¿Dormir en el coche es legal?

Ello dependerá de dónde y cómo estacionemos el vehículo; si no se respetan determinadas normas de tráfico podemos ser multados, de ahí que sea fundamental cerciorarse de lo que dice la normativa y preguntar a un agente en caso de tener dudas

Aunque nuestro coche es una propiedad, existen una gran variedad de normas que se aplican sobre la estancia y uso del mismo. Si lo pensamos bien, hay muchas cosas que pueden suponer una multa cuando conducimos. Pero… ¿Entre todas las cosas que no podemos hacer está dormir en el coche?

Esta pregunta adquiere sentido en tanto que la normativa de tráfico abarca muchas realidades al conducir y aparcar. Y fuera de las responsabilidades del conductor existen otras leyes que entran en consideración. El resultado: espacios para la malinterpretación y el vacío legal, cuestiones algo comunes en España.

Legalmente… ¿Podemos dormir en el coche?

El hecho de dormir en el coche no contraviene ningún artículo de la Ley de Tráfico. Aparcar es legal siempre que se haga en un sitio autorizado, o en el que al menos no haya restricciones. Y por supuesto, en nada afecta aquello que esté dentro del automóvil, bien sea un objeto o nosotros mismos.

Si pensamos con lógica, una de las recomendaciones más repetidas para evitar accidentes viales es el descanso del conductor. La Dirección General de Tráfico (DGT) aconseja a los conductores a parar para dormir en viajes largos y recorridos nocturnos. Y claro que no hay problema en hacerlo si nos salimos convenientemente de la vía.

Ahora bien, no basta con decir que sí podemos dormir en el coche. A decir verdad, este dilema normativo es más complejo y requiere de un análisis más serio; el problema no es la siesta dentro del automóvil, sino el cómo y dónde la hacemos.

Dormir en vehíchulos

La diferencia entre aparcar y acampar

En este sentido, aparcar nuestro coche y dormitar en él no es ilegal, pero acampar con el sí. Por eso debemos saber la diferencia entre dejar el automóvil aparcado, o acampado. Los escritos jurídicos explican muy bien la diferencia entre ambas acciones.

Aparcar implica estacionar el vehículo ocupando su perímetro, con las ventanillas y maletero cerrados. En este caso, no podremos colocar otros elementos alrededor del coche y el mismo debe descansar sobre sus ruedas. Además, el aparcamiento implica la ausencia de ruidos y derramamiento de líquidos.

Por el contrario, la acción de acampar implica el mantenimiento de puertas y maleteros abiertos. La existencia de música, ruido de maquinaria, botes de líquidos o el levantamiento de una fogata son propias de esta acción. Por supuesto, dormir en estas condiciones sí podría generar una sanción.

¿Cuáles son las sanciones por acampar?

Todo depende de lo que hagamos. Por ejemplo, abrir el maletero para cocinar podría enfrentarnos una multa de hasta 5 000 €; esto ocurrirá si prendemos fuego en espacios protegidos y otras zonas no permitidas.

También pueden generarse sanciones al acampar en lugares regulados por la Ley de Costas. Esta información es importante sobre todo para las personas que realizan largos recorridos y necesitan descansar. En todo caso, el problema no es dormir sino las formas en que hacemos la parada.

Acampar en el coche

Otro aspecto a tener en cuenta es la legislación de cada Comunidad Autónoma. Aunque existe una normativa general de la DGT, cada Comunidad regula aspectos concretos de la materia, como los cuidados de espacios protegidos, zonas de acampada, etc.

Es preciso planificar nuestros viajes en función de la zona a la que vayamos. Puestos a acampar, se pueden producir diferencias en las sanciones, espacios protegidos y normativas.

¿Qué dice la DGT sobre dormir en el coche?

La DGT ha dejado muy clara su postura y los parámetros normativos a seguir en estos casos. Para esta institución lo indispensable es que el coche sea aparcado correctamente por su conductor. Respetar las señalizaciones y marcas que delimitan las zonas de estacionamiento es vital para ello.

Por todo ello, y como la DGT  ha dejado claro, no es relevante el hecho de que sus ocupantes se encuentren en el interior. Tampoco importa el límite de tiempo que permanezcamos estacionados; incluso podemos incluir sacos de dormir para lograr mayor comodidad dentro del vehículo.

Quizás la única salvedad está en algunos parques nacionales puntuales. Por eso debemos leer las normativas y, si vemos una prohibición, lo correcto es estacionar el automóvil en un lugar próximo, pero diferente.

Incluso si tenemos alguna duda podemos preguntarles a los oficiales de la Guardia Civil más cercanos. Estos están en la obligación de aclararnos aspectos normativos prioritarios y también podrán recomendar un sitio para aparcar. Los descansos preventivos evitan los riesgos de accidentes.

Te puede gustar