Volkswagen T-Roc: el posible sustituto del Golf

Este SUV, el segmento de moda en el mercado del automóvil, es la apuesta del gigante alemán por los todocaminos compactos; con un aspecto dinámico, trata de ganarse un hueco entre el público más joven, y es que podría acabar desbancando al icono de la marca...

La compañía germana Volkwagen ha lanzado al mercado su nuevo modelo T-Roc. Este vehículo con carrocería todocamino supone una importante apuesta por parte de Volkswagen por los modelos SUV, que tanta difusión han conseguido en los últimos años.

El exterior del T-Roc

El nuevo T-Roc se inspira en el espíritu del famoso Volkswagen Golf, con una plataforma que da lugar a un vehículo compacto por fuera pero amplio por dentro.

La estética de este SUV quiere atraer las miradas de un público joven, por lo que mezcla un diseño dinámico con las proporciones de un compacto. Eso sí, tampoco alcanza el nivel de categoría del BMW X2, la agresividad estética del Lexus NX o la icónica imagen de los Land Rover.

El Volkswagen T-Roc ofrece cinco plazas con una posición bastante elevada. Los asientos delanteros se levantan 572 mm sobre el nivel del suelo, mientras que los traseros llegan a los 618 mm. En cuanto a la longitud, este modelo SUV alcanza los 4 234 mm, con 1 819 mm de anchura y 1 573 mm de altura.

Con estas medidas, el T-Roc, basado en la plataforma MQB, se sitúa por debajo del Tiguan. La gran anchura, en relación a una altura más bien baja, remarca aún más el carácter dinámico del modelo.

Volkswagen T-Roc: trasera
Trasera del Volkswagen T-Roc.

Por otro lado, el diseño frontal es bastante expresivo; presenta faros con tecnología LED, diseñados en una carcasa muy estrecha e integrada dentro de la ancha parrilla delantera. También destaca la banda transversal del parachoques frontal.

El modelo puede adquirirse con pintura bicolor, lo que hace contrastar el color del techo y los retrovisores con el resto del exterior. Además, cuenta con gran cantidad de elementos cromados que remarcan varios perfiles del T-Roc.

La parte trasera se muestra tan llamativa como la delantera, con un enorme portón de acceso al maletero. En su interior hay una generosa capacidad de carga de 445 litros.

El espacioso interior del T-Roc

Como hemos comentado al principio, el diseño del Volkswagen T-Roc destaca por ser compacto por fuera pero amplio por dentro. Además, está muy bien insonorizado y es considerablemente cómodo.

En cuanto a los comandos disponibles para los viajeros, en el T-Roc destaca la digitalización, con un sistema de infoentretenimiento de última generación. La interfaz se muestra a través de una pantalla disponible en varios tamaños, de 6,5 a 8,0 pulgadas.

A medida que el cliente pasa a elegir modelos superiores, estos sistemas se complementan con cada vez más accesorios, como una radio digital, control de voz o un sistema de sonido de ocho canales. Este sistema de audio está proporcionado por la compañía estadounidense Beats, y tiene una potencia sonora de hasta 300 W.

Volkswagen T-Roc: interior
Interior del Volkswagen T-Roc.

Los motores del T-Roc

Hay tres variantes disponibles de gasolina: 1.5 TSI de 115 CV y 150 CV y 2.0 TSI de 190 CV. La versión de menor potencia ofrece tracción delantera y cambio de marchas manual. El modelo intermedio tiene la opción de tracción total y cambio de doble embrague con 7 velocidades.

Finalmente, el tope de gama trae de serie la transmisión DSG de 7 marchas  y el sistema de tracción 4×4 4MOTION. En cuanto a las versiones diésel, Volkswagen ofrece el T-Roc con un motor 2.0 de 150 CV de potencia máxima. Esta opción cuenta con tracción 4MOTION y acabado Sport.

Los acabados y precios del Volkswagen T-Roc

El Volkswagen T-Roc ofrece al mercado tres variantes de acabado. Por un lado está el T-Roc Style, que ofrece una conducción bastante enérgica y un exterior con posibilidades de pinturas muy llamativas.

Por otro lado está el acabado Advance. En esta opción destacan el sistema Front Assist con función de frenada de emergencia, la detección de peatones y el asistente de cambio involuntario de carril.

Finalmente está el acabado Sport, quizá el más ambicioso de todos. En él se incluyen detalles más robustos, pantalla de cristal y varios modos de conducción. Además, cuenta con unas atractivas llantas oscurecidas de 17 pulgadas.

Los precios van desde 23 870 euros para la opción más básica del Advance, que se eleva a los 24 470 euros con los añadidos del Style. En cuanto al acabado de más categoría, el precio experimenta una importante subida, hasta los 35 000 euros.

Con este interesante vehículo, Volkswagen ofrece al mercado de los SUV un atractivo modelo enfocado a un público más joven y aventurero. El T-Roc aporta un equipamiento completo con un aspecto dinámico y llamativo.

Te puede gustar