Qué averías puede tener el aire acondicionado del coche

· 31 julio, 2018
El hecho de no utilizar el aire acondicionado del coche durante el invierno puede provocar que el compresor deje de funcionar

El aire acondicionado no nos funciona, y en seguida pensamos: “no pasa nada, esto es del gas”. Rellenar de gas el aire acondicionado del coche no es muy caro y suele ser la avería más común, pero, ¿sabes que hay otras averías que puede tener el aire acondicionado del coche?

Las averías que sufre elaire acondicionado del coche

Cuando se acerca el verano, el aire acondicionado del coche es algo a lo que no estamos dispuestos a prescindir. No importa que se haya estropeado en el peor momento del mes, pues buscaremos por todos los medios de arreglarlo.

Como dijimos antes, la falta de gas es la avería más común, y dependiendo de dónde vivamos, rellenar el circuito puede costar entre 40 y 90 euros, lo cual es un precio mínimo a pagar con tal de conducir fresquitos.

Pero, ¿y si al llegar al taller nos dicen que la avería no es esa sino otra? ¿Cuál podría ser?

Una fuga

Además de faltar el gas, podría ser que hubiera una fuga en el circuito. En el mismo taller que te hayan cargado el gas se harán cargo de asegurarse de que no haya ninguna fuga.

Si hubiera alguna, se puede dar el caso de que sea suficiente con repararla o podría ser necesario cambiar alguna de las mangueras del circuito, lo cual te saldría por un buen pellizco.

Avería

Si el aire acondicionado del coche no funciona, y no se debe a una falta de gas, es probable que alguna de las piezas del sistema no funcione correctamente. Cambiar una de estas piezas puede costar bastante dinero.

Averías del aire acondicionado

Las piezas que ponen en marcha un sistema de aire acondicionado del coche son: compresor, condensador, tanque receptor y válvula de expansión.

El compresor por ejemplo, podría dañarse si en invierno no usamos para nada el aire acondicionado del coche. Estar demasiado tiempo parado puede obstruirlo y hacer necesario su reemplazo.

Filtro

Es posible que al encender el aire todo parezca normal, pero te das cuenta de que el aire no llega hasta el habitáculo. Pues bien, una de las causas podría ser que el filtro esté obstruido. Cuando conducimos, el polvo, las hojas y los insectos son ‘atraídos’ por el viento, y el filtro podría estar saturado de todo esto.

Lo mejor es cambiarlo cada cierto tiempo, pues su coste no es muy elevado y te ahorrará problemas.

Mal olor

Si al poner el aire acondicionado del coche, este desprende un mal olor, puede estar causado por la humedad que se acumula en los conductos y que con el tiempo puede producir hongos.

Aunque esto no suele ser un problema si usamos de vez en cuando la calefacción, no hacerlo nos llevará a la necesidad de que hagan una limpieza exhaustiva de los conductos del aire, lo cual no es barato. Si no se hace, ese olor genera alergias a los ocupantes del vehículo  e incluso problemas respiratorios.

Cómo cuidar el aire acondicionado del coche para evitar averías

Dicen que hombre previsor, vale por dos. Pues bien, en lo que se refiere al mantenimiento del coche, esta frase aplica cien por cien. Si cuidas el aire acondicionado del coche durante todo el año, es menos probable que surjan averías más tarde.

Cuidados del aire acondicionado en un coche.

Esto es lo que puedes hacer:

Haz una revisión

Cuando termine el verano, lleva el coche al taller y pide que te hagan una revisión en el sistema de aire para saber que todo está bien. Si hay algún problema o desperfecto, quizá la falta de gas, arréglalo, y así el año que viene lo tendrás a punto cuando te sorprenda el calor.

Úsalo todo el año

Aunque en invierno no apetece poner el aire, puedes usarlo usando su temperatura más elevada. Poner la calefacción permitirá que el sistema funcione, los fluidos continúen activos y, además, eliminará la humedad que se haya podido acumular.

No te olvides del aire acondicionado del coche porque el verano se haya ido. Si lo cuidas, te durará muchos años.