¿Quieres sacarle el máximo partido a tu híbrido?

· 1 agosto, 2018
Por muy bien que sepamos conducir, ya sabemos que no es lo mismo conducir uno de estos coches que uno convencional; ¿quieres saber cómo sacarle el máximo partido a tu híbrido?

Ya hace unos años que aparecieron los híbridos y debemos reconocer que están resultando muy eficientes, tanto al conducirlos como al cuidar el medio ambiente. Pese al escepticismo inicial, este tipo de vehículos se ha ido haciendo más popular con el paso de los años.

¿Se puede ‘controlar’ un híbrido?

Ya sabemos que en todos los coches convencionales tenemos una guía de consejos que además han ido extendiéndose por todos los rincones y que ya todos conocemos como no acelerarlo en frío, acelerar de forma suave, cambiar de marcha sin revolucionar demasiado y otros muchos.

El problema llega cuando hablamos de los híbridos, que son coches automáticos en los que parece imposible seguir estos consejos. Esto no tiene por qué ser así, pues debemos recordar que un híbrido consta de un motor normal, y de otro eléctrico, y es precisamente a este al que debemos saber sacarle partido.

Coches híbridos más vendidos en España, como el Toyota RAV4.
Toyota RAV4.

Los motores eléctricos constan de una transmisión CVT que tiene diversas velocidades y que de manera automática las cambia sin llegar a revolucionar mucho el motor, lo cual no aporta al vehículo una ‘conducción alegre’ pero sí una vida larga. Aun en momentos de aceleración fuerte el motor se revoluciona pero mucho menos que uno convencional.

Cómo sacarle el máximo partido a tu híbrido

Está claro que aquellos que comprar un híbrido, lo hacen por su preocupación por el medio ambiente y por ahorrar en su consumo, pero en esto último, si no sabemos sacar el máximo partido tanto del motor de combustión como del eléctrico, no tiene mucho sentido.

Pues bien, queremos darte una serie de consejos para que pongas en marcha y se dispare la eficiencia de tu híbrido.

Conoce los modos de conducción

Aunque los híbridos funcionan básicamente como un coche automático, debes saber cuáles son sus modos de conducción y cuándo usarlos. Por ejemplo, cuando arranques el coche, de manera automática se activará el normal que es que puedes usar para casi todo.

El modo ‘EV’ es para activar el modo eléctrico que será excelente para conducir en ciudad pues reducirás enormemente el consumo. El modo ‘ECO’ te ayuda a reducir al máximo el consumo de combustible, aunque ralentizará funciones como la aceleración o la climatización.

Y por último está el modo ‘Power’ el cual dota de un ‘poder’ de aceleración extra al coche, el cual te será muy útil si necesitas adelantar o circular por caminos difíciles o empinados.

Coches híbridos más vendidos en España.

Ahorra energía

Seguro que si antes tenías un coche convencional, cuando bajabas una pendiente ponías el coche en punto muerto y levantabas el pie del acelerador con el fin de ahorrar combustible. Todos lo hemos hecho.

Pues bien, cuando levantas el pie del acelerador en un híbrido, no solo ahorras combustible sino que estás generando energía que irá directa a las baterías y que te permitiría circular más tiempo después con él.

Usa el modo ‘ECO’ en ciudad

Si tu híbrido no es enchufable, conducir en modo eléctrico por la ciudad podría ser más complicado, pues se haría a velocidad muy reducida o en un trayecto muy corto. Lo mejor para ahorrar combustible en estos trayectos es usar el modo ‘ECO’ que prioriza el ahorro de combustible y a la vez genera energía eléctrica que podrás usar más tarde.

Aprovecha la información del coche

Al igual que en un coche convencional miramos la aguja del combustible, en un híbrido podemos obtener información sobre la energía acumulada y gastada.Usa estos datos para una conducción más eficiente y con menos consumo.

Claro, no hablamos de que te despistes en la carretera, pero podrás saber en todo momento si el coche se mueve por combustión o por energía, qué movimientos has hechos que dan energía al coche y cuáles debes evitar para consumir más de lo debido.

Si sigues estos consejos y conoces bien tu coche podrás sacarle el máximo partido a tu híbrido, porque no es tan difícil, solo hay que acostumbrarse a una nueva forma de conducir.