Consejos para conducir de noche

Es obvio que durante la noche la visibilidad, tanto nuestra como del resto de conductores que estén en la carretera, se ve reducida sustancialmente, pero este no es el único peligro

Aunque seas un buen conductor los peligros se intensifican cuando anochece pues la luminosidad es menor y otros muchos factores influyen en que la dificultad sea mayor en los trayectos nocturnos. Para evitar peligros y viajar seguro vamos a darte unos consejos para conducir de noche.

Por qué es más peligroso conducir de noche

¿Sabías que la mayor parte de los accidentes de tráfico tienen lugar por la noche? Esto sucede por varios motivos. Te explicamos cuáles.

Visibilidad

De noche la visibilidad es menor, aun cuando las luces de nuestro vehículo o de los que estén en la misma carretera tengan buena iluminación. Hay carreteras con menos luz que intensifican este problema, y aun cuando esto no sea así en otras, lo cierto es que no se ve igual de noche que de día.

Otro factor que influye en la visibilidad es que hay conductores que ‘olvidan’ quitar las luces largas y pueden cegarnos provocando un accidente, o como poco dificultando nuestra conducción.

Faros adaptativos tecnología luces
El tráfico nocturno puede llegara a cegarnos temporalmente.

Quizá hayas elegido viajar de noche pensando en que es un momento en el que hay menos tráfico, pero, no seguramente no eres el único que has hecho este razonamiento y es posible que, pese a que haya menos coches que de día, el número de camiones sea mayor.

Fatiga

La fatiga ataca mucho más fácilmente de noche, especialmente si el viaje es largo y no has descansado bien durante el día. La somnolencia puede aparecer y podrías dormirte sin darte cuenta. Esto pondría en peligro tu vida.

Velocidad

Hay carreteras en las que en ocasiones no hay mucho tráfico, excusa que muchos toman para subir la velocidad, lo que te invita a tener más precaución de la debida.

Estos son algunos aspectos a tener en cuenta por los que debes ser aún más precavido al conducir de noche.

Consejos para conducir de noche

Vistos los peligros que encierra conducir de noche, es necesario extremar precauciones. Sigue estos consejos y vela por tu seguridad y por la de los que viajan contigo.

Reduce la velocidad

Consejos para conducir de noche.

 

Cuando moderas la velocidad es mucho más fácil poder reaccionar a los imprevistos. Recuerda que la reducida visibilidad puede impedirte ver una zanja, un animal que se cruza o un coche que se incorpora.

Mantener una velocidad apropiada te ayudará a evitar caer en estos peligros u que te veas envuelto en un accidente.

No te distraigas

Si una distracción, por pequeña que sea te puede costar la vida de día, de noche, las posibilidades se triplican. Olvida el teléfono y sintoniza la emisora de radio que quieras antes de arrancar. Solo concéntrate en la carretera y en conducir.

Mantén la distancia de seguridad

Una mayor parte de los accidentes de tráfico tienen que ver con choques traseros en los vehículos. Especialmente de noche cuando la visibilidad es menor, esto es más fácil que suceda. Si mantienes una distancia de seguridad considerable podrás evitar accidentes y viajarás más seguro sabiendo que tendrás bastante tiempo para reaccionar en caso de que algo suceda.

Verifica tus luces

Las luces de tu coche serán el 50% de la conducción de noche, ya que estos son los que te permitirás aumentar la visibilidad. Antes de viajar de noche verifica que la altura y la intensidad es la correcta.

No te duermas

Medicamentos en la conducción: DGT

Sí, ya sabemos que el sueño es incontrolable. Por eso mismo, no pienses que podrás dominarlo. Ante el más mínimo signo de somnolencia, para el coche y echa una cabezada o toma un café, mójate la cabeza o lo que creas que pueda ayudarte.

No arriesgues tu vida por no seguir unos consejos fáciles que te ayudarán a velar por tu seguridad y la de los tuyos.

Categorías: Seguridad Etiquetas:
Te puede gustar