Mantenimiento del coche en casa

· 28 febrero, 2018
Hay ciertos aspectos básicos del automóvil que se pueden revisar y reparar en el domicilio; mientras no se esté ante problemas complejos, no es necesario contar con conocimientos avanzados de mecánica, y es que será suficiente con ganas y algo de maña

Los automóviles son máquinas y como tales demandan cuidados, componentes extras para su funcionamiento y mantenimiento. Claro que esto no implica que por cada operación debamos dirigirnos al servicio técnico más cercano. De hecho, es posible hacer parte del mantenimiento del coche en casa.

Algunos cuidados son bastante simples y solo requieren de conocimientos básicos y una pequeña dedicación de nuestra parte. Claro que no podremos reparar una avería compleja en el motor o en el sistema eléctrico, pero no todo es tan complicado. Es factible convertirnos en los primeros reparadores de nuestro propio coche.

Mantenimiento del coche básico: verificando los líquidos del coche

Se sabe que un automóvil necesita agua, aceite para el motor, líquido para los frenos, etc. Conocer este tipo de indicadores no es tan complicado y podemos verificarlos, y así tendremos nuestra maquina al día; podríamos llamar a estas labores ‘mantenimiento preventivo’.

En los vehículos actuales, el líquido refrigerante del motor se revisa cada seis meses más o menos. Aunque el panel de mando nos ofrece un indicador digital, también tenemos a disposición un medidor de mínimos y máximos.

Solo debemos buscar el recipiente del refrigerante, el cual es de plástico y con tapa que suele ser de color azul y negro. Con el motor apagado verificamos y completamos la cantidad indicada si hace falta. Es importante utilizar el mismo tipo de anticongelante al rellenar, de lo contrario podríamos generar una avería.

Medir aceite al coche

El aceite del motor también puede medirse mediante la varilla que viene incorporada a dicho componente; con el motor en frío, la sacamos y limpiamos.

Estando limpia la varilla, la volvemos a introducir y procedemos a comprobar hasta qué nivel esta se humedece con el aceite. Este instrumento tiene marcas que indican el nivel máximo y mínimo para mantener una óptima lubricación.

Si hace falta rellenar este líquido, debemos poner uno específico para el motor. Si el color del mismo es muy negro, debe ser cambiado en el taller o servicio técnico.

Revisar la presión de los neumáticos

Observar si nuestros neumáticos tienen la presión adecuada será clave para conservar la vida útil de los mismos. Para ello, podemos comprar un medidor de presión o dirigirnos a la gasolinera más cercana. Allí tienen bombas de aire con manómetro, el cual será útil para hacer la medición.

Presión de los neumáticos

Si los neumáticos están excesivamente llenos o vacíos, se crean las condiciones para su desgaste en determinadas áreas. Por eso, siempre debemos revisar cual es el nivel apropiado según el fabricante, el cual aparece en el manual del coche.

Es recomendable revisar este documento, la presión recomendada en el manual, y no guiarnos por los indicadores establecidos por la compañía comercializadora de las ruedas o por otros indicadores.

Mantenimiento del coche en casa: Otras cosas que se pueden hacer

Medir los líquidos y la presión de los neumáticos no es lo único que podemos hacer con nuestras propias manos. Por ejemplo, cambiar el filtro del aire es algo que no requiere de la experiencia de un mecánico; para ello, solo se busca la caja en donde se encuentra este complemento y se reemplaza la pieza vieja por una nueva.

Cada cuanto cambiar el filtro de aire

De igual manera, podemos cambiar un fusible eléctrico dañado del equipo de sonido o las ventanas eléctricas si podemos identificarlo fácilmente. Otras labores que podríamos aprender sin mucho esfuerzo consisten en el cambio de bombillas y bujías, aunque pare ello debamos ver algún tutorial.

El dispositivo de recordatorio de mantenimiento

El verdadero problema al encargarnos de nuestro automóvil será el indicador de intervalos de mantenimiento. Más allá de que hagamos las verificaciones pertinentes, la utilización de este dispositivo es muy útil para detectar averías y necesidades urgentes de mantenimiento.

Para lograr este análisis, se debe acceder hasta la conexión OBD de diagnosis, conectarlo a un ordenador y subir un software especial. En los servicios técnicos los tienen y mediante ellos se coordina la activación del dispositivo.

Si estuviésemos la capacidad de contar con este dispositivo, tendríamos más opciones de resolver muchos problemas ejerciendo el mantenimiento del coche en casa.