9 claves para evitar el sueño al conducir

· 16 abril, 2018
Poner en práctica algunos consejos para evitar que nos entre el cansancio al volante, puede salvar la vida a muchas personas, incluidos nosotros, ya que la fatiga es uno de los riesgos más peligrosos en carretera

El sueño es algo que puede resultar inevitable a la hora de conducir. No obstante, cuando lo sentimos, hay que detenerse y descansar sin dudarlo, aun si esto hiciera que llegáramos tarde a nuestro destino. Después de todo, lo importante es llegar, ¿no? Queremos darte unos consejos prácticos para evitar el sueño al conducir. 

Evitar el sueño al conducir, ¿cómo?

Solo con seguir unos simples consejos, tu conducción puede ser más segura pues podrás evitar el sueño al conducir. Estos son algunos:

Evita conducir a las horas en las que sueles dormir

Parece obvio, ¿verdad? Pues esto es más importante de lo que crees ya que el cuerpo se acostumbra a ciertos horarios. Por ejemplo, si tienes las costumbre de dormir una siesta entre las tres y las cinco, aunque solo sea de media hora, es muy probable que si conduces en esas horas te dé sueño.

Lo mismo sucede de noche, aun si has descansado suficiente durante el día. De hecho, por muy fresco que te sientas, una vez que pasan las dos de la madrugada hay muchas posibilidades de quedarse dormido.

Usa gafas de sol

Chico joven conduciendo con gafas de sol.

El sol y la luminosidad pueden ser la causa de somnolencia durante el día. Usar gafas que reduzcan estas, y además beber suficiente agua, zumos y tés que nos refresquen e hidraten, nos mantendrá despiertos por más tiempo.

No uses la calefacción

Un ambiente demasiado caldeado y agradable a la hora de conducir puede propiciar el sueño. Si sientes que la calefacción ya está cumpliendo con este papel, pon el aire acondicionado para despertar.

Si además tienes agua en el coche, un poco en el cuello también te será de ayuda.

Canta

Poner la música en volumen alto y cantar te ayudará a distraerte del sueño. Te mantendrá despierto, y además te divertirás. ¡Pon un poco de música en tu vida!

Bebe café

El café o las bebidas energéticas son ideales para darte un aporte extra de energía que te mantenga activo y evite que te duermas. Eso sí, recuerda que deberás tener un habitáculo expreso para ellas que te permitan cogerlas y dejarlas sin desviar la vista de la carretera.

Aunque no tengas sueño para

Si habla os de viajes largos, existe lo que se conoce como la regla del dos. Esto significa hacer un alto cada 200 kilómetros o cada dos horas, descansar 15 minutos y estirar las piernas.

No conduzcas después del trabajo

No hablamos de volver a casa, sino de hacer un viaje más largo, aunque tan solo sea de un par de horas justo después de trabajar, cuando el cuerpo está agotado.

Esto haría que te sintieras fatigado y que el sueño intentara dominarte. Hay circunstancias que se pueden evitar, y seguro que esta es una de ellas.

Pide compañía

La compañía es buena para evitar el cansancio.

Si no tienes mas remedio que conducir estando cansado, pide a alguien que te acompañe y que te hable y te ayude a estar despierto. También debería ser una persona que pueda conducir y con el que intercambiar papeles. Entre dos todo es más fácil.

Haz una parada

Si has intentado todo  aun así sientes que el sueño te vence, no esperes, no lo pienses, ¡detente! A veces una siesta de unos quince o veinte minutos y un poco de agua fría en la cara después te pueden hacer sentir como nuevo.

Si después de esto te sigues sintiendo fatigado, toma algo que te ayude o incluso sigue durmiendo, pero por favor, no arriesgues tu vida.

Recuerda que un segundo puede cambiarlo todo. De hecho, se estima que un conductor en condiciones normales tarda un segundo en reaccionar, mientras que si estás fatigado, podrías tardar el doble. Un segundo, solo eso, se llevaría tu vida o la de otras personas. Haz todo lo que puedas por evitar que esto suceda.