Volkswagen T-Roc Cabrio, un C-SUV a cielo descubierto

Enrique Canivell · 28 agosto, 2019
El Volkswagen T-Roc Cabrio es un concepto diferente, práctico y divertido, y es que no tiene precio un descapotable compacto donde caben familia y equipaje

Para algunos será una aberración. Para otros un alternativa práctica y versátil a la par que divertida. Y es que cuando no se puede tener de todo en el garaje de casa, de vez en cuando aparece un coche como el Volkswagen T-Roc Cabrio, que combina la habitabilidad de un SUV con el disfrute de un descapotable que encima goza de dimensiones compactas. 

Es decir, que sirve ‘para todo’ o casi. Porque la marca alemana no ha desvelado todavía si habrá versiones de este cabrio con tracción total, como en el prestacional Volkswagen T-Roc R o en variantes más modestas del Volkswagen T-Roc estándar.

En cualquier caso, la firma de Worlbsurgo hace una apuesta arriesgada en un segmento que ya trató de conquistar en su día el Range Rover Evoque sin demasiado éxito, porque la versión Convertible estuvo a la venta durante tres años, y es que hace poco menos de un año se dejó de comercializar. Si bien es cierto que estaba por encima de los 50 000 euros en sus variantes más accesibles, algo que seguro que no ayudó.

El Volkswagen T-Roc Cabrio puede equipar llantas de 17 o 19 pulgadas, así como el equipamiento R-Line, con paragolpes específicos, asientos y tren de rodaje deportivos.

Trasera del Volkswagen T-Roc Cabrio
Trasera del Volkswagen T-Roc Cabrio.

Así, el Grupo Volkswagen trata de relanzar los vehículos descapotables de cuatro plazas, en declive en cuanto a ventas en los últimos años. Muestra de ello es que entre las marcas de la clase media del gigante alemán ya no se comercializan ni el Volkswagen Beetle Cabrio ni la versión descapotable del Audi A3.

El techo del Volkswagen T-Roc Cabrio

El techo del Volkswagen T-Roc Cabrio es de lona y lo mejor es que se abre tocando un botón en solo 9 segundos a velocidades de hasta 30 km/h. Es ideal para el entorno urbano, ya que no tendremos que detener el coche casi por completo para descapotarlo, algo que sí ocurre en otros modelos.

La capota está compuesta por varillas, un forro interior y un acolchado tapizado por toda la superficie exterior. Pero lo que destaca es que está atornillada mediante barras de retención de tela, de manera que la lona no se infla a altas velocidades y, así, no se resiente tanto a nivel de aerodinámica y aislamiento acústico.

Interior y maletero con espacio suficiente

Los ocupantes del Volkswagen T-Roc Cabrio viajarán a unos 60 centímetros del suelo. Si bien solo tiene dos puertas, el hecho de estar elevado ayudará a la hora de entrar y salir del vehículo, sobre todo si está descapotado.

Interior del Volkswagen T-Roc Cabrio
Interior del Volkswagen T-Roc Cabrio.

Una vez dentro, la calidad percibida de los materiales es buena, aunque por el salpicadero y los paneles de las puertas haya plástico. En cualquier caso, la atención se fijará en gran medida en el apartado tecnológico, pues de manera opcional podrá equipar una instrumentación digital de 11,7 pulgadas y un sistema de infoentretenimiento con pantalla de hasta 8,0 pulgadas.

Asimismo, cuenta con elementos de seguridad en caso de vuelco, algo crítico en un modelo descapotable. El marco del parabrisas está reforzado y lleva un sistema reversible y extensible detrás de los asientos posteriores, que se eleva en décimas de segundo al sobrepasar cierta aceleración transversal o al inclinarse en exceso. A ello se suman ayudas en seguridad activa como la frenada de emergencia en ciudad y el sistema de aviso de salida de carril.

Cabe señalar que cuenta con unos aprovechables 284 litros de maletero en unos contenidos 4,27 metros de longitud, así que solo es un centímetro más largo que un Volkswagen Golfque lo cierto es que, a pesar del aumento de dimensiones de los vehículos del segmento C, se mantiene en un tamaño que no nos lo pondrá difícil a la hora de buscar aparcamiento en línea en la ciudad.

Maletero del Volkswagen T-Roc Cabrio
Maletero del Volkswagen T-Roc Cabrio.

Si no resultase suficiente el maletero, se puede optar a un enganche de remolque.

Motores de gasolina para el Volkswagen T-Roc Cabrio

La oferta de propulsores del Volkswagen T-Roc Cabrio es bastante limitada, al menos por el momento. Sin opciones diésel, quizás porque el sonido a gasolina sea más agradable cuando circulamos a cielo descubierto, todo queda en manos de dos propulsores turboalimentados:

  • 1.0 de 3 cilindros con 115 CV y 200 Nm, asociado obligatoriamente a una caja manual de 6 velocidades.
  • 1.5 de 4 cilindros con 150 CV y 250 Nm, disponible con un cambio opcional de doble embrague de 7 velocidades.

Nota: la marca no ha facilitado aún los precios del Volkswagen T-Roc Cabrio, si bien se podría estimar un sobrecoste de 3000 a 6000 euros con respecto al modelo estándar que lo situaría en la horquilla de los 26 000 a 29 000 euros. Hasta primavera del 2020 no lo veremos en las calles…