Fallas del sistema de refrigeración más frecuentes y cómo repararlas

Desde pérdidas de los líquidos refrigerantes hasta roturas del radiador, son muchas las fallas en el sistema de refrigeración de un auto. Descúbrelas, junto con soluciones y consejos para prevenirlas.
Fallas del sistema de refrigeración más frecuentes y cómo repararlas

Escrito por Luisina Sosa

Última actualización: 13 mayo, 2024

El motor de un auto genera mucho calor. Para mantenerlo a una temperatura adecuada para su funcionamiento está el sistema de refrigeración. Pero, cuando hay fallas, puede ocasionar serios problemas.

En un sistema por agua, el líquido refrigerante es impulsado por una bomba mediante mangueras hasta el radiador, donde un ventilador baja la temperatura. En un sistema por aire, el calor fluye por el cilindro y el aire regresa a través de sus aletas para disiparlo.

Además de evitar un sobrecalentamiento, este sistema permite que el motor caliente más rápido y mantenga una temperatura constante. Es esencial que funcione correctamente. A continuación, indicamos las principales fallas del sistema de refrigeración y cómo solucionarlas.

Principales fallas del sistema de refrigeración y su solución

Son variados los problemas del sistema de refrigeración, por la cantidad de componentes que participan. En seguida, indicaremos los principales y cómo resolverlos.

Problemas del termostato

El termostato controla la temperatura del refrigerante al permitir o bloquear el flujo de líquidos. Si falla, podría sobrecalentar el motor o no alcanzar nunca el calor necesario.

Para verificar su funcionamiento, lea información sobre el termostato del coche. Puede haber cambios en las mediciones de temperatura del tablero, fugas de líquido refrigerante o ruidos como golpeteos.

¿Cómo solucionarlo?

Observe si permite el paso de fluidos hacia el radiador. En caso contario, como regula la temperatura del motor, es probable que deba reemplazarse.



Fuga del líquido refrigerante o anticongelante

El líquido refrigerante evita la ebullición, la corrosión o congelación del motor. En casos de temperaturas muy bajas, suele indicarse una mezcla de anticongelante y agua destilada.

Las fugas pueden ocurrir por una manguera pinchada, un defecto del recipiente que lo contiene o el radiador, o la rotura de una junta. Como estos sistemas no pueden funcionar sin líquido, el motor se sobrecalentaría con consecuencias graves.

¿Cómo solucionarlo?

Fallas en el líquido del sistema de refrigeración
Revise el nivel de líquidos con el motor frío y ajuste bien la tapa.

Si bajó el líquido, hay que determinar de dónde proviene la fuga y, en general, reemplazar la pieza. Si está varado, puede agregar líquido refrigerante para continuar la marcha.

Problemas del ventilador

El ventilador enciende mediante el bulbo de temperatura y ayuda a refrigerar el líquido en el radiador. Si no funciona, no podrá enfriarlo.

En el caso de los ventiladores a correa, la tensión puede ser incorrecta, estar gastada o rota. También, puede haber problemas en la instalación eléctrica o el bulbo.

¿Cómo solucionarlo?

Si no funciona, corrobore que los fusibles estén intactos, que el bulbo de temperatura ande y sea el adecuado. Para los ventiladores a correa, debe estar en buen estado con una correcta tensión.

Desperfecto en la bomba de agua

Indicador de temperatura en el tablero.
Si la temperatura sube o el testigo se enciende, apague el auto de inmediato.

La bomba de agua permite que los fluidos circulen. Puede presentar desperfectos internos, como en su turbina, que impiden el funcionamiento. A veces, hace un chillido al averiarse.

¿Cuál es la solución?

En caso de que se rompa, solo resta repararla.

Rotura del radiador

Las aletas del radiador posibilita que el aire ingrese y enfríe los líquidos. Si están obstruidas o sucias, no dejarían circular el aire. También, una piedra o un choque podrían romperlo o generar grietas por las que el líquido escape.

¿Cómo solucionarlo?

Si el daño es leve, podría repararse la zona afectada. En otras ocasiones, debe reemplazarse.



Consejos de prevención y mantenimiento

Para evitar fallas del sistema de refrigeración que ocasionen daños graves, debe realizarse un mantenimiento. Los siguientes puntos son cruciales:

  • Revisar que las mangueras y conexiones estén óptimas.
  • Verificar la suciedad de las paletas del ventilador y limpiarlas.
  • Controlar que no baje el nivel de líquidos ni halla pérdidas frecuentes.
  • Elegir fluidos adecuados (líquido refrigerante, agua destilada o anticongelante).
  • Revisar que no estén demasiado dañadas las aletas del radiador. En los casos con correa, que tengan buen estado y tensión.

Mejor prevenir para evitar fallas del sistema de refrigeración

Las fallas del sistema de refrigeración pueden provocar un sobrecalentamiento del motor y afectarlo de forma grave. Por eso, ante señales de alerta, detenga el auto y llame a un especialista.

Con ciertos recaudos, es menos probable tener estos problemas. Además, siempre es mejor hacer un mantenimiento para evitar gastos innecesarios y daños mayores.