Por ello, entre los coches de Elvis Presley, un coche como este Mercedes encajaba a la perfección para realizar la tarea.

Mercedes Benz 600

La exquisita calidad de rodadura de este enorme alemán hacía un poco más llevaderas las horas en carretera, ya que disponía una cantidad de lujos que cuesta encontrar hoy día en un automóvil.

BMW 507

De este exclusivo modelo alemán solo se fabricaron 254 unidades entre 1956 y 1960, por lo que el precio actual de reventa es estratosférico. Lo adquirió justo al terminar su servicio militar en Alemania y fue en capricho que se dio después de pasar por el uniforme verde.

BMW 507
BMW 507.

La división de vehículos históricos de BMW lo restauró por completo para mantener todo su esplendor, pero no fue una tarea sencilla, ya que hubo piezas que tuvieron que ser reconstruidas de forma artesanal.

Como curiosidad, no se trata de un 507 cualquiera, sino que fue el expuesto en el Salón de Frankfurt en su presentación y pasó después por los salones de Londres y Bélgica.

Cuando llegó a Estados Unidos, Elvis lo pintó de color rojo para disimular los mensajes que sus fans le dejaban en la chapa del vehículo con pintalabios.

Pero este BMW no lo compró nuevo, ya que pasó por las manos de un piloto de la marca, con el que compitió y ganó varias carreras. El uso del vehículo era considerable y Elvis le cambió el motor y la caja de cambios.

Originalmente, contaba con un motor Ford V8 de 150 CV de potencia, pero cuando fue restaurado lo sustituyeron por un V8 de la firma Chevrolet.

Te puede gustar