5 errores que debes evitar al irte de viaje

· 11 abril, 2018
A todos nos encanta viajar y descubrir nuevos lugares, olvidar la rutina y desconectar, pero no viene mal conocer unos cuantos consejos que nos ayuden disfrutar por completo de la experiencia

Vacaciones, eventos y reuniones, escapadas, cumpleaños, fechas festivas… Todo tiempo libre puede generar la oportunidad perfecta de viajar, relajar y conocer nuevos lugares. No obstante, la euforia por irte de viaje puede llevarte a cometer algunos errores que perjudican tu presupuesto o tu tranquilidad.

A continuación, te enseñamos los 5 errores más frecuentes durante los viajes y cómo evitarlos:

1 Aventurarse es bueno, pero no planificar puede ser costoso

Los mejores navegadores del mercado, calidad.
Los mapas de carretera han pasado a mejor vida, ya que resultan incómodos, desactualizados y dificultan la orientación frente a los navegadores.

Aunque a muchos les guste embarcarse en nuevas aventuras, la falta de planificación suele resultar muy costosa durante un viaje. No son pocos los viajeros que vuelven arrepentidos por haber gastado más de la cuenta, y no saber cómo cumplir con estos compromisos de pago.

La cautela debida no significa que no podamos viajar si no tenemos muchos ahorros o no ganamos un sueldo soñado. Simplemente requiere un trabajo de adecuación entre nuestro presupuesto, nuestras expectativas y el destino de nuestro viaje.

Hay muchos destinos que pueden ser conocidos y disfrutados de forma económica, siempre que controlemos nuestro impulso de salir gastando por gastar.

Otro tipo de lugares deben ser reservados para aquellos momentos en que disponemos de un mayor presupuesto.  En muchos casos, conocer bien el cambio de monedas extranjeras nos puede ayudar a elegir un destino económico.

El mejor consejo para evitar sumar deudas excesivas en el viaje es tomar el tiempo debido para planificar. En primer lugar, hay que analizar el dinero disponible y alinear nuestras expectativas con nuestra realidad. Después, será posible elegir un destino apropiado a cuánto y cómo queremos invertir nuestro presupuesto.

2 Ser inflexible no te servirá al irte de viaje

La flexibilidad nos permite elegir el destino, las fechas y los servicios que nos resulten más cómodos y económicos. Al contrario, si nos encerramos en una meta rígida e inflexible, podemos perder la oportunidad de conocer nuevos lugares bellísimos y disfrutar de excelentes descuentos.

La recomendación es utilizar los comparadores de precios de pasajes aéreos y hoteles. En sus sitios web y aplicaciones, es posible identificar fácilmente las fechas y los destinos más económicos. De esa forma, podemos generar alertas de precios y recibir los mejores descuentos directamente en nuestro e-mail.

3 Viajar en alta temporada = Gastar demás

Esta es una ecuación comprobada en el mundo del turismo: viajar en temporada alta equivale a pagar mucho más caro por todo. Como todo el mercado, el turismo sigue la regla básica de cuanto más grande la demanda, más valor se concede al producto.

Al salir de viaje en las vacaciones de verano o invierno, será prácticamente imposible encontrar tarifas económicas para pasajes, hoteles, paseos, alquileres, etc.

Además, las atracciones, paisajes o sitios de interés del destino probablemente estarán repletos de gente. En algunas fechas, hasta se hace difícil caminar libremente por las calles de algunas ciudades.

Cuando somos padres, es cierto que resulta imposible evitar viajar en altas temporadas por las vacaciones escolares. Pero si podemos elegir cuándo disfrutar de nuestras merecidas vacaciones, lo mejor es viajar en temporada baja: entre los meses de abril y junio, o entre septiembre y noviembre.

4 El transporte público será tu aliado al irte de viaje

El aútobus tiene una media de siniestralidad muy baja

En muchos casos no se utiliza el transporte público durante las vacaciones y termina gastando una pequeña fortuna en taxis o transportes privados. Viajar en metro, autobús o tren nos ayuda a economizar el presupuesto.

Por otro lado, si pretendemos hacer un viaje largo, cruzando muchos países o ciudades, alquilar un coche puede ser una buena opción. Principalmente si viajamos en familia o en grupos de amigos.

5 Conocer las políticas cambiarias te ayudará

Cuando viajamos para países con otras monedas, necesitaremos cambiar divisas y será importante conocer algunos detalles de las políticas cambiarias.

Normativa en el extranjero

Normas de tráfico en otros países de Europa diferentes a las españolas.

Si no estamos atentos, podemos pagar un precio alto por desconocer ciertas normas e impuestos. Por ejemplo: los aeropuertos de muchos países suelen tener la tasa de cambio más desfavorable para los viajeros.

Para evitar este tipo de situaciones no deseadas, es importante evitar cambiar divisas al desembarcar, solo por la comodidad de no haberlo hecho con antelación.

Si sacamos dinero en cajeros automáticos en otros países, suele incluirse una comisión, que varía según el cajero y las políticas del Banco. Lo ideal es evitar hacer muchas extracciones de dinero y preferir utilizar las tarjetas de crédito.

Hay que recordar también la necesidad de no llevar mucho efectivo por las calles; en definitiva, la seguridad es otro aspecto fundamental cuando salimos de vacaciones y viajamos.