Volvo 360c. visión de futuro

Francisco María García · 22 diciembre, 2018
Imagina solo sentarte en tu coche y, mientras disfrutas de un café, estudias o trabajas en su habitáculo, te lleva a tu destino sin problemas. Este es el futuro que propone Volvo con su idea de vehículo autónomo, el futuro es ahora.

El nivel 5 de la conducción autónoma está en camino. Cuando los coches alcancen este peldaño, el mundo será otro. El Volvo 360c.  visión de futuro, es la respuesta que trae la histórica automotriz sueca a la pregunta ¿cómo será la vida en el planeta cuando los coches se manejen solos?

Se trata de un Concept car del que apenas se conocen algunos detalles. Los suficientes como para asumir que si este modelo se llega a producir en serie, no solo la manera en que la humanidad se ha relacionado con los autos cambiará sustancialmente. Los seres humanos serán otros.

planta volvo 360c prototipo

¿Ciencia Ficción?

El 3 de julio de 1985 se estrenó el filme Regreso al Futuro. En la escena final, los protagonistas deben viajar en el tiempo al año 2015. Su misión: ‘arreglar ciertas cosas’ para que el mundo no colapse. Pero más allá del argumento, el punto clave está en un coche, supuestamente perteneciente a la segunda década del siglo XXI.

Sin embargo, en la vida real, esta fecha del calendario ya quedó atrás. Parece que los vehículos ‘futuristas’ siguen sin poder despegar el vuelo; aunque marchan a toda velocidad hacia la automatización total. Será el momento en que ninguno de los tripulantes tendrá que preocuparse por pisar el freno o girar el volante.

¿Quién ganará?

Por supuesto que para las casas automotoras desarrollar el primer coche 100% autónomo es una carrera que todas quieren ganar. En este sentido, el Volvo 360c. visión de futuro es mucho más que un boceto.

Es lo que esperan desde la compañía fundada en Gotemburgo en 1927, todo esto ocurrirá no solo con los autos. Va mucho más allá de la manera en cómo las personas se trasladarán de un punto a otro. El cambió será a todo nivel.

Volvo 360c

Volvo 360c. Visión de futuro: autónomo y ecológico

No podía ser de otra forma. Este modelo será un coche 100% libre de emisiones contaminantes, completamente eléctrico.
Su nombre lo toma de los ya tradicionales sistemas de visión de 360°. Esto es, un conjunto de cámaras dispuestas alrededor de los coches que permite a los conductores tener dominio visual de todo lo que pase en las cercanías del auto, en cualquier dirección.

Pero lo realmente llamativo de esta apuesta de Volvo, es que todo podrá hacerse dentro del habitáculo. En resumen: casi todo, menos conducir. No dispondrá de volante, ni palanca de cambios, ni de pedales para acelerar y frenar. Solo butacas dispuestas en doble o triple fila.

También se podrá transformar en una sala de reuniones o en una habitación (para dormir inclusive). Un área para juegos interactivos o una oficina. Para esta última opción, las posibilidades pasan por tener conexión Wifi y pantallas para videoconferencias.

La seguridad primero

Según han hecho saber los responsables del desarrollo del Volvo 360c. visión de futuro, el énfasis actual está en desarrollar protocolos de seguridad eficientes. Proponen un ‘lenguaje’ universal que hablen todos los coches, sin importar la marca. Por ello, los ingenieros de la compañía trabajan actualmente en un grupo de ‘códigos lingüísticos’, basado en sonidos, colores y movimientos exteriores.

Además de ofrecer seguridad, con este sistema se aspira que los atascos disminuyan sustancialmente. Serán los automóviles, después de un intercambio de información, los que erigirán las mejores rutas para llegar hasta el destino trazado.

Calidad de vida. Tiempo de calidad

medio perfil volvo 360c prototipo

En Volvo están seguros de que una vez este coche ruede por las calles, los viajes cambiarán sustancialmente. Aseguran que los desplazamientos aéreos para destinos que estén en un radio de hasta 500 kilómetros ya no serán tan atractivos. Lo mismo que tomar el tren o un autobús para trasladarse entre ciudades vecinas.

A día de hoy, la principal razón para tomar estos medios de transporte antes que utilizar el auto propio, es para no conducir. Pero como esto ya no será necesario, el Volvo 360c. visión de futuro se transformará en la opción evidente.
Estas innovaciones permitirán que el tiempo que demoren los recorridos sea aprovechado de la mejor manera. Leyendo, estudiando, en una reunión de negocios o poniéndose al día con el acontecer noticioso.

De esta forma, se puede disfrutar del viaje descansando, durmiendo o jugando en familia. Todo sin tener que pasar por un mostrador de aeropuerto o haciendo filas de abordaje. ¿Cuándo llegará el futuro? Solo el tiempo lo dirá.